Tailandia es un país que ofrece muchos impactos turísticos muy destacados para quien no conoce Asia. Además, la infraestructura turística está muy desarrollada, todo tipo de alojamientos y los servicios son siempre muy altos.

TAILANDIA

Esta bella isla del sureste tailandés está cubierta de plantaciones de cocoteros y rodeada por playas de palmeras, aunque parezca un tópico. Antaño fue la meca aún sin explotar de los mochileros, pero en estos momentos está a punto de convertirse en miembro de pleno derecho del club de los complejos turísticos. El coco sigue siendo en la actualidad el pilar de la economía local.
La isla de Samui está situada en el mar esmeralda del Golfo de Tailandia. Completamente fuera del mundo se considera como el destino ideal para todos aquellos que buscan la paz en un escenario encantador. Hasta 1.970 Samui no era más que una enorme plantación de cocoteros, ahora el turismo es el mayor recurso de la isla.
El encanto de Samui es un conjunto de diferentes sensaciones: cuando el sol se pone sobre el esplendor de las blanquísimas y solitarias playas, cuando los ojos exploran los colores delicados de los cercados de jazmín en contraste con el verde profundo de los bosques de nueces de coco, cuando te sumerges en las cristalinas aguas y descubres maravillosas rocas de coral.
Cómo llegarVuelo desde Krabi a Samui con Bangkok Airways. El vuelo tarda 50 minutos y pagué 2.430THB por el billete. Comprado online.
Dónde dormir & comerEntre los más lujosos de la isla: Four Seasons Resort: El aeropuerto de Koh Samui es lo que yo describiría como un pequeño y simpático aeropuerto: sus salas de espera están en casitas con el techo típico tailandés, sin cristales ni puertas. La zona de check in y la de llegadas también carecen de aire acondicionado por lo mismo, por estar al aire libre. A mi llegada tomé un taxi que me trasladó hasta el Resort de Four Seasons. Llegaba con el convencimiento que mi estancia sería memorable pues soy seguidora de @FSThailand y @FSKohSamui en Twitter y por referencias del mundo de la hotelería de lujo mundial. En unos quince minutos llegué a la entrada del Resort, una entrada más bien pequeña y discreta, flanqueada por una gran puerta. Personal sonriente me recibió. No parecía absolutamente la entrada de un Resort referencia mundial, pero enseguida que me abrieron la puerta pude ver el pequeño hall de recepción que está a lo alto de una colina con vistas espectaculares de las aguas turquesas de Koh Samui. Durante el check in me ofrecieron una bebida helada de lychi. Eso era la discreta entrada a mi viaje al paraíso durante 3 días.

El coche eléctrico me llevó a mi villa, sí digo villa porque es una casa con piscina infinita y propia de 15 metros, habitación muy generosa y baño de decoración clásica tailandesa, con los colores del mar, azul suave y madera de teca. Techos altísimos y una elegancia exquisita. Todas las villas están situadas en la ladera de la colina y todas ofrecen vistas al mar. Unos 100 metros cuadrados en total.

El Resort está rodeado por un ingente y exótico jardín, 856 cocoteros fueron preservados en la construcción del Resort. Pasear por sus caminitos y ahorrarse el coche eléctrico es un ejercicio recomendado. Me encantó. Un ejército de jardineros cuida que todo esté impecable para el disfrute de los huéspedes. 60 villas, todas ellas con piscina y 13 residencias permanentes preciosas conforman el Resort. Un restaurante tailandés el Lan Tania con guiños a la cocina italiana me deleitó una cena memorable, no perderse la ensalada de papaya y gambas picante y su sopa agridulce de mariscos. A pie de playa con oferta internacional, el restaurante informal Pla Pla donde degusté una barbacoa de mariscos impresionante. Muchos de los productos, como los pescados, mariscos y verduras son de proveedores locales. Intentan abastecerse de kilómetro cero lo máximo posible.
Quiero destacar la labor del jefe pastelero por los deliciosos panes y su variedad, así como pasta, madalenas, brioches, etc. en el desayuno. Tuve el honor de conocer el nuevo chef ejecutivo, el catalán Alex Garés que tan sólo llevaba tres meses en el Resort y que está empezando a aplicar su excelente visión ya demostrada en una experimentada carrera: Alex lideró la apertura del restaurante Lasarte en Barcelona y después estuvo tres años en un hotel de lujo en las Maldivas. Juventud y experiencia para Four Seasons.

Su spa es conocidísimo y ha recibido varios premios mundiales, tan sólo cinco villas, todas ellas situadas en un tranquila área del Resort, prácticamente escondido en un camino flanqueado por arboles bambús, palmeras y cocoteros y la sensación de entrar en un mundo aparte. Las villas con parte externa de ducha, relax y jacuzzi son preciosas. Su masaje estrella son los rituales de la luna, Moon’s rituals en los que se aplican masajes o depilaciones según las fases lunares. Tuve la suerte de poder mimarme con un masaje con varias técnicas tailandesas ancestrales, aplicando las compresas de hierbas calientes y con masaje por zonas.

El Resort consta también de una librería con una gran oferta de películas, música y libros. De un Kids for All Seasons, la zona de entretenimiento para niños con programa diario pensado sólo para los más pequeños. Un gimnasio con vistas espectaculares y una sala en la playa para practicar yoga a las 8 de la mañana. Así empecé yo mis días en el Resort Four Seasons, ejercitando mi cuerpo y mente enfrente de la playa. Y lo que muchos huéspedes buscan: una playa prácticamente privada, con su piscina infinita, sus palmeras y su agua azul turquesa. Los simpáticos empleados, traen helados de coco o chocolate a los que están en las tumbonas. Ideal para el relax.  Después de haber visitado varios hoteles de cinco estrellas en Koh Samui afirmo que el Resort Four Seasons es por sus villas, vistas, servicio y gastronomía el mejor Resort de Samui. Sin duda intentaré volver, dos días me supo a muy poco.
Mis fotos del Four Season Koh Samui linkar aquí

Anantara Bophut (Samui Island, Surat Thani 84320, Tel.0066 7742 8300, bophutsamui@anantara.com) Es un excelente hotel enfrente la playa con una gran piscina. El edificio principal con 126 habitaciones rodea la piscina y la vegetación y jardines están presentes en todas partes. Todas sus habitaciones tienen vistas a la piscina y al mar con un balcón con un cómodo sillón para perderse en su puesta de sol.

El hotel tiene 4 villas novísimas en las que el lujo se hace realidad, a primera línea de mar, piscina propia y son realmente divinas. Un must para los honeymooners que quieran pasar una estancia inolvidable. El hotel, cuenta con uno de los spas más bonitos que he visto: parece que se entre en un jardín misterioso, un bosque encantado con puertas gigantes de madera antigua y pintada en tonos rosados y púrpura. Piedras centenarias Quedé encantada.

Quiero destacar especialmente el restaurante Full Moon, en el que con protagonismo de la cocina italiana, el diseño está presente en sus platos y en la modernidad de sus recetas. Es un restaurante al aire libre en el cual disfruté mucho. El hotel está además situado en una zona con mucho ambientes, rodeado de restaurantes, centros de masaje, lavanderías
Mis fotos de Anantara Bophut  linkar aquí

Anantara Lawana (92/1 Moo 2, Tambon Bophut, Amphur Koh Samui, Surat Thani 84320, Tel. 0066 7796 0333, lawanasamui@anantara.com). Abierto en Noviembre de 2.009 y situado a seis kilómetros del aeropuerto de Koh Samui, es un resort con 122 habitaciones, todas muy bonitas de decoración sencillas y duchas exteriores, ofrece pequeños baggies para moverte por el resort. Un original restaurante colgado en lo alto de las ramas de los árboles el Tree Top, realmente muy recomendable y experiencia única. El hotel ofrece una enorme piscina infinita al borde del mar, así como un restaurante informal delicioso Ocean kiss. El spa es una zona de relax con masajes muy recomendables.
Mis fotos de Anantara Lawana linkar aquí

Six Senses (9/10 Moo 5, Baan Plai Laem, Bophut, Koh Samui, Suratthani 84320, Tel. 0066 77 245 678, reservations-samui@sixsenses.com). Es sin duda uno de los mejores hoteles de Koh Samui emplazado en el norte de la isla y ocupando 20 hectáreas, tiene 66 villas todas ellas con vistas al mar. Son cabañas de madera, dos plantas, totalmente ecológicas y piscina privada. El perfecto destino para perderse una temporada. Cuenta con una inmensa piscina infinita con vistas al mar, y un spa de los más premiados del mundo. Así mismo, uno de los restaurantes más famosos de Samui: Dining on the Rocks.

Este restaurante suspendido en unas terrazas de teka sobre el mar ha sido ganado merecidamente su reputación ofreciendo nueva gastronomía asiática contemplando las espectaculares vistas del golfo de Siam. Una cocina de los sentidos, totalmente reinterpretada por el chef Nickolas Bovine, desde sencillos ingredientes combinados para deconstruir una receta a un bocadillo de atún en su lata o un hot dog a la tailandesa. Recetas curiosas, deliciosas y básicas en su concepto pero diferentes en su estructura.
Mis fotos de Six Senses Koh Samui linkar aquí

Otros hoteles recomendables son Fair House Yo no lo he visitado pero tengo muy buenas referencias.
Qué verLas playas de Samui son fantásticas. Las más pintorescas y vivas son Lamai y Chaweng, en la costa este de la isla. Cada una de estas dos playas son autosuficientes con restaurantes, oficinas de cambio, bancos, bares, deporte y mucho más. Quien, sin embargo, busca tranquilidad podrá encontrarla a lo largo de las playas en el sur y oeste, verdaderas joyas de belleza natural. En el centro de la isla se pueden visitar las cascadas de Namnuang y el Parque de las Mariposas de Samui.
Una de las atracciones principales en Samui es el Big Buddha sentado, de 15 metros de altura fue construido en 1.972 para rendir respeto a Buda. Está situado en la costa norte. Su visita es gratuita y es visible desde muchos quilómetros. Alrededor se han ubicado restaurantes y tiendas de souvenirs. Se encuentra en la ruta 4171 cerca del aeropuerto.
El Fisherman’s village está situado en Bophut, es el sitio mejor conservado de la isla con antiguas tiendas chinas construidas de madera y muy bien conservadas entre edificios modernos. Hay tiendas de souvenirs y restaurantes.
Otros destinos cercanos a Ko Samui, son las islas Ko Pha-ngan, Ko Tao, Ko Nang Yuan y el Parque Nacional Marino de Ang Thong, de aproximadamente cuarenta pequeñas islas con acantilados de caliza, playas de arena blanca y vegetación. Perfectas para playas blancas y aguas turquesas. Yo no pude ir por falta de tiempo y porque el día que quería ir las aguas estaban demasiado movidas como para tomar un barco.

En Koh Pangan unas amigas durmieron en Salad Buri Resort & Spa, un magnífico hotel que parece casi de cinco estrellas, aunque evidentemente los servicios no son de cinco estrellas. Tiene las habitaciones y villas repartidas por la montaña por lo que se tiene que contar con empinados caminos para llegar y escaleras irregulares. Tiene incluso playa propia. Precio por unos 60€.

Koh Tao, la isla más virgen del Golfo de Tailandia, en la que se puede realizar trepidantes sesiones de buceo y admirar la espectacular fauna marina de sus aguas turquesas. Vale realmente la visita los islotes Ko Nang Yan unidos por una estrecha banda de arena que proporciona una playa a cada lado. Los islotes son una reserva natural protegida por su abundante coral blanco y fauna marina. No se permite nadar en sus aguas con aletas, ni consumir bebida y comida en las playas. Puedes alojarte en estos islotes, solamente en el complejo hotelero oficial de la reserva.
Ko Pha-ngan y sus excelentes playas de arena blanca, con resorts ubicados estratégicamente. Isla conocida por la famosa Full Moon Party (playa zona sur este), aunque las mejores playas se encuentran en la costa noroeste, donde existe una reserva natural protegida, Ko Ma, lugar ideal para descubrir haciendo snorkeling y recomendado para que los niños se inicien en estas aguas y descubrir nuevas especies de peces y flora marina. Es muy habitual encontrar hoteles con cabañitas que se suceden a lo largo de las playas.