Malasia es el resultado de su historia de invasiones y dominaciones extranjeras y esto se refleja en una sociedad multiracial: Es un país donde es difícil encontrar precisamente, gente que enseguida podemos identificar como malayos, lo que encontramos al llegar a Malasia es una gran mezcla de razas: indios, àrabes, tailandeses, indonesios, chinos...

MALASIA - SINGAPUR

MALASIA
Verano 2005

INTRODUCCIÓN

Malasia es el resultado de su historia de invasiones y dominaciones extranjeras y esto se refleja en una sociedad multiracial: Es un país donde es difícil encontrar precisamente, gente que enseguida podemos identificar como malayos, lo que encontramos al llegar a Malasia es una gran mezcla de razas: indios, àrabes, tailandeses, indonesios, chinos...

Lo que también vimos es un país muy desarrollado y sobretodo si lo comparamos con sus vecinos del sureste asiático: Vietnam, Filipinas.... y esto es el resultado de lan reciente presencia inglasa en todo el país, cosa que influyó mucho en las infraestructuras comercio y todos los demás sectores...

Tconién como resultado de todo esto, la mayoría de carteles o anuncios indicativos o de publicidad (privados y públicos), están en inglés, chino y evidentemente en malayo.

Desde el punto de vista urbano, las calles las encontramos relativamente homogeneizadas, más de los que nos imaginábamos por ser un país asiático. Las
cloacas muchas estaban abiertas pero no había gran diferencia de niveles entre ricos y pobres.

Quien visita la costa este y oeste de Malasia se dará cuenta que el nivel de desarrollo en general: infrastructuras, turístico, nivel de inglés.... etc, todo es mucho más alto en el lado occidental de Malasia.

Curiosidades

- En la mayoría de restaurantes no dan (y a menudo ni tienen) cuchillos. Y las servilletas frecuentemente se tienen que pedir expresamente, pues no van incorporados con la comida.
- Es recomendable revelar los carretes de fotos y las fotos digitales en Malasia, pagamos 0,35RM por foto digital en tamaño 10x15. Para revelar fotografías analógica pagamos también 0,35RM más 5RM por el revelado. Vale la pena comparar precios e intentar negociar precios por cantidades, en la mayoría de sitios nos ofrecen 0,60RM por foto revelada como primer precio, y como máximo alguno bajan a 0,50RM o máximo 0,42RM. Nosotros en Kuala Lumpur lo hacemos en Foto Suria (50 Jalan Hang Kasturi, justo delante del central market, www.fotosuria.com), tienen varias tiendas por todo Kuala Lumpur.

Información general

Web oficial de Turismo Malasia

FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

Fecha

Del 29 de julio al 21 agosto 2005

Dinero

En Malasia se puede cambiar en bancos o casas de cambio sin ningún problema euros o dólares. Nosotros tenemos la experiencia de habernos llevado las dos monedas y no tuvimos nunca ningún problema para cambiar.

En algún sitio en el que cambiamos preguntamos si nos pueden ofrecer mejor cambio y sorprendentemente lo mejoraron, por lo tanto aconsejamos insistir si se puede mejorar el cambio.

Las tarjetas de crédito en cambio, sí están aceptadas en casi todos los lugares/hoteles aunque cargan entre un 3% y un 5% de comisión.

Cambio medio:
En Singapur cogimos dólares americanos por dólares de Singapur: 1,636 dólares de SGP por cada dólar americano (para ir rápido en el cálculo de los precios, coged el precio en dólares de Singapur, se divide entre dos y tenemos euros).

El Ringgit malayo (RM) 1 Euros = 4,6 RM (para ir rápido en el cálculo de precios, dividimos entre 5 el precio de RM y sabemos el precio en euros. Otra manera sería multiplicando x2 los precios en RM y sacar un 0 y tendremos el precio en euros).
Por cada dólar americano nos dan 3,6RM.

Los bancos no se quedan comisión cuando cambian dinero en efectivo, pero sí se quedan 10RM cuando se cambian cheques de viaje. Es recomendable comparar bien el tipo de cambio en diferentes lugares, en caso contrario se podrían dejar dinero por el camino por culpa del cambio.

Gastos de viaje

+ 1034 € (vuelo BCN-Malasia-BCN
+  45 € (vuelo Johor Bahru-Kuching-Johor Bahru)
+ 120 € (Transportes: autobuses interurbanos, autobuses urbanos y taxis)
+  280 € (Hoteles)
+ 140 € (Restaurantes, zumos y supermercados)
+  38 € (Souvenirs y varios)
+ 48 €  (Excursiones y entradas)
= 1705 € Total del viaje

Presupuesto díario medio:
27 €, vuelos a parte.

Visado

Es obligatorio llevar el pasaporte vigente y guardar la tarjeta de entrada hasta el final del viaje que nos será reclamada en la aduana del aeropuerto al partir.
Sólo es necesario el visado si se quiere estar en Malasia más de 90 días.

Lo mismo es válido para Singapur.

Salud

No es necesario vacunarse si no se tiene intención de ir a la isla de Borneo, si queremo ir allí nos tendremos que vacunar y tomar pastislas para prevenir la malaria. Las vacunas recomendadas son las de la fiebre amarisla, hepatits A, hepatits B, fiebre tifoidea, meningitis, estar al día de la vacuna de difteria y tétanos (se tiene que poner cada 10 años).

Hace falta vacunarse almenos un mes antes de empezar el viaje, y las pastillas de la malaria se tienen que tomar también 1 semana antes del viaje y durante 6 semanas. Para vacunarse se tiene que ir a los centros habilitados por el departamento de sanidad de la Generalitat de Catalunya (Tel. 93-443 05 07).
Las vacunas y consulta cuestan unos 27 euros.  Recomendamos pedir cita con mucha antelación, mínimo 3-4 meses antes, pues al crecer el número de viajeros a destinos exóticos, puede ser que a la hora que nos convenga ya la tengan dada.

Seguridad

Malasia es un país que nos ha parecido muy, muy tranquilo, la misma sensación que en otros países asiáticos. Cierto es que se recomienda tener las mismas precauciones que tendríamos en todos los lugares donde viajamos (o donde se vive!).
Los robos pasan, pero no tienen por qué pasar si se está vigilando nuestras pertenencias y los objetos de valor que llevamos. Evidentemente se aconseja viajar sin joyas ni ostentaciones externas.

Nuestra experiencia fue absolutamente positiva y por el resto, tomamos las habituales precauciones que se tienen en cualquier viaje (o cuando se pasea por nuestra ciudad), sobretodo en sitios con aglomeración de gente y en horas nocturnas o sitios con poca luminosidad.

Transporte

Aunque las distancias entre ciudades a visitar no son muy grandes, una vez se utiliza el transporte público parece que sí sean grandes distancias pues ni los autobuses ni los taxis que cogimos sobrepasaban los 70/80 kms. por hora, y los que tendría que ser más o menos rápido, se convierte en varias horas de recorrido.

Las infrastructuras  de carreteras estan mejor en el lado occidental aunque tenemos quen destacar que se está construyendo una autopista de sur a norte e la la cuesta oriental, el esfuerzo inversor es notable y pudimos ver muchas carreteras  en obras.

Taxi: los taxis en Malasia son muy baratos, y sólo funcionan con taxímetro (=barmeter) en Kuala Lumpur, y se tiene que pedir (más bien exigir) que lo pongan, porque cundo sube al taxi un turista vimos que no lo quieren poner o se hacen el longuis. Como que tenemos el derecho que lo pongan, es nuestra elección pedir que lo pongan o bajarnos del taxi si se niegan. Para hacer un recorrido que con taxímetro cuesta entre 2,5-3RM, nos pedían 10RM, entonces bajábamos del taxi hasta encontrar a uno que trabajara honradamente.
En el resto del país no funcionan con taxímetro y los recorridos más lo menos largos el precio está estipulado con tarifa fija “oficial”, y el resto de los recorridos se tienen que pactar.

Avión: Nosotros sólo cogimos un vuelo interno y lo compramos un mes antes de partir por internet.
Volamos desde Johor Bahru y no desde Singapur para ir a la isla de Borneo pues desde este pequeño y moderno aeropuerto los vuelos son mucho más baratos que desde el aeropuerto internacional de Singapur. En agosto del 2005, justo estaban terminando las obras en este aeropuerto y realmente nos sorprendería la modernidad de todas las instalaciones.

Compañías aéreas:
AirAsia: http://www.airasia.com/index.htm, compañía de bajo coste
Malaysia Airlines: http://www.malaysiaairlines.com/
Singapore Airlines: http://www.singaporeair.com/saa/

En la guía dice que para salir de Malasia se tiene que pagar una tasa de aeropuerto de 47RM, pero más vale asegurarnos pues propablemente ya lo tendréis incluido en el precio del billete de avión como fue nuestro caso.

Autobús: Los autobuses interurbanos son una bona opción para moverse por el país. Las diferentes empresas que operan entre ciudades, tienen todas el mismo precio, por lo tanto lo que tenemos que hacer es fijarnos en el tipo de autobús que ofrecen para su servicio.
Todos los autouses que cogimos, pusieron gasolina una vez habían cargado los pasajeros y  además la pusieron con el motor encendido (un poco peligroso!), nos fijamos que todos lo hacen así en Malasia.
La desventaja es que aunque las distancias no sean muy grandes, la velocidad máxima oscila entre los 60 i els 90 kms/hora.

Las empresas de autobuses más importantes son:
Konsortium Bas Ekspress , www.supercoach.com.my
Gunung Raya: http://www.gunungraya.com.sg/coachframe.asp
Plusliner: http://www.plusliner.com/
Transnasional

Algunas línias de autobuses interurbanos tienen autobuses con tres asientos por fila en lugar de los cuatro habituales, y esto nos permite estar mucho más cómodos. Recomendamos informarnos del tipo de autobús que utilizan las diferentes empresas.

Tren: no cogimos ningún tren, pues sólo existe una línea en el lado oeste y la opción de horarios, duración del trayecto y precios es mejor con los autobuses.
http://www.keretapi.com/railwaymap.html

Coche: la opción del alquiler de un coche parece ser buena, pues la gasolina es muy barata y el precio del alquiler del coche no es abusivo.

Clima

La mayor parte de Malasia no presenta variaciones estacionales significativas, ni en lluvia, ni temperatura ni humedad.
El clima en Malasia cuando nosotros la visitamos, era extremadamente caluroso y húmedo y siempre se sura mucho.
Las temperaturas eran superiores a los 35 grados de día y por la tarde-noche alrededor de los 30.
En la zona de las montañas, en las Cameron Highlands, evidentemente no hacía un calor extremo pero también hacía buena temperatura.
En la isla de Borneo el calor era extremo.

Alojamiento

Malasia tiene muchos tipos de alojamiento, en general con muy buen precio.
Hemos comprobado que que algunos hoteles tienen una web en que las habitaciones parecen muy bonitas y nuevas pero la realidad que encontramos es otra...

Quien no tenga manías o sea de gustos austeros, puede encontrar alojamiento entre 30-50RM por noche por habitación doble. Los hoteles “modernos” o sencillamente mejores ya cuestan entre 90 i 150RM.
A partir de 150RM son hoteles muy bonitos, nuevos y  modernos.

Cuando los hoteles ofrecen habitaciones con televisor, acostumbra a ser con canales locales a menos que tengan el satelite “astro” que ofrecen algunos canales en inglés.

En este viaje, excepcionalmente ya llegamos con algunos hoteles reservados desde Barcelona por internet, alguno nos depararon alguna sopresa al comparar lo que vimos en la web con la realidad, y per esto recomendamos seguir nuestro sistema habitual: cuando llegamos a una ciudad nueva, uno de nosotros se queda con las mochilas y otro se iba a ver los hoteles que recomienda la guía, o las que habíamos encontrado previamente por internet. Sin ningún problema los hoteleros nos dejan ver las habitaciones y nos dan el precio.
Siempre se tiene que intentar regatear el precio, pero en Malasia no es como en otros países que rebajan siempre el precio consiguiendo grandes descuentos. Se tiene que intentar pero en Malasia no es un país donde hayamos conseguido demasiado regateando.

Los desayunos no siempre están incluidos en el precio de la habitación, y sinceramente si es que no somos amantes del arroz, casi no hace falta tomar habitación con desayuno incluido ya que los desayunos que encontramos están pensados para huéspedes asiáticos con arroz y noodles cocinados de diferentes maneras. Sólo a veces encontramos fruta (melón, sandía y piña básicamente) y huevos.

Si se paga con tarjeta visa, siempre cargan un 3% o un 5%.
También conviene preguntar si los precios son netos o “plus plus”: +5% de impuestos del gobierno y 10% de tasas por el servicio.

Si se tiene previsto llegar a una ciudad en viernes o sábado, recomendamos hacer una reserva previa pues nosotros tuvimos dificultades para encontrar una habitación que nos gustase el sitio (y el precio) pues llegamos en viernes y los malayos acostumbran a viajar en fin de semana.

Si queremos salir de casa con reservas ya hechas, recomendamos no hacerlo directamente con los hoteles, sinó en: www.malaysiahotels.cc, maxcarry@tm.net.my, pues pudimos comprobar que los precios que tienen de internet son más baratos que haciendo las reservas directamente con el hotel, o con la web del hotel.

Gastronomía

Malasia es el resultado de una mezcla de culturas increíble y evidentemente esto se refleja en la variadísima gastronomía: encontramos cocina china, indía, malaya, tailandesa, indonesia, japonesa...

Además, a parte de restaurantes con cocina típica de estos países, encontramos como en toda Asia, muchísimas paraditas en las calles que se montan al atardecer en las que podemos degustar cualquier tipo de plato que deseemos en condiciones muy sencillas y a precios muy económicos.

Los restaurantes que encontramos acostumbran a ser sencillos, con muebles de plástico, y abiertos, es decir, sin cristales, como si fuese al aire libre.

Tenemos que comentar que los precios de los platos son baratos, si queremos y no somos maniáticos podemos comer por 2-3 euros, si vamos a un restaurante “de categoria”, podríamos pagar unos 10-15 euros. La diferencia de estos restaurantes con los más baratos, es el local o la presentación, pero que sea más o menos caro, no significa que la comida tenga mucha más calidad (almenos la materia prima carne, escado, marisco).

A destacar también el pescado en la zona de la cuesta, muchos restaurantes dejan escoger el pescado i te lo asan a la barbacoa delante mismo. Se paga según el peso.

Generalmente son rápidos en servir. Aunque mayoritariamente en las zonas turísticas viven del turismo hablan un inglés mínimo para entender qué bebida quieres y poca cosa más.

Aunque pidamos un primer y un segundo plato, ellos traen la comida cuando quieren, sin tener en cuenta si es un primero o si es un segundo y también sin esperar que esén los platos de todos los comensales preparados para traerlos al mismo tiempo.

Una cosa sorprendente es que la fruta no es tan buena ni dulce como esperábamos y que los zumos que nos dan contienen la mitad del líquido de agua. Sólo conseguimos en pocos lugares que nos den un vaso sólo de zumo (pure juice tenemos que decir) y por el que siempre tenemos que pagar más. Los precios de los zumos oscilan entre 3RM y 10RM.

Para los amantes del buen vino, lamentamos decir que en Malasia el vino es claramente un producto de lujo y no de consumo. En algunos restaurantees de nivel medíano se puede encontrar vino australiano o francés a un precio relativamente elevado.

A la hora de pagar tenemos que tener en cuenta que en algunos restaurantes nos cobrarán el “plus plus”: +5% de impuestos del gobierno y 10% de tasas por servicio.

Diferencia horaria

Durante nuestro verano, tienen 6 horas más.

Guías de viaje

Malaysia e Brunei, Lonely Planet versión italiana (Ed. Marzo 2004).
(En el momento del viaje no existía la versión en castellano.