Singapur es una isla situada en el sur de Malasia y la puerta de entrada perfecta para empezar a explorar este fascinante continente

SINGAPUR

Singapur es una isla situada en el sur de Malasia y la puerta de entrada perfecta para empezar a explorar este fascinante continente. Singapur consigue ofrece lo mejor de Asia al mismo tiempo que mantiene rasgos occidentales que dan tanto comodidad como seguridad a muchos viajeros sobre todo a los no iniciados en Asia, a los que quieren conocer esa región del globo pero que tienen miedo de enfrentarse a dificultades de comunicación, alimentación y transporte. La mezcla perfecta de Occidente y Oriente en un ambiente acogedor y con sensación que todo funciona a la pefección.
Singapur no es un país grande, la ciudad se podría recorrer a pie -walkable city- si no fuera por el calor y humedad que está presente todo el año. Respecto al alojamiento, lo dividiría en cuatro zonas: Marina -espectacular y la más cara-, China Town, con sus múltiples hoteles boutique, de diseño y seguramente donde encontraremos los mejores precios, Orchard Road, la gran avenida arbolada llena de centros comerciales y tiendas para todos los gustos, y para finalizar la Isla de Sentosa donde acostumbran a ir los singapurenses el fin de semana, y donde todo está pensado y concebido para el ocio y entretenimiento.
La mezcla perfecta de comunidades de chinos, indios y malayos, además de muchísimos expats - extranjeros que viven y trabajan en la ciudad-estado- , Singapur ofrece la posibilidad de entrar en contacto con una enorme diversidad étnica y cultural. Poder pasar la mañana en un barrio hindú, la tarde en un barrio de fuerte influencia musulmana y la noche en otro donde se mantienen las raíces chinas, todo sin dejar de hablar inglés, más fácil imposible. Lo mismo pasa con la gastronomía que es parte importante del paisaje de la ciudad: podemos comer cualquier plato de orígen asiático, sobre todo platos chinos, hindús o malayos, hasta restaurantes occidentales con estrella Michelin. Comer en la calle es una opción culinaria muy buena, no sólo barata, sinó altamente recomendable. Es el país más seguro del mundo, se puede pasear a cualquier hora sin problemas ni sorpresas indeseadas. Es, seguramente, uno de los países más limpios del mundo, comer en el metro está multado, no se venden chicles y así podríamos seguir. Curiosidad: Little India conserva su caos y sus aromas dentro de un orden y de una pulcritud únicas.
En Singapur todo es limpio, todo está ordenado, todo está como tiene que ser. Hay normas (y multas) para todo -cuidado con los chicles o con comer en el metro-. No es el típico país del sudeste asiático, sino que es la perfección de la convivencia entre culturas y sorprende por lo vibrante y la fluidez existente entre los 5 millones de habitantes.
El inglés está muy extendido, todo el mundo se comunica en inglés por lo tanto no pasa como en otros países vecinos que la comunicación pasa de ser un reto a ser un problema. Es un aeropuerto práctico y efectivo, como todo Singapur.
Visitar la ciudad-estado nos introducirá en el exotismo de Asia pero conservando unso toques occidentales, que mezclados con su reciente historia y edificios coloniales, y su moderno centro de negocios, hacen de Singapur un destino ideal para visitar.
Si es vuestra primera vez, yo aconsejaría pasar mínimo tres noches en la ciudad, se os quedará corto pero os dará una idea de lo que ofrece. Además, los foodies anotad que es el centro gastronómico en Asia -junto con Hong Kong- por lo que la oferta desde samosas en Little India o nooddles en China Town, a restaurantes estrellados de alta gastronomía. Propuestas sobretodo asiáticas (gastronomía india, china o malaya). Incluso podremos disfrutar de gambas de Palamós en el recientemente abierto Catalunya Restaurant.
Los precios de Singapur son más baratos que en Barcelona pero no mucho más baratos. Es una ciudad muy moderna que conserva edificios y barrios como el China Town y el Little Indía.

Curio​sidades:

- Hay muchas acciones que se pueden considerar normales y que en Singapur están penalizadas, leer este artículo para saber más
- Existen cuatro lenguas oficiales: Inglés, Chino, Malayo y Tamil.
- Tienen sólo un 2% de desempleo
- Los enchufes son de tres clavijas planas, si venimos de España necesitaremos adaptadores para enchufar nuestros utensilios. En los hoteles de lujo acostumbran a disponer además de enchufes de dos agujeros redondos.