Brasil no es sólo el país del carnaval más conocido del mundo, pasión desenfrenada para la mayoría de brasileños, es un país de variedades increíbles y dónde podemos encontrar todo lo que deseamos.

BRASIL

Como llegarLlegamos con el vuelo de VASP a las 14 horas, a dos horas de São Paulo. Habíamos acordado previamente por email que un transporte de la Pousada Evelina, nos viniera a recoger.
El aeropuerto está a 16 kms del centro. Recomendamos no hacerlo pues del aeropuerto a la pousada, hay una carretera recta, diez kms. Se tiene coger el autobús que pone “Centro” y bajar al supermercado Chemin, bajando a mano izquierda, encontraremos una tienda que pone “victoria” y una heladería (sorveteria en brasileño), esa es la calle de la Pousada Evelina.
El autobús cuesta sólo 1R$ y el transporte de la Pousada 28 R$. En taxi hubiera costado 34 R$.

Dormir & comer

Hotel Pousada Evelina Navarrete (Rúa Irlan Kalichewski 171, tel. 45-574 38 17, www.pousadaevelina.com, pousada.evelina@foznet.com.br). Se trata de una pousada muy acogedora donde la habitación doble con baño cuesta 60 R$. La pousada es impoluta y el desayuno muy generoso. A destacar los zumos que ofrecen en el desayuno son todos naturales. La pousada también cuenta con una zona común dónde se puede reposar y mirar la televisión (con cable!).

Lavar la ropa aquí cuesta 2R$ por kilo e internet cuesta 5 R$ por hora. Cuando nosotros estuvimos allí, estaban construyendo una piscina que se supone que tiene que estar terminada hacia diciembre  2003.

Pasear hasta el centro son 10 minutos caminando. Un buen restaurante es Bier Garten, (Avenida Jorge Schimmelpfeng 550, tel. 523 37 00), dónde por primera vez comprobamos las generosas raciones que dan en Brasil. Otro restaurante recomendable es la Churrascaria e Pizzaria Tropicana (Avenida Juscelino Kubitschek 111), al otro lado del centro dónde ofrecen una buffet libre por 12 R$.

Internet costa junto al restaurante Bier Garten 2 R$ por hora.

Cosas a ver

Foz de Iguaçú es una ciudad fronteriza con Argentina y Paraguay, y las cataratas se pueden visitar tan desde el lado brasileño como del lado argentino. Nosotros optamos por el lado argentino pues ofrece un espectáculo mayor.

Para acceder, la Pousada Evelina ofrece hacer la excursión entre las 8 y las 18 horas, visitando también el rincón “de los tres países” y cuesta 65 R$ (que incluye las entradas a las catarateças).

Para ir solos, sin estar organizado el coste seria contando todos los autobuses públicos de 55 R$, y sin saber los horarios de los autobuses y las conexiones, por lo tanto optamos por hacer la excursión con la Pousada Evelina.

Recomendamos llevarnos un buen “chubasquero”, pues las cataratas te dejan mojado de arriba bajo. Quién no tenga, puede comprar en la pousada mismo por 12 R$ o por 7 R$ dentro del recinto de las cataratas.

La entrada a las cataratas son 30 pesos argentinos, o 33 R$ brasileños. www.iguazuargentina.com

Si se está en Foz de Iguaçú cuando hay luna llena, se pueden visitar también las cataratas por la noche, y creemos que puede ser espectacular.

Hay diversos circuitos dentro del recinto de las cataratas y recomendamos hacerlos  todos, pues con las 6 horas de tiempos que tenemos, tenemos tiempo suficiente. También se pueden hacer unas excursiones en barca opcionales, nosotros cogemos la barca que va hasta debajo del Salto de San Martín y a Salto dos mosqueteros y Tres mosqueteros, cuesta 30 pesos argentinos o 33 R$ brasileños. La experiencia es muy recomendable y aconsejamos guardar bien las cámaras pues quedas mojado hasta los huesos. Te graban en video y cuesta 60 R$ si se quiere comprar la cinta.

Si disponemos de más tiempo en Foz de Iguaçú, conviene ir al Parque das Aves, que se llega cogiendo el mismo autobús que va hasta el aeropuerto por 1 R$, y el ingreso cuesta 25 R$. También se puede visitar la presa de Itaipú que anuncian como la más grande del mundo.

Para llegar, caminamos hasta el centro de Foz, en frente del McDonald’s cogemos el autobús que pone “Conjunto C” y que tarda 30 minutos y te deja a la puerta del recinto de la presa. La visita es gratuita. Primero te pasan un video de 10 minutos con la historia de la presa, y después te pasean en autobús. Se tiene que contar con casi una hora y media.