Berlín es sencillamente apasionante, y puedo decir que la evolución es constante y ascendente. Es una ciudad que gusta a todo el mundo, agradable, joven, dinámica y brillante.

BERLÍN (ALEMANIA)

Puerta de Brandenburgo: Es seguramente el monumento más famoso de Berlín, todo un símbolo y donde se celebra la fiesta de fin de año. La primera vez que la vi, fue sólo la mitad, era agosto 1.989 en mi primer viaje a Berlín, el muro pasaba justo enfrente y sólo se podía ver la parte de arriba. Inaugurada en 1.791 es obra del arquitecto Carl Gottard Langhans, de piedra arenisca de 26m de alto, 65,5 d ancho y 11 m de largo de estilo neoclásico. Recuerda a los propileos de la Acrópolis de Atenas. La puerta está coronada por la archifamosa cuadriga creada por Johann Gottfried Schadow, representa a la diosa Victoria montada en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad.
Checkpoint Charlie: fue el paso fronterizo más utilizado durante la Guerra Fría. Se utilizaba para cruzar a Berlín Este desde Berlín Oeste entre 1.945 y 1.990, abría paso a la zona de control americana con la soviética. Cuando pasé por allí en 1.989, en el metro, te cambiaban marcos alemanes de la república federal por los de la república democrática que después no se podían volver a cambiar, y además, había una cantidad mínima a cambiar. Había soldados armados y muy malhumorados. Actualmente es una de las atracciones turísticas de Berlín, donde hay un soldado-actor que pide euros por cada foto. Ya que estamos allí visitar el museo del mismo nombre. Aquí visitar el Museo del muro. Abierto de 9am a 10pm.
Reichstag: el Parlamento alemán está en un edificio diseñado por Paul Wllot e inaugurado en 1.894 de estilo neorrenacentista. En 1.933 se destruyó por un incendio provocado. Durante la 2ª guerra mundial fue marco de varias batallas. En 1.960 fue reformado, pero la reforma profunda tuvo lugar en los años 90 bajo la batuta del arquitecto inglés Norman Foster e inaugurado en Abril de 1.999. Lo que más destaca es su espectacular cúpula y la rampa con espejos para acceder a ella. Obligado ir allí y tomar algo en Käfer y disfrutar sus vistas. Recomiendo encarecidamente si tenemos prevista la típica y recomendable visita al Dome, comprar anticipadamente la entrada y nos ahorraremos horas de colas
Muro de Berlín (lo que queda de él claro): Tengo la inmensa suerte de haberlo visto entero enterito, en 1.989. Fue toda una experiencia para una jovencita. Construido en 1.961 y derribado en 1.989, para conocer la historia leer este link. Visitar la East Side Gallery para conocer lo que queda de él, es la mayor galería de arte del mundo con 103 metros lineales de lo que queda del muro . Una línea doble de adoquines marca el recorrido del Muro de Berlín a lo largo de 5,7 kilómetros en el centro de la ciudad. Desde la East Side Gallery, pasando por Potsdamer Platz y hasta la Bernauer Straße, hay lugares conmemorativos, restos del Muro, antiguas torres de control, así como paneles informativos con fotos y textos con información histórica. Tampoco perderse el Memorial y centro de documentación sobre el muro, muy interesante.
Torre de la Televisión en Alexander Platz: La torre de televisión conocida como Alex por los Berlineses, tiene 368 metros de altura, fue todo un símbolo del comunismo en los años 60. Para ahorrarse colas, comprar el billete online en este link. Interesante (no gastronómicamente, sino por las vistas) reservar para comer o cenar en su restaurante giratorio 360º sobre Berlin, el Sphere, a 207 metros de altura sobre la ciudad.
Los patios de Hackesche: Hackesche Höfe en alemán, es uno de mis rincones preferidos de Berlín, con tiendas de diseño y encantadores cafés, es un sitio para comprar, ver y ser visto. En 1.972 fueron declarados monumento histórico, abiertos desde 1.906, albergan también pisos, galerías y oficinas. Totalmente renovados en los años 90 cuentan con ocho patios, un laberinto entre las calles Rosenthale y Sophienstrasse.
Gendarmenplatz: Es sin duda una de las más bellas plazas de Berlín: El edificio central de la plaza es el Konzerthaus; en el lado norte (derecha en la foto) está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom (Catedral Alemana).
Iglesia en Ku'Damm: oficialmente Iglesia memorial Kaiser Wilhelm o Gedächtniskirche - iglesia del recuerdo. Se construyó entre 1891 y 1895 de acuerdo a los planos de Franz Schwechten, con un estilo arquitectónico neorrománico según el modelo de diversas iglesias románicas de Renania, y en especial de la catedral de Bonn, de estilo románico tardío, y situada en Bonn. El edificio original causaba gran impresión por sus cinco torres. La torre principal alcanzaba los 133 metros, siendo la más alta de la ciudad. Durante la 2ª Guerra mundial fue bombardeada y durante su reconstrucción entre 1.951 y 1.961 se decidió no reconstruir la torre principal para recordar a la paz y la reconciliación.
Catedral de Berlin: o Berlinerdom, recomiendo subir a su cúpula y disfrutar de las vistas desde allí. El edificio fue construido entre 1.895 y 1.905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca construida por Johann Boumann culminada en 1747 y posteriormente remodelada en 1.822 por el arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel en estilo neoclásico. Esta catedral fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y fue reemplazada por la actual, diseñada por Julius Raschdorff en el estilo neobarroco de fines de S. XIX e inicios de S.XX.
Visitar los búnkers y túneles especialmente construidos para la 2ª guerra mundial, están curados por la Asociación Mundos subterráneos de Berlín, visitar su página web y aprovechar alguna de las interesantes visitas como conocer alguno de los 3.000 búnkers que se encuentran en el subsuelo de Berlín. La visita de 90 minutos cuesta 10€, la de 2 horas cuesta 13€. Está prohibido tomar fotografías, recomiendo mirar la web para conocer los diferentes horarios de los tours. Visitas altamente recomendables.
Humboldt Box es un poliédrico edificio que de por sí vale la pena visitar, donde encontraremos exposiciones, restaurantes (muy recomendable su plataforma para observar Berlin) y sus tiendas. Diseño, conocimiento e innovación.