Mis imprescindibles en Lyon

Para elegir mis destinos, me guío siempre en los hoteles que quiero conocer, es decir, primero elijo el hotel, y después veo qué puedo visitar ese destino y qué propuestas ofrece. Llevaba sin pisar Lyon once años, y eso es mucho tiempo para una ciudad llena de energía, con múltiples propuestas culturales y con un carácter marcadamente internacional.
Ha sido, en este caso, la apertura en julio de 2019  así como la reciente apertura de la Cité de la Gastronomie, que han hecho que eligiese Lyon como mi destino para cuatro noches. 
En este link podéis ver mis fotos de Lyon
En este link podéis ver mis fotos de la Cité de la Gastronomie
En este link podés leer mi experiencia en InterContinental Lyon - Hôtel-Dieu 
Para ver mis fotos de InterContinental Lyon - Hôtel-Dieu linkad aquí
Podéis consultar mis fotos de #GraupixLyon en este link
Podéis ver mis fotos en el hotel consultando #GraupixICLyon en este link

Mi experiencia ha sido fabulosa y os recomiendo mucho visitar la ciudad.
Otras propuestas para dormir, para presupuestos más ajustados: Mama Shelter, Hotel Silky, Globe et Cécil, Collège Hotel, Hotel Alexandra
La visita al hotel es la excusa perfecta para explorar Lyon y además todo está a tan sólo diez minutos caminando. 
Siempre que llego a una ciudad y la quiero explorar, lo primero que hago es comprar la Lyon City Card para tener acceso a museos, monumentos, transporte público y mucho más. Mi tarjeta de tres días cuesta 40'90€ (24 horas cuesta 22,90€ y 48 horas cuesta 31'90€) precios comprando por la web. Si se compra en los sitios habitalitados para ello, es algo más cara. 

Hay una parte de Lyon que esta vez no he explorado que es la zona de la colina de la Fourvière, pero que es recomiendo, especialmente si es vuestra primera vez y si hace buen tiempo:
Basilique Notre-Dame de Fourvièresímbolo de Lyon construída entre 1872 y 1896 por Pierre Bossan, se alza orgullosamente en la cima de la colina. Al entrar, veréis la riqueza de su decoración interior y la influencia bizantina del oro de sus mosaicos.
- Lugdunum, el Lyon romano fundado en el año 43 aC con su teatro, y su museo 
Jardines del Rosario: en el flanco de la colina, bajo la basílica. Los jardines de 2.5 hectáreas y 1400m de senderos, entre Fourvière y la catedral de Saint Jean. El desarrollo se basa en los restos de los jardines privados originales abandonados. 

Desde esa zona, paseamos por Le vieux Lyon, cerca de la Place Bellecour, donde encontraremos restaurantes encantadores, callejuelas que han conservado el encanto renacentista.
Allí es imprescindible la Rue du Boeuf, donde encontraréis restaurantes con estrella Michelin y boutiques de diseñadores. 
- Museos Gadagne: son dos museos ubicados en el Hôtel Gadagne, un edificio renacentista que fue declarado Monumento Nacional en 1920. En él se ubican el Museo de Historia de Lyon y el Museo de las Marionetas del Mundo. Sólo visité el primero para conocer más la historia de esta fascinante ciudad. Es muy recomendable, la visita está muy bien organizada en un recorrido cronológico por 26 salas.
La entrada cuesta 6€

- Presqu'île es el centro de Lyon, donde pasearéis y pasaréis siempre. Es uno de los lugares más turísticos de la ciudad y está incluido en la lista de lugares que han sido designados como Patrimonio de la Humanidad. Entre el Ródano y el Saona, encontraréis edificios históricos monumentales y veréis los inmuebles del siglo XIX que muestran la opulencia de la burguesía lyonesa de esos años.

- La Croix-Rousse: conocida como "la colina que funciona", a diferencia de Fourvière, "la colina que reza". Hasta hace unos años, es una zona que no sería aconsejable para los turistas, pero la han reformado y ahora es un barrio muy interesante, también porque allí encontramos talleres tradicionales de seda, a tiendas de jóvenes creadores.
La historia de este barrio está profundamente ligada a la industria de la seda. Lyon fue, gracias a ella, la ciudad industrial más importante de Francia durante el siglo XIX. La llegada masiva de los canuts, como se conocía a los trabajadores de los telares -unos 30.000-, hizo que el barrio creciera muy rápido. Los edificios que se construyeron para albergar a los Canuts y a sus familias contaban con grandes ventanales que facilitaban la entrada de luz y techos muy altos para que cupieran los amplios telares. Hay un recorrido para visitar 
Yo sólo tuve tiempo para pasear un poco, pero os propondría visitar el amfiteatro de los tres fgules, o la Maison des Canuts, y mucho más en este link.

- Museo de tejidos y artes decorativas: fui a visitar este museo porque hasta el 8 de Marzo de 2020, tienen una exposición temporal de Yves Saint Laurent y no quería perdérmela.
Igualmente el museo vale mucho la pena visitarlo, no sólo por su propuesta de exposición, sino también por su edificio.
La entrada cuesta 12€

- Museo de las Confluencias: ubicado en un edificio arquitectónicamente perfecto para instagram -obra de los arquitectos austríacos Coop-Himmelblau-.

Abrió sus puertas el 20 de diciembre de 2014. Es perfecto visitarlo con niños, pues es un museo de historia natural y de las sociedades. 

Debe su nombre a que está situado exactamente en la confluencia de los ríos Ródano y Saona. El museo abrió sus puertas el 20 de diciembre 2014; es el heredero del Museo Guimet  cerrado al público desde julio de 2007. Por lo tanto, incluye todas las colecciones.

- Espacio Diego Rivera: no es ningún museo, son sólo dos murales dedicados al artista mexicano Diego Rivera. Está compuesto por tres frescos monumentales que evocan los temas predilectos de Rivera: las civilizaciones azteca y maya, la invasión de Cortés, la explotación por parte de los conquistadores y la revolución agraria y social. 
Lyon fue elegida por la Fundación para acoger este Espacio en agosto de 2006, tras los Encuentros Internacionales de Pintura Mural (organizados en mayo de 2006 en México), en los cuales impresionó el trabajo de los muralistas lioneses de la cooperativa Cité de la Création.
Este fresco (450 m²) fue ideado por la Fundación Diego Rivera y su hija Guadalupe por el 50 aniversario de la muerte del artista. Producido por la Cité de la Création, fue inaugurado el 4 de diciembre de 2007.

- Les Halles de Paul Bocuse: un auténtico mercado gastronómico inmenso, meca para los foodies que visiten Lyon. Sabores y más sabores y propuestas para los más gourmets. 

Excelencia gastronómica de Lyon en un mercado interior único para probar y comprar todo tipo de delicatessen.
Cuando yo lo visité (un domingo medio día) estaba abarrotado de gente.

- Cité de la Gastronomie: sin duda la nueva atracción principal de Lyon, inaugurada el 19 de octubre de 2019, sin duda será lugar de peregrinación para quien ame a Paul Bocuse, y para las famílias que quieran educar a sus hijos en el concepto de la alimentación saludable. 
Situada dentro del macro edificio del Hôtel Dieu, se extiende sobre 4000 m2 y tres pisos alrededor de la majestuosa Dôme des Quatre, con un doble tema: comida y salud.

Colgando de la cúpula hay 13 cucharas, símbolo de los remedios y arte culinario, y si nos fijamos bien, en cada cuchara está impreso el perfil de las personas implicadas en este macroproyecto.
 
En dos pisos, el espacio del museo, que utiliza las últimas tecnologías digitales y sensoriales, ofrece una inmersión en la historia de la gastronomía de Lyon relatada en torno a la monumental cocina de 750 kg de Paul Bocuse, en la que cocinó durante 25 años.

Luego es una incursión en la diversidad de los terruños franceses para descubrir los secretos y la riqueza de los productos, y el rito, del paisaje a la mesa. También es posible crear, en una mesa táctil, los clásicos de la cocina de Lyon, antes de intentar la experiencia en el hogar. Es la zona del Atlas Mundial de la Gastronomía: el recorrido del producto desde el huerto o la granja hasta las mesas del restaurante, pasando por los mercados y las cocinas, todo ello con pantallas interactivas. Igual de interesante e ilustrativa es la zona dedicada al futuro de la gastrononomía, donde se reflexiona sobre tendencias, ecología, sostenibilidad. Realmente muy interesante.

También se reserva un espacio para la historia del Hôtel-Dieu a través de sus innovaciones, pero también los secretos de sus plantas medicinales conservadas en su botica.

Pensada para la educación de los niños e introducirlos en el arte culinario, la segunda planta hay una gran zona infantil, la GastroLudothèque
El último piso, el de cocinar y degustar, es sin duda el que despierta más codicia. Asistimos a la preparación en vivo de productos de temporada en pequeños bocados al gusto.

La entrada cuesta 12€. Hay visitas guiadas cada día a las 11 y a las 14horas (menos los lunes por la mañana)
Allí también encontraréis una tienda muy interesante con libros, productos de delicatessen, derivados y accesorios