INDONESIA

Escrita també como Yogyakarta, y conocida como Yogia, es el alma de la isla de Java. Con casi medio millón de habitantes, es conocida por su patrimonio artístico e intelectual. Muy independiente y protectora de sus costumbres, es un lugar donde se encuentran las antiguas costumbres y los símbolos de modernidad actuales. Todavía gobernada por un sultán, cuyo kraton sigue siendo el centro de la vida tradicional, manteniendo una forma de vida más sosegada y conservadora en sus calles llenas de puestos de mercados y de vida.
Es en definitiva una ciudad bastante agradable para pasear, visitar diferentes cosas y para poder hacer compras en Jl Malioboro.
Además, cerca de Yogia se encuentran los yacimientos arqueológicos más importantes de Borobudur, Prambanan y otros menores.
Las playas de Parangtritis están sólo a 27kms, unos 45 minutos en coche.

http://www.indonesia-tourism.com/yogyakarta/
http://www.central-java-tourism.com/en/about.php
http://www.yogyes.com/

Cómo llegar

Con dos días de antelación compro y reservo el tren Taksaka en la estación de Gambir, en el centro de la capital. Pago 190.000Rp por un billete en clase eksekutif (primera clase).
El tren sale puntual a las 8,15 hacia Yogiakarta donde llega a las 16,25 de la tarde.
Durante el trayecto ofrecen agua y comida, así como comida “por encargo”, y curiosamente ofrecen el menú de pago antes del reparto de la comida gratuita, por lo que en mi caso yo compré la comida ignorando que un rato más tarde repartirían un menú gratuito. Evidentemente siempre consiste en arroz, crackers y verduras. El precio que pagué fueron 16.000Rp por un plato de nasi goreng.

Dormir & Comer

Hotel Melià Purosani Yogiakarta (Jl. Suryotomo 31, YogYakarta – 55122, Tel. 0062 274 589 521, pr@meliajogja.comhttp://meliajogja.com). El hotel Meliá Purosani está situado en pleno centro de Yogiakarta, al lado de la zona comercial de Jalan Malioboro. Es un clásico gran hotel de Melià con 249 habitaciones dobles, varios restaurantes magníficos, un buffet de desayuno interminable, guardería, tiendas, spa, y en su enorme patio interior tiene una piscina rodeada de árboles. Las habitaciones se pueden encontrar a partir de 75 dólares.

Hotel Inna Garuda, ubicado al inicio del Jl. Malioboro (Jl. Malioboro 60, 55.213 Yogiarkarta, Tel. 0062 274 566353, Fax 002 274 563074, sales@innagaruda.com, http://www.innagaruda.com/) es un gran hotel, de 234 habitaciones y que fue inaugurado en 1.991, desde entonces no se han hecho ninguna actuación y esto se nota en las habitaciones y en el estado general del hotel. De todas maneras, cuando yo fui a verlo, la habitación doble con desayuno costaba 600.000Rp (unos 44 euros) y me pareció un sitio muy correcto en el que quedarse.

Amanjiwo (Borobudur, Magelang, Central Java, Tel. 0062 293 788 333, Fax 0062 293 788 355, amanjiwores@amanresorts.com, amanjiwo@amanresorts.com, http://amanresorts.com/amanjiwo/home.aspx), situado a una hora de Yogia e inaugurado en 1.997, es un impresionante edificio en forma circular con una estupa preciosa, combina los colores de la piedra caliza con la piedra volcánica. También tiene un restaurante al aire libre desde el cual se divisa Borobudur en todos sus puntos, rodeado por las colinas de Menoreh. Es uno de los hoteles más impresionantes que he visitado jamás, y creo que es el deleite puro de los sentidos. Sus 35 enormes habitaciones son el lujo con estética simple, lineal y coronadas por pequeñas estupas; algunas de ellas tienen piscina privada.

Princess Manohara resort es un sencillo hotel con bonitos jardines y que está dentro del área de Borobudur, por lo que su atractivo más especial es poder contemplar en todo momento la magnífica estupa. La sencilla habitación doble cuesta 575.000Rp (unos 41 euros) (Jl. Bradawati, Borobudur, Magelang 56.553, Tel. 0062 293 788680, Fax 0062 293 788679, manohara@borobudurpark.co.id, http://www.borobudurpark.co.id/en-reservasi.html)

Cosas a ver

Candi Pawon es un pequeño templo al que se puede acceder subiendo unos pocos escalones y que no ofrece más que una visita rápida. Abierto de 6 am a 5pm, la entrada cuesta 3.000Rp. Está situado sólo a cinco minutos de Borobudur.

Borobudur era para mi toda una incógnita de Indonesia, había oído hablar de él, pero no mucho. No es tan popular como podría serlo, y creo que es una pena, pues realmente es fascinante. Que decir, que para visitarlo, se agradece que todavía no esté invadido por turistas. Situado a 1 hora conduciendo desde Yogiakarta, y enfrente de arrozales y de dos majestuosos volcanes que le dan una visión única y fantástica. Se puede llegar en autobús desde la estación de autobuses de Yogiakarta y teniendo como destino Magelang y después tomar un becak. Es una estupa budista mandada construir por la dinastía Sailendra entre el 750 y el 850 d.C. y poco después de terminarla, se abandonó sin que se sepa un motivo exacto. Las piedras para su construcción fueron extraídas de los volcanes circundantes y se calcula que se necesitaron alrededor de 60.000 metros cúbicos de piedra por lo que la mano de obra tenía que haber sido mucha.
Como muchos de estos increíbles monumentos sagrados, al haber caído en el olvido, quedó cubierta de cenizas y totalmente olvidada hasta 1.815 en que fue rescatado de su abandono. Los holandeses a pricipios del s. XX empezaron la restauración, pero no fue finalmente hasta 1.973 y 1.983 que se restauró debidamente. El nombre Borobudur puede derivar del sánscrito Vihara Buddha Ur, que se traduce como "el templo budista en la montaña". Es patrimonio Mundial desde 1.991. Tiene silueta piramidal relacionada con la tradición Mahāyāna, y es el monumento budista más grande del mundo.
El monumento consta de seis plataformas cuadradas coronadas por tres plataformas circulares, y está decorado por 2.672 paneles de relieve y 504 estatuas de Buda.  La estupa principal está a 35 metros de la base y ocupa un total de una hectàrea y media. Los diferentes niveles de Borobudur están llenos de relieves  que tienen todo un sinificado filosófico como la unidad en la diversidad de los caminos para conseguir el último objetivo de la vida. Los niveles tienen nombres Kamadhatu, Rupadhatu, Arupadhatu y cada uno de ellos tiene 32, 24, 16 estupas respectivamente coronando el armónico conjunto la gran estupa.
Me llamó la atención que las estupas de los niveles más altos, tienen pequeños dibujos geometricos agujereados y dentro se encuentran estatuas de Buda. Alguna de ellas sin cabeza.
Una vez al año se organiza el teatro nocturno en Borobudur para explicar la leyenda de Mahakarya. Consultar la pàgina web.

Abierto de 6 am a 5pm, la entrada para no indonesios cuesta: U$12 adultos, U$6 niños, y U$7 estudiantes, para los indonesios la entrada cuesta 12.500 Rp, http://www.borobudurpark.co.id/en-index.html).
Actualmente el austríaco Titus Leber (http://newsite.titusleber.com/) está realizando por encargo del gobierno de Java un estudio profundo y detallado de las enseñanzas de Buda en Borobudur. Tuve la suerte de poder asistir a una conferencia que dió los días que yo estaba allí. Sumamente interesante.

Candi Prambanan (http://es.wikipedia.org/wiki/Conjunto_de_Prambanan) es el conjunto de templos hindús mejor conservados de Indonesia. Forma parte del patrimonio de la Unesco desde 1.991.
La entrada cuesta 11U$ adultos, 5U$ niños y 6U$ estudiantes, siempre y cuando sean extrangeros. Los indonesios pagan 12.500Rp. Abierto de 6am a 6pm.
Ofrecen también un billete combinado de 15U$ que incluyen los accesos a Prambanan, Ratu Boko y el transporte entre ambos sitios.
Un guía cuesta 60.000Rp, precio oficial.
Situado a unos 17kms de Yogiarkarta, el taxi ida, esperar y vuelta me cuesta 100.000Rp.
Prambanan fue construido en el año 856aC y en el año 1.006, el volcan Merapi lo cubrió de cenizas y ya quedó en el olvido y en ruinas hasta el año 1.885, pero no fue hasta el año 1.937 que se empezó a reconstruir. Originalmente había unos 240 templos, de los cuales se han conservado y reconstruido los tres principales. Cabe decir que el terremoto del año 2.006 volvió a resquebrajar y a dañar seriamente sus agujas. Sus tres templos principales son Shiva (destructor) y de casi 50 metros de altura, cuando yo estuve seguía reconstruyéndose, y según me dijeron, a finales del año 2.009, se podrá tener acceso otra vez a él. La ratna (en hinduista lo que en un templo budista sería la estupa) que corona las agujas de cada templo tiene forma de flor de loto invertida.
Los otros dos templos de gran belleza son el dedicado a Brahma (creador) y a Visnu (protector). En el interior del de Visnu hay una estatua de un toro.
Los alrededores de cada ratna muestran dibujos del Ramayana.
En su conjunto forman una imagen muy agradable y muy recomendable de visitar. A destacar el impresionante marco que forman los templos Prambanan iluminados fabulosamente por la noche y el teatro al aire libre con la representación del ballet Ramayana (http://www.purawisatajogja.com/). El ballet actua cada noche en el centro de Jogia, pero yo preferí irlos a ver en el marco incomparable de Prambanan nocturno. La entrada cuesta 125.000Rp, aunque había diferentes tipos de precios y asientos. El espectáculo empieza a las 19,30h, y yo compré la entrada en el hotel. Dura casi dos horas.

Candi Plaosan, es otro conjunto de templos, a tan sólo un  par de kms. de Prambanan. No pagué la entrada, creo que estaba incluída con el ticket de Prambanan (y si no lo estaba, el guardia “al mando” sólo me saludó al llegar). Definitivamente vale la pena visitar también estos templos. Cuando yo estuve lo visité completamente sola, no había ningún visitante (http://www.borobudurpark.co.id/en-boko.html).

Ratu Boko es un palacio en ruinas de las que poco queda, pero que ofrece vistas espectaculares. Mejor visitarlo hacia las 4 de la tarde, para poder gozar de la puesta del sol hacia las 17,15 horas con vistas al volcán Merapi, a Prambananan y a la verde llanura enfrente.
La entrada cuesta 10U$ para adultos, 4U$ para niños y 5U$ para estudiantes. Construido en el año 746 a.C. (http://www.borobudurpark.co.id/en-boko.html). Para visitarlo se tiene que usar la imaginación, pues a parte de un par de trozos de columna y de muralla, lo que queda son las ruinas de lo que se entiende que es un palacio. Ocupa más de 25 hectáreas y la parte visitable cubre un área de 1km. Yo diría que vale la pena visitarlo si se tiene tiempo de sobras, sino es perfectamente ahorrable.

Kraton o templo del sultán. La entrada cuesta 5.000Rp e incluye un guía (aunque no su propina). Abierto de 9am a 6,30pm. Actualmente es el palacio del décimo sultán, y hay que decir, que sus aposentos, que ocupan una área mucho mayor que la parte visitable, están cerrados al público. Este sultán es también el gobernador de Yogiarkarta y un hombre de negocios muy reconocido. Al mando desde el 7 de marzo de 1.989 (http://mail.live.com/default.aspx?wa=wsignin1.0), es el único de los sultanes locales que sólo ha tenido una esposa, y con ella ha tenido cinco hijas, por lo que el onceavo sultán de Yogiarkarta será su hermano menor.
El palacio fue constuido en 1.756 por el primer sultán, y restaurado entre 1.921 y 1.934 por el octavo sultán. Las dibujos florales del suelo forman una flor con 8 hojas, así como las columnas en honor al octavo sultán. Entre el primer y el séptimo sultán existía la monarquía en Indonesia, desde el octavo hay instaurada la república.
Las columnas de la sala principal del palacio, la sala de recepciones, tienen tres partes, un dibujo que representa el pie de un elefante (hinduismo), una flor de loto (símbolo del budismo) y unas rayas verticales que representan al islamismo.
A cada lado de esta sala abierta de recepciones, se encuentran dos salas cerradas a las que no hay acceso, y en las dos hay expuestos vestidos típicos de las tropas, y de ceremonias. Estos vestidos son mayoritariamente de batik, éste era usado antiguamente sólo por la realeza. Hay otra sala con fotos de carromatos. Sinceramente el palacio poco tiene de palacio como lo entendemos o como esperaba. Es poco atractivo para el turista occidental, pero es de lo que se tiene que ver en Yogiarkarta.

Kota Gede es el barrio de Yogiarkarta donde mayoritariamente se encuentran las tiendas que venden articulos de plata, así como algunas fábricas. Ir allí es prescindible pero yo tenía el tiempo suficiente, así también pude ver algo más que sólo el centro turístico de la ciudad. Allí visité dos fábricas-tiendas de plata:
Ansor’s Silver (Jl Tegalgendu 2, Kotagede, Yogiarkarta 55.173, Tel. 0062 274 373266, Fax 0062 274 388317, ansors_silver@yahoo.com, http://ansorsilver.com) abierto de 8am a 5,30pm desde 1.984. La mayoría de los objetos están compuestos por 92,5% de plata y 7,5% de cobre. Quiero destacar sobretodo la casa y el restaurante adyacente en blanco y de arquitectura colonial. También visito HS Silver (Jl. Mondorakan 1,Koagede, Yogiarkarta, Tel. 0062 274 375107, Fax 0062 274 377872, hs800-925@yogia.wasantara.net.id) abierto de 8am a 6pm desde 1.953.

Visito Batik Art Group, abierto al público entre dos y tres días a la semana según me dijeron pues allí se enseña el arte de hacer batik. El batik “bueno” es el que está pintado por los dos lados, el barato es el que está estampado y sólo por un lado (Kemetiran kidl GT I/744, Yogiarkarta, Tel. 0062 274 515009). Batik es el arte de pintar con cera o con otros materiales resistentes a los tintes (como la pasta de arroz) los tejidos. Esto muy similar lo pude observar en Sri Lanka, no es exclusivo javanés, aunque el arte del batik en Java es el más reconocido. La palabra batik en javanés antiguo significa “salpicar” que es la manera como van pintando. Los dibujos representados van desde paisajes a geométricos a fauna. Los colores bases son el marrón, amarillo y anaranjado.

El museo Vredeburg es atractivo externamente por su edificio y su patio sembrado de cañones, aunque una vez dentro (entrada 750Rp) es una dececpión pues hay una iluminación fluorescente y unos dioramas representando la independencia de Indonesia. A este museo se llega bajando la calle Molioboro antes llegar al Kraton, a mano izquierda.

El museo Kareta kraton está abierto de 8am a 4pm y su entrada cuesta 3.000Rp. Dentro se encuentran unos carruajes de época, aunque vale decir que sólo ví a dos un poco especiales y mínimamente atractivos, el resto me resultaron bien “normales”. Prescindible también.

Pasado el kraton, caminé hasta llegar al Pasar Ngasem, mercado de las aves, donde no sólo se encuentran aves, sino variados animales: murciélagos, perros, gatos, escorpiones y hasta ví un dragón de Komodo pequeño. Los indonesios tienen especial predilección por las palomas mensajeras, por los pájaros cantores (se organizan competiciones) y por las peleas de gallos. Supongo que es por eso que existe un mercado sólo de aves, donde sinceramente quise marchar pronto pues no me pareció un lugar agradable de estar. Justo a la entrada de este mercado, un hombre me indicó algunos puestos con animales curiosos y me guió hasta el Taman Sari, el castillo de agua. Me pareció que estaba escondido y misión imposible de encontrarlo fácilmente si lo hubiera buscado sola. Abierto de 8am a 4pm pago 7.000Rp para entrar (y pedían 1.000Rp para poder hacer fotos). Este “castillo” muy dañado en el terremoto del año 1.867 y el del año 2.006 fue construido entre 1.758 y 1.765 por un arquitecto portugués que se dice que el sultán mandó ejecutar para que no pudiera revelar nunca donde se encontraban las habitaciones secretas (http://www.my-indonesia.info/page.php?ic=1124&id=23). Servía como harén para el sultán y allí había bellos jardines y todavía hay varias piscinas. Cuando yo estuve las estaban renovando.

Masajes en Yogiarkarta por 40.000Rp o 50.000Rp:
Kakiku (Jl. Pateksan 57-59, Tel. 0062 274 546380), sitio sencillito con masajes en tumbonas.
Mucho mejor y por el mismo precio, Jogia (Jl. Otowijayan 25, Tel. 0062 274 376787, jtt@margaria.co.id). Cerca de mercado de aves, es un lugar agradable al que acudir a disfrutar de un masaje (o de una limpieza de cutis como fue mi caso) por un precio más que simpático, unas 50.000Rp de media.