0 elementos

Siguiendo mi pasión foodie, cuando viajo siempre me organizo una ruta por las pastelerías que elaboran productos tradicionales del lugar, y además añado ruta por bares de vinos que conjuguen cata de vinos con aceites, quesos y embutidos locales. Todo esto forma parte de mi experiencia de viaje.
En Málaga, la gastronomía es protagonista de cualquier experiencia viajera, casi todo es espectacular. Además, siempre intento sólo consumir productos locales.
Tipos de vinos malagueños: Los vinos amparados por la Denominación de Origen Málaga se clasifican en:
– Vinos de licor y entre ellos los vinos dulces naturales
– Vinos naturalmente dulces
Los vinos DO Sierras de Málaga
Más información sobre vinos malagueños, en este link
En este link podéis leer mis propuestas de alojamientos de lujo en la Costa del Sol
En este link podéis leer mi selección de bares de tapas en Málaga
Si lo que buscáis son dulces, mis propuestas en Málaga las encontráis en este link
Y mis propuestas para desayunos top, la encontráis aquí
En este link mis propuestas de museos en Málaga
En este link encontraréis mis fotos de Málaga
Podéis mirar la etiqueta #GraupixMalaga y #GraupixCostaDelSolMalaga en mis redes sociales para más detalles e inspiración.
Y en la capital de la Costa del Sol, como no puede ser de otra manera, también me monté mi ruta -que puede ser completada en futuros viajes-:
Restaurante Matiz: restaurante con enfoque al producto local y una enorme carta de vinos. No os lo podéis perder.
Además dispone de varios espacios, sea para comidas de grupo o sea para una cena romántica.Antigua Casa Guardia: De obligada visita para quien visite Málaga, un lugar más que informal, cero alardes decorativos, es un local sencillo con la barra de punta a punta y donde cuando se entra, se tiene la sensación de pisar un capítulo de historia local. Los malagueños sienten la bodega como un patrimonio propio, y es un auténtico lujo está que la receta de sus vinos no haya variado en 150 años. Existe desde 1840 y vinculada desde principios del siglo XX a la familia Garijo. Sólo vinos locales. Patio de Beatas: mi bar de vinos preferido, por la enorme oferta, por su decoración y porque te asesoran con mucho detalle sobre lo que puedes elegir.
Organizan muchas catas y actividades para promocionar la cultura del vino.
Dispone de diferentes espacios chulísimos entre los que elegir. Y no os perdáis las mesas, son arte: todas diferentes, un lienzo exclusivo para cada comensal.Anyway Wine Bar: como ellos mismos se definen, son un nuevo concepto de lo tradicional. Apuestan por los vinos naturales, ecológicos, biodinámicos, y creen que es un mundo mucho mas interesante, vinos hechos de uva, sin aditivos, sulfitos, filtrados en exceso.
Buen lugar para disfrutar de los vinos y conocer nuevos caldos.Araboka: casa de vinos y comidas. Regentado por la quinta generación de hosteleros, siempre intentando mejorar para apoyar el producto local en gastronomía. Se definen como «el altar de la boca, del sabor, del gusto», y sin duda, merece la pena una visita. Su gerente Antonio Fernández -de la escuela del chef Dani García-, siempre recomienda vinos y es un gran connaisseur.