Berlín es sencillamente apasionante, y puedo decir que la evolución es constante y ascendente. Es una ciudad que gusta a todo el mundo, agradable, joven, dinámica y brillante.

BERLÍN (ALEMANIA)

Museuminsel: la isla de los museos con uno de los tesoros de Berlín. La ciudad puede presumir de este precioso (y enorme) espacio. El Altes Museum alberga la colección de antigüedades de los museos estatales de la ciudad y entre sus joyas más preciadas, el famoso busto de Nefertiti. Otro de mis preferidos es el Pergamon Museum, donde encontrarás la preciosa obra El altar de Pérgamo
Isla de los Museos: la Museuminsel es un recorrido por museos únicos de prestigio mundial, formada por el Museo del Pérgamo (en estos momentos está siendo objeto de una profundísima renovación y se reabrirá al público en el año 2.025), por el Bode Museo (el museo alberga una extensa colección de esculturas así como joyas del Museo de arte bizantino y del Gabinete numismático), por el Nuevo Museo (en 1.841 Friedrich August Stüler comenzó a construir el Museo Nuevo. Utilizó fuerza de vapor y viguerías fabricadas industrialmente: una sensación arquitectónica. En la guerra el museo se destruyó y quedó en ruinas hasta 1.999. Reabierto en 2.009 con su obra estrella Nefertiti), la Antigua Galería Nacional (El edificio, construido entre 1.867 y 1.876 muestra obras del Clasicismo, el Romanticismo, el Biedermeier, el Impresionismo y los primeros contemporáneos.), y por el Museo Antiguo (Este edificio clasicista, diseñado en 1.830 por el arquitecto Karl Friedrich Schinkel, con rotunda, cúpula y portal de columnas, fue el primer museo público de Prusia. Después de su destrucción en la Guerra y su reconstrucción en los años 60).
Topografía del Terror: En esta exposición permanente se documenta la historia de las instituciones del terror, situadas junto al distrito del gobierno nazi, y de los crímenes allí cometidos. Además, aquí se puede ver una de las pocas partes del Muro que aún se conserva en pie.
DDR Museum, si no hemos visto la película "Goodbye Lenin", el museo de la DDR nos transportará a la Alemania de la República Democrática de los años 60. Toda una experiencia! La entrada cuesta 6€.
Jüdisches Museum Berlin, el Museo Judío de Berlín abierto en 2.001 y en un espectacular edificio de Daniel Libeskind destaca por su colección permanente, su trabajo pedagógico y su programa de actividades. La entrada cuesta 5€.
Monumento al holocausto: 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas forman este monumento en recuerdo de los judíos asesinados.
Museo de la historia de Berlin es otra buena opción para conocer más esta fascinante ciudad desde su fundación en el siglo XIII hasta después la caída del muro. La entrada incluye una visita guiada a un búnker atómico, original de la guerra fría. La entrada cuesta 12€.
Max Planck Science Gallery es el museo ideal para los amantes de la ciencia y con entrada gratuita. Exposición digital permanente y diferentes exposiciones temáticas.