Japón me ha gustado mucho como país, pero sobretodo como sociedad, los japoneses son las personas más educadas que he conocido nunca, son amables, dispuestos a ayudar, hablen inglés o no, respetuosos, sonrien a los extranjeros, sólo tengo que buenas palabras.

JAPÓN

Es una ciudad relativamente moderna, ya que su nacimiento se fecha a principios del siglo XIX. El 17 de enero de 1.995, Kobe sufrió uno de los terremotos más devastadores que ha sufrido Japón, produciéndose una gran cantidad de muertos y daños materiales equivalentes a miles de millones de yenes. http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_terremoto_de_Hanshin-Awaji

Su puerto, después del de Yokohama, es uno de los puertos japoneses más importantes. Ya en el siglo XIX Kobe comerciaba por vía mariíima con los principales mercados europeos.

Actualmente Kobe está hermanada con la ciudad de Barcelona. Para más información consultar la web: http://www.feel-kobe.jp/english/

CÓMO LLEGAR

A Kobe voy y vuelvo desde Osaka el mismo dia.

Para ir a Kobe hay muchos trenes, todos partiendo desde la estación de Osaka Umeda. Me pareció que más que un tren, era una conexión de metro o un tren de cercanías con muchas paradas y sólo tardé 30 minutos en llegar a Kobe.

Llego a la estación del centro-Sannomiya y una vez allá me dirijo a la oficina de información y turismo para comprarme un billete del autobús turístico pues me da una buena solución para hacerme una idea de la ciudad y bajar en los puntos que despiertan mi interés.

COSAS A VER

Como que sólo tengo unas horas para ver Kobe decido tomar el bus turístico que cuesta 600¥. Si se va a la informacion turística te entregan unos bonos con los que se obtiene un descuento en el bus turístico de 50¥ y también en otros sitios.

El bus para en todos los sitios de importancia turística. Kobe tiene una parte con ladera en la montaña donde hay una serie de casas... Construida sobre colinas, en Kobe hay innumerables caminos y senderos que serpentean arriba y abajo sobre las estribaciones de Rokko, lo que convierte a la ciudad en un escenario en el que da gusto perderse.

Yo me bajé en la parte del puerto para poder subir hasta lo alto de la Kobe Tower que cuesta 600¥ y tiene magnificas vistas de la bahía y de la ciudad. Me gustó muchísimo y creo que es muy recomendable. http://www.kobe-meriken.or.jp/

También fui a la zona de China Town, pero realmente son unas pocas calles llenas de restaurantes y tiendas chinos. Para quien haya estado en China tiene realmente poco interés

Desde la estación de Kobe fui hasta la parada de Sumiyoshi y allí en taxi hasta la Kikumasamune Sake Museum. En esa zona hay más fábricas-museos de sake ya que parece ser que el barrio de Nada tiene el agua más pura para poder producir sake.

Con el papel de la oficina de turismo regalan un vasito de sake y una prueba gratis

Para volver a Osaka tomo el metro elevado a dos minutos del museo, en la parada de Minami-uozaki hasta la parada de Sumiyoshi donde tomo el tren hasta Osaka-Umeda
http://www.igougo.com/print.aspx?ReviewID=1271175

En suma, Kobe me pareció una ciudad muy agradable pero como ni tuve tiempo de comer ni dormir, no puedo recomendar nada de estos dos temas en concreto. Sí que es cierto que en Kobe se tiene que comer carne de buey de Kobe.

Al buey Tajima se le conoce universalmente como buey de Kobe. Originario de Japón, estos Kuroge Wagyu (res de piel negra), se crian en zonas rurales de Japón. La denominación de Kobe tiene su origen en el puerto de esta conocida ciudad que es desde donde se distribuye esta preciada carne a todos los puntos del planeta. En la actualidad menos de 300 granjas crían el buey de Kobe. Y es que su crianza aunque reporta grandes beneficios es muy complicada, laboriosa y costosa. Todos los días los bueyes reciben un masaje que les ayuda a relajar y conseguir un buen tono muscular. Está estudiado que estos masajes ayudan a que los animales estén mas tranquilos, relajados y satisfechos, lo que redunda en una carne de una mayor calidad que las de animales sometidos a estrés.

La dieta de los bueyes de Kobe incluye sake y cerveza. La cerveza estimula el apetito del buey y estos comen más forraje. Además la cerveza interactua con la grasa del organismo con un resultado excepcional: la carne apenas contiene grasa. La autentificación de la carne de buey de Kobe se basa en el índice de grasa corporal, si está en buenas condiciones no sobrepasa el valor de 6%, lo que a efectos prácticos quiere decir que la grasa en esta carne apenas existe. Otro cuidado que los ganaderos proporcionan a sus bueyes es el “baño de sake“. Cada cierto tiempo y durante varias horas, los Wagyu son lavados con este tradicional licor japonés. La piel limpia y perfumada con sake influye también en la calidad de la carne. Una carne de una textura tan sutil que llega a sugerir al Foie Gras y de un sabor que los especialistas de todo el mundo consideran incomparable.

Precio entre 200€ y 300€ por kilo. Sólo apto para sibaritas con dinero.