0 elementos

La gastronomía es uno de los motivos por los que viajamos, y para mi, el desayuno es la comida más importante del día: me permite combinar dulce y salado sin excusas, disfrutando a tope. Está todo permitido. Y la combinación perfecta con un buen café, un buen té o un jugo saludable.
Málaga está llena de bares, teterías y lugares instagrameables para pedir un desayuno clásico y típico -bocadillos, tejeringos-, o un desayuno hípster -aguacate, bol de açaí, huevos poché-. Todo vale, todo lo que nos guste: tartas caseras, apetecibles smoothies perfectos para instagram, zumos detox de colores, galletas vintage, boles con chia y semillas, surtidos de mermeladas hechas en casa y panes de masa madre recién horneados, o cafés con granos recién tostados. He recopilado  bares y cafés malagueños donde el desayuno es dogma, y además como veréis, el buen café está de moda y eso es todavía mejor:
La Recova: uno de mis preferidos por clásico y delicioso, donde el tiempo parece haberse detenido. Además venden todo lo que se ve, porque es no sólo una antigua casa de comidas clandestina, disfrazada de tienda de artesanía y antigüedades, sinó un lugar al que ir para disfrutar Málaga en sabores. El festival empieza con un desayuno por 2,5€ con una tostada grande de pan de payés con diferentes propuestas caseras para untar: zurrapa de lomo, chicharrones, sobrasada, mermelada de manzana, mermelada de zanahoria y no puede faltar la mantequilla y el tomate triturado con aceite de oliva virgen extra. Todo hecho casero, por ellos, y que además podemos comprar por si nos queremos llevar el sabor genuino de La Recova a casa. El lujo no significa siempre precios desorbitados.Churrería La Malagueña: Churros, porras y bocadillos. Todo rápido y delicioso. En La Malagueña tenéis que probar los tejeringos: es una masa de harina parecida a la de los buñuelos, a la que se da una forma alargada con un aparato especial y se fríe en aceite, parecido a los churros y allí la hacen con masa del día, sus tejeringos consiguen esa esponjosidad y el sabor tan característico de este producto.
Decoración con mármoles y maderas; y el local y su terraza están siempre llenos. Precios populares.Bar El Diamante: Desde 1949 es uno de los bares de referencia de Málaga. Archiconocido por su popular leche con fresas y por sus estupendos bocadillos.Su mobiliario y carteles, son de los 70, estética de la época total.Casa Aranda: otro clásico en el centro de la ciudad, abierto en 1932, es un buen lugar para disfrutar de chocolate y churros.
Aquí se han reunido escritores y periodistas de renombre para arreglar el mundo.
El café se ha apoderado de toda la estrecha calle, y os encantará por su solera y autenticidad.
La Marina: dicen que sirven uno de los mejores cafés, sabrosos zumos y los bocadillitos más jugosos. Diferentes opciones de pitufo como solo con aceite, tomate, jamón serrano, mixto, paté, mantequilla, zurrapa o tortilla de patatas. Y se puede combinar a elección.
No dejéis de probar sus famosas tortas locas malagueñas.Elite Café: con productos ecológicos, como al servicio de productos tradicionales con una cuidada elaboración. Aparte de una gran variedad en la restauración clásica, ofrecen menús ecológicos con productos orgánicos y un cuidado control de las materias hasta su presentación al cliente.
La clave: producto de altísima calidad y todo hecho en casa.– Brunchit: lleva el brunch en su nombre, pero no sólo ofrecen brunch. Sus desayunos son épicos, desde platos creativos realizados con ingredientes naturales. Gofres, French toast, huevos de mil formas y todo acompañados de originales smoothies. Guiño internacional sin descuidar lo local. Espectaculares sus panes horneados allí mismo.Y anotad su popular energy bowl, un bol de yogur, bayas de goji, chía, fruta de temporada, muesli y frutos secos, con zumo de naranja incluido. – Byoko: la comida saludable es su moto, y además ofrecen productos ecológicos y basado en todo lo que está a disposición según temporada. A parte de deliciosas galettes bretonas, sus propuestas para desayunar van en pack: Love Andalucía (el tradicional pitufo acompañado de café o té bio) al Healthy Morning (bol vitamínico, smoothie y café o té) pasando por el Brunch Style (tostada, ensalada de fruta, smoothie o zumo natural y café o té). ¡Os encantará!Noviembre Healthy Food: como bien dice su nombre ofrecen comida pensada para que nos sienta bien: boles de frutas, cereales y semillas, crêpes y bagels. Es un local con encanto con una decoración inspirada en Bali con un aire ibicenco.
Además disponen de carta dedicada a los celíacos. Y secreto: elaboran su propia cerveza artesanal, un plus.– Desal Café: regentado por las dos hermanas de mismo nombre del café, os encantará todo lo que ofrece: ensaladas, huevos, bocadillos de croissant… además encontraréis buen ambiente y una decoración acogedora.Bike Café: sí, es una tienda donde reparan, reciclan y alquilan bicicletas, pero también es una cafetería muy recomendable, nació porque allí se reúnen los aficionados al ciclismo en Málaga. El secreto de su éxito son los productos kilómetro cero, y sus variadas propuestas caseras vegetarianas que van de la limonada a los chorizos veganos o hamburguesas vegetarianas.
Curiosamente disponen de una “bicibatidora” en la entrada y si pedaleáis en ella, podéis tomaros un batido gracias a vuestro esfuerzo.Oculto Café: en este pequeño local son amantes del café y por ello elaboran múltiples opciones de cafés, combinadas con leches, y buen ambiente.
No os perdáis sus donuts veganos, un must.– Mia Coffee Shop: es una cafetería gourmet donde encontraréis cafés de altísima calidad, así como pasteles y bizcochos veganos hechos por ellos, y tartas deliciosas. Los rollos de canela son marca de la casa.– Santa Coffee: es lo más parecido al salón de una casa amigable, con espacios para todos, productos 100% artesanales, y ubicaciones privilegiadas, tanto en el Soho de Málaga, como en el Centro.
Disponen de un microtostador de café de especialidad de diferentes orígenes, compran los mejores granos en verde de cafés del mundo y los tuestan en su establecimiento para ofrecer cada día el sabor fresco de cada grano recién tostado, su aroma e intensidad. Sus bizcochos de elaboración diaria también os convencerán para ir y probarlo todo.