Berlín es sencillamente apasionante, y puedo decir que la evolución es constante y ascendente. Es una ciudad que gusta a todo el mundo, agradable, joven, dinámica y brillante.

BERLÍN (ALEMANIA)

Cafés donde sentarse, comer pasteles deliciosos y ver pasar el tiempo:
Milch Halle: no os perdáis el pastel de queso "princess”
Frau Behrens Torten: literalmente los pasteles de la señora Behrens, lo más para amantes de lo dulce
Oliv Café: tranquilo y agradable café donde los pasteles recién hechos se hornean a diario y rinden homenaje a la deliciosa pastelería alemana.
Café Galao: desayunar o merendar a ritmo de samba y dulces cariocas
Fassbender & Rausch famosísima e histórica pastelería especializada en chocolate. Su cafetería es un placer, comprar chocolate como souvernir. No os lo perdáis.
California breakfast slam: pancakes y brunch a la americana
Barcomis: dicen que aquí se encuentra el mejor new york cheese cake de la ciudad. Sencillamente me encanta el ambiente.
Les pâtissiers de Sébastien: dicen que son los mejores croissants de la ciudad
Sets: Sitzen, Essen, Trinken: sentarse, comer, beber, la filosofía está clara y la diversión en elegir silla asegurada. Curiosamente cuenta con un B&B bueno, bonito y barato, entre 60€ y 80€