Me gustan tanto los hoteles que soy capaz de recorrer miles de kilómetros para conocer alguno que sea diferente, sea por su diseño, su historia o su fama. En este caso, no he tenido que recorrer miles de kilómetros, sino que tan sólo he tenido que volar 50 minutos hasta Marsella con Vueling. Mi principal objetivo es disfrutar durante cuatro días del...