Brasil no es sólo el país del carnaval más conocido del mundo, pasión desenfrenada para la mayoría de brasileños, es un país de variedades increíbles y dónde podemos encontrar todo lo que deseamos.

BRASIL

Morro de São Paulo está en la isla de Tinharé, enfrente de Salvador do Bahia. Nosotros llegamos allí por casualidad, pues nuestro destino era la isla de Boipeba, pero para llegar hace falta ser un valiente marinero que no tenga miedo a olas de 3 metros, y teniendo en cuenta que llegamos a Morro de São Paulo “un poco” enfermos y no quisimos coger otra barca para ir a la isla de Boipeba. Morro de São Paulo era un pueblo de pescadores formado por 4 playas: en la primera que es la más próxima al centro, dónde están todos los restaurantes y tiendas, la segunda es donde toca más el sol y la marea no sube hasta arriba del todo, y hay muchos restaurantes y bares musicales, en la tercera praia es donde están la mayoría de pousadas enfrente del mar (pero cuando sube la marea, no queda playa), y la cuarta praia que es la más apartada y la más grande, donde sólo hay un hotel. En Morro de São Paulo no hay coches, sólo algún tractor y los carreteiros, que son jóvenes locales que también te ayudan (quieras o no quieras) a encontrar pousada. Es aconsejable pagar alguno para que te lleve las mochilas pues en el pueblo hay un par de subidas y las playas están a 10 minutos caminando. Se pagan entre 5 y 10 R$ a los chicos, dependiendo de la generosidad de cada cual.
Las noches en la calle principal de Morro de São Paulo se convierte en una pasarela de turistas y preparadores de “caipifrutas”, es decir de cocktails de frutas que tú mismo eliges.
www.morrodesaopaulo.com.br/main.shtml
www.fotosdomorro.com

Como llegar

Viniendo de Recife, cogemos a la rodoviária el autocar nocturno (el Golden Service) de Itapemirim (www.itapemirim.com.br) cuesta 100 R$ y es el más caro, y realmente se nota pues el autocar es comodísimo. Sale a las 18,45 y tarda casi 12 horas hasta Salvador da Bahia.

En Salvador da Bahia sólo llegamos para ir hacia la estación de Francia (el puerto marítimo), enfrente del mercado Modelo. Con el autobús urbano que cuesta 1,30 R$. Allí compramos la lancha rápida que teóricamente tarde dos horas hasta Morro de São Paulo. Cuesta 40 R$.

La opción en avión cuesta 135 R$ y es recomendable sobretodo si no se es un lobo marino y vemos que ese día no hace muy buen día, pues nuestra aventura marinera fue más bien desastrosa. En la lancha rápida éramos 24 personas, y de éstas había 18 enfermas.

La otra opción es coger el catamarán que sale un par de veces al día y también cuesta 45 R$ y también tarda dos horas. Tiene capacidad para 128 personas y las olas se notan menos (teóricamente).

Dormir & Comer

En Morro de São Paulo estuvimos una noche en la Pousada Aradhia (3ª praia, s/n, teléfono 75-483 10 99, www.pousadaaradhia.com.brpousadaaradhia@leg.com.br) donde la habitación doble con balcón al mar, cuesta 60 R$. Al día siguiente cambiamos pues se veía el mar pero no directamente, y fuimos a  la Pousada Palmeira (Rúa da Prainha s/n, primera praia, tel. 75-483 11 05, www.pousadapalmeira.com) que la regentan desde hace 6 meses un matrimonio franco-argentino. Pagamos 80 R$ para la habitación doble con balcón al mar (habitación número 104), directamente a la playa. Quién tenga un presupuesto de 130 R$ por noche puede estar relajado y aislado en un hotel en la cuarta praia recomendamos Hotel Catavento Praia: www.cataventopraiahotel.com.br

Restaurantes: Villa Caiera (tercera praia, tel 75-483 10 42), en un hotel en la tercera praia, con un local muy agradable pero de precios más altos y raciones poco generosas. Restaurante Tinharé (Rúa Caminho da Praia, tel 75-483 11 61), subiendo la calle principal a mano izquierda, un poco escondido. Barato y muy bueno. Café de París (Praça principal s/n, tel 75-483 11 74), regentado por un francés que ofrece rodizio de carne por 14,90 R$ y unas salsas deliciosas, sobretodo la de vino. En este restaurante te sientas mirando a la plaza y es todo muy interesante pues al atardecer se montan stands de artesanía local y de caipifrutes.

Cosas a ver

Se organizan excursiones a la isla de Boipeba de un día pe 50 R$ por persona y la excursión de la vuelta en barca a la isla cuesta 25 R$ y dura 4 horas. También se puede ir a pie hasta la praia da Gamoa y tomar unos baños de argila. Otra buena opción es subir hasta el farol de la isla, desde donde se tiene unas vistas espectaculares de las playas. Se llega siguiendo el camino enfrente de la iglesia de Morro de São Paulo. Allí quien tenga ganas de aventura puede tirarse en tirolina por 15 R$ y termina dentro del agua de la primera praia.