Mi selección chic en San Petersburgo: diseñadores, restaurantes y shopping

Amo San Petersburgo, en el año 2005 realicé una primera y rápida incursión de 24 horas. Es una ciudad con una historia fascinante, arquitectura espectacular y todo muy fácil y muy bien organizado para visitarla. Mi sugerencia es pasear por sus calles con canales y descubrir pequeños cafés o alguna iglesia ortodoxa que no aparece en el mapa.
Viajar a la antigua Leningrado a finales de Junio significa visitarla en temporada alta y poder vivir en directo las white nights, es decir las noches blancas, donde el sol apenas se pone un rato, y la oferta cultural y de conciertos es muy amplia y hasta muy tarde. Visitarla en invierno también tiene su atractivo, acabo de volver, y teníamos entre -2 y 5 grados, y no he pasado nada de frío, pues es un frío seco.
Para ver mis fotos de San Petersburgo linkar aquí

Este último viaje he vuelto a elegir para alojarme el maravilloso Belmond Grand Hotel Europe construído en 1824 y completamente restaurado entre 1989 y 1991, está localizado en pleno centro de San Petersburgo, en Névsky Prospect y Mikhailovskaya Ulitsa. Ocupa toda una manzana. Hospedarse en él debería ser obligatorio para poder sentirse partícipe de la historia de la ciudad, ya que el hotel ha sido testigo de los acontecimientos más importantes y todas las figuras que han jugado un papel, sea en la literatura, sea en la política rusa, se han alojado en él. Y yo he tenido el privilegio de disfrutar de sus suites dos veces.

Para ver mis fotos del Belmond Gran Hotel Europe linkar aquí
Para ver mi vídeo de mi Yacht Imperial Suite en Belmond Gran Hotel Europe linkar aquí
Para ver mi vídeo de mi Malevich Suite en Belmond Grand Hotel Europe linkar aquí

En este último viaje he explorado la escena más chic, desde restaurantes, a galerías de arte y a diseñadores locales. Y es que San Petersburgo está en ebullición y es una metrópolis que os sorprenderá:
- Tatyana Parfionova: esta conocidísima decoradora, diseñadora y artista, tiene su showroom en Névski Prospect. Fue la primera costurera de San Petersburgo en tener su propia casa de moda allá por los años 90 cuando los nuevos rusos rechazaban cualquier moda que llegara no llegara de Milán o París. Esta tienda muestra sus propios diseños y los vende en una boutique que está ubicada en la larguísima avenida Nevsky, justo en el número 51. Aquí puedes ver y comprar diseños Prêt-à-porter llamativos o ver las famosas bufandas color carmesí de Parfionova.  Sus precios que no son asequibles a todos los bolsillos, pero aunque no compres nada, merece la pena entrar en la tienda ya sea solo por ver la maravilla de los diseños de esta diseñadora rusa. Me enamoré completamente de los zapatos estampados, preciosos!

- Ianis Chamalidy: Ropa hecha a mano que cuenta con una refinada costura, suave suavidad y siluetas tentadoras – cada pieza de Ianis Chamalidy da una sensación real de maestría y originalidad. Su estética se construye sobre el minimalismo de las formas, un enfoque magistral a diseños coloristas y una gran variedad de adornos. Todas las colecciones de la marca están unidas por una pasión por la belleza natural, la elegancia estricta y el amor por los materiales no sintéticos. Desde un estilo Chanel a un urban grunge como ellos mismos se definen.
Ianis nació en San Petersburgo en 1976 y a los 17 años presentó su primera colección; y en 1997 abrió su propio atélier en Moscú que atendía a la élite cultural de Rusia; y en seguida se ganó el favor de los periodistas de moda.

- Shinshil.la: Si os gustan las pieles y queréis aprovechar para comprar algo auténtico en Rusia, esta es vuestra tienda: Disponen de diseños preciosos, todo hecho y producido por ellos. Precios a partir de 500€ y sin techo. 

- Tykva Store: Tienda de ropa super cool y muy holgada, algo gótica -mayoritariamente de color negro- y oferta de accesorios. Se ubica en un viejo complejo de edificios Golitsyn Loft en Fontanka 24 reconvertido en Centro cultural y de tiendas de diseñadores y coworking. Os encantará.

Si os gusta el arte moderno y queréis conocer las últimas propuestas rusas, os sugiero estas tres galerías de arte:

- Anna Nova: Abrió sus puertas en 2005 y es una de las principales galerías rusas que trabajan en el campo del arte contemporáneo. La galería representa a artistas de diversas generaciones cuyas prácticas van desde la escultura y la pintura hasta el vídeo, la instalación y la fotografía y que comparten un amplio interés en la exploración de lo conceptual. Con el objetivo de proporcionar una audiencia internacional significativa para sus artistas, la Galería participa regularmente de las ferias de arte contemporáneo ruso, europeo y asiático, como la Feria de arte de Viena, Arco CosmoMoscow, etc.
También ofrece programas educativos, conferencias y debates sobre arte e historia del arte, y sobre los aspectos más importante del mercado del arte.
Me encantó especialmente la tercera planta de la galería donde hay como un apartamento para ver cómo quedan las obras que queremos comprar en paredes.

- KGallery: Situada a la ribera del río Fontanka, KGallery es una de las principales galerías de arte de San Petersburgo, y fue abierta desde 2005. Son obras maestras de artistas como Alexander Benois, Konstantin Korovin, Ivan Shishkin y muchos otros. Aparte de las obras de reconocidos maestros de los siglox XIX y XX, mayoritariamente artistas locales.
Una de las colecciones más importantes que tienen es la de porcelana de los años 1920-30s. con nombres como Chekhonin, Tschekatihina-Pototskaya, Danko, etc. Hoy en día, la porcelana de la agitación es una de las evidencias de un período histórico complejo, que goza de un interés bien merecido en el mercado de las antigüedades.
La galería también tiene un programa educativo activo, incluyendo conferencias regulares de los historiadores de arte prominentes. Además de tratar en la pintura y la escultura del siglo XX, KGallery puede presumir de una magnífica colección de porcelana antigua rusa.

- Solart Gallery: Curiosamente esta galería ocupa el vestíbulo de entrada del Museo de Artes Aplicadas-Stiegliz. La galería de Solart  tiene una de las mejores colecciones de arte contemporáneo en San Petersburgo. Representa pinturas y gráficos hechos por artistas rusos establecidos y jóvenes. Los estilos de las obras pueden variar desde el realismo clásico hasta la vanguardia, pero la calidad de las obras las combina. Ha sido aprobado por los clientes de la galería y el éxito de las exposiciones de Solart.

Mis sugerencias de restaurantes y cafés en San Petersburgo: desde pasteles, a platos vegetarianos a las clásicas recetas rusas como la ensalada rusa (la receta original), los varényky y las sopas típicas rusas como el borsch, schi y solianka.
- Mezzanine Café: en el atrio del Belmond Grand Hotel Europe, con una decoración que parece que estemos en una ciudad de la riviera de la Liguria, encontraremos un lugar discreto, tranquilo y con una oferta de pastelería espectacular (la charlotte de pera es deliciosa!).

- Feromon Lounge: precioso bar-lounge donde se puede fumar shisha y disfrutar de buenos cócteles. 

- Zierburg: Escondido en la parte más alta de Golitsyn Loft, es uno de los cafés más agradables de la ciudad. Muebles elegantes de terciopelo, elementos reciclados, grandes ventanales y un piano. Se paga por horas, y el café y las galletas están incluidos en el precio. Espacio ideal para coworking o para pasar la tarde.

- Caviar Russia: este sofisticado local, combina un caviar bar donde todos los platos tienen este típico producto ruso, con una zona de tienda e incluso una vitrina a modo de pequeño museo. No hay mesas, toda la comida se sirve en la barra. Sí hay un ambiente privado para unas diez peronas para poder disfrutar del lugar con más intimidad. 
Aquí podéis comprar vuestro caviar auténtico.

- Botanika Vegetarian Café: Café encantador, como inspirado en los cafés vieneses y con oferta vegetariana. Perfecto para un almuerzo o merienda.

- Kupetz Eliseevs Food Hall:  es una gran tienda y café, construido en 1902–1903 por los hermanos Elisseeff. Ubicada en el corazón de Nevsky Prospekt, el edificio principal recientemente reformado es espectacular. Fue diseñado por el arquitecto Gavriil Baranovski y es uno de los ejemplos más especaculares de Art Nouveau en San Petersburgo.
Dentro encontramos un café teóricamente encantador -no sería el sitio que yo eligiría, pues hay tantos turistas entrando para ver la tienda, que al final se hace incómodo- y una tienda de delicatessen, especialmente rusas.
Sería otro buen lugar para comprar caviar auténtico.

- Katyusha: un encantador restaurante de comida casera rusa, de precios contenidos. Las camareras van vestidas igual que el papel que decora las paredes, todo de florecitas, y los platos son también así.

- L'Europe: Alta cocina rusa y música en directo, el restaurante de Rusia que lleva más tiempo ofreciendo servicio sin interrupciones. Elegante, sofisticado, sencillamente fabuloso. 
Su plato estrella es el egg in egg, una degustación de tres caviares diferentes encima de huevos trufados. Para llorar. 
Espectacular carta de caviares y vodkas. Famosísimo su brunch de los domingos. Aunque no os alojéis en el Belmond Grand Hotel Europe, no dejéis de ir a L'Europe a disfrutar de la historia en vivo y gastronomía espectacular.

- Azia es el restaurante y bar inspirado en la ciudad de Tokio, doseñados por uno de mis arquitectos preferidos, el japonés Superpotato.
Es una viaje gastronómico por Asia, y yo que la conozco bien, tengo que decir que fue un delicioso placer comer allí, con una interesante fusión de cocina panasiática y de unos cócteles innovadores. 
Por ambiente, comida -auténticos sabores asiáticos- y memorias gustativas de otros viajes. 

Si os gustan las cremas, perfumes y cosméticos, como a mi, y queréis probar algo local, os sugiero:
- Natura Siberica: Siberia es la única región de Rusia donde la vida silvestre ha permanecido intacta durante siglos. Para sobrevivir en tales condiciones climáticas adversas, las hierbas y plantas siberianas sintetizan sustancias activas protectoras y poseen fuertes propiedades antioxidantes. Natura Sibérica utiliza las propiedades beneficiosas de estas hierbas y plantas siberianas para ayudar a conservar la juventud y la belleza de la piel y del cabello. Todas las plantas que se utilizan para la producción, se recolectan a mano. Es la primera marca rusa de cosméticos certificados como ecológicos. 
Allí he comprado mis souvenirs: pasta de dientes "Boche polar" con propiedades blanqueantes y de color negro; y atención que al regresar de mi viaje, me he dado cuenta que hay una tienda de Natura Siberica en Barcelona.

- Mixit: pequeña tienda con spa, y packagings monísimos, su producto estrella es una mascarilla facial de purpurina. La web sólo la tienen en ruso.

- Imperial Porcelain: La Fábrica Imperial de Porcelana, fundada en 1744 en San Petersburgo por Isabel I, la hija del zar Pedro I de Rusia, es la más antigua de Rusia y se trata de una de las pocas empresas que lograron sobrevivir a las guerras y revoluciones rusas. La porcelana artística de la empresa siempre ha sido considerada un regalo muy caro y de lo más refinado a nivel estatal. Según un artículo de la revista Rusa, su fama y reconocimiento se debe a "Dmitri Ivánovich Vinográdov (1720-1758), así es como se llamaba el talentoso científico ruso que, mientras trabajaba en la fábrica imperial de porcelana, desveló el secreto de fabricación del «oro blanco», hasta entonces solo conocido en China. La composición de esta porcelana se acercaba a la porcelana china, y no cedía en calidad a la sajona. Fue precisamente Dmitri Vinográdov quien hizo la primera descripción científica en la historia de la producción de porcelana, cercana a los últimos conceptos de la química de cerámica. Incluso hoy en día, en la fábrica se aplican las tecnologías de producción de porcelana clásica sólida desarrollados ya a mitades del siglo XVIII".
Es una buena elección para una compra sofisticada, de calidad y auténtica.

Y también os quiero proponer dos centros comerciales extremadamente diferentes entre ellos pero muy interesantes ambos:
Gostiny Dvor en el número 35 de Névsky Prospect, anteriormente era una tienda inmensa de 15.000m2 y actualmente está dividida en muchísimas tiendecitas donde podemos encontrar de todo, especialmente caviar, joyas, souvenirs, ropa. Como joyas locales, os recomiendo los diseños de Vladimir Mihailov y si queréis comprar las populares matrioskas, os sugiero la originalidad de Matryoshka Design.

- Golitsyn Loft es un viejo complejo de edificios en Fontanka 24, reconvertido en cluster creativo formado por cinco edificios antiguos -uno es del siglo XVIII. 
Hoy en día en Golitsyn Loft encontramos más de cien tiendas, salas de exposiciones, cafés, barberías, tiendas de tatuajes, galerías, restaurantes y bares, cafeterías, un teatro y hasta un taller de poesía; y en el patio común que comparten foodtrucks con muy buena oferta gastronómica. Es un lugar al que tenéis que ir.

A mi me encantó la tienda de gafas en la planta baja:

o este diminuto café: