Berlín es sencillamente apasionante, y puedo decir que la evolución es constante y ascendente. Es una ciudad que gusta a todo el mundo, agradable, joven, dinámica y brillante.

BERLÍN (ALEMANIA)

Honca: cocina turca moderna, no os perdáis la berenjena gratinada con ciruelas dulces
Nobelhart & schmutzig: cocina de vanguardia y estrella Michelin en un ambiente de fábrica abandonada. Bastante radical pero toda una experiencia
La Soupe populaire: en un ambiente de Berlin este y de subcultura, ubicada en la vieja fábrica de cervezas Bötzow, ofrecen platos tradicionales alemanes revisados con un toque de modernidad.
Cookies Cream es un restaurante de cocina vegetariana de vanguardia, toda una experiencia. Y el reto es encontrarlo, pues está ubicado en un callejón detrás del Westin Grand Berlin, seguir los pasos que indican en la web del restaurante, encontrar un chandelier (lámpara de araña), subir los cuatro escalones y llamar al timbre. 
Zur letzten Instanz: es el restaurante más antiguo de Berlin y es el sitio perfecto para degustar platos típicos de verdad.
Katzorange: el gato naranja, es el nombre de la calle, sirven deliciosa comida orgánica inspirada en todos los rincones del mundo. Gran oferta vegana y vegetariana y controlan el origen de sus proveedores.
La Raclette, el restaurant francés informal más chic. De moda el Kreuzberg, el nuevo Boho. Decorado con ladrillos vista y tiene una chimenea que lo hace el lugar para perfecto una cita.
Aigner amb Gendarmen Markt: con atmósfera de café vienés, es el éxito asegurado de cualquier velada en Berlín. Comida de nivel muy alemana y perfecta para carnívoros.
Mogg & Melzer Delicatessen: recuerda a los delis neoyorkinos tan de moda en España ahora. Comer, comprar, disfrutar y ser visto.
Long March Canteen: por si queremos comer cocina china en Berlín, este es el lugar de moda actualmente en la metrópolis alemana.
Pauly Saal: elegante y curioso restaurante ubicado en l antigua escuela judía de niñas. Ir ni que sea para ver el bar.
Brauhaus Georgbraeu: comida típica alemana con sauerkraut y salchichas en el barrio Nikolai. Diversión asegurada. Ideal para cervezas y cenas informarles
Mutter Hoppe: más comida alemana típica en un entorno muy informal
Bonfini: uno de los mejores restaurantes italianos en Berlín. ¿Queréis pasta? pues en Bonfini
The Duke Restaurant ubicado en el hotel Ellington con su charm de los años 20, ofrece diversos tipos de menús y una amplísima elección de vinos. Combinar con su música en vivo, generalmente jazz.
Das Speisezimmer restaurante encantador y reformado totalmente en 2.010 de la conocida chef Sara Wiener. Una apuesta segura.
Zander un restaurante de cocina regional del Land de Thüringen. Como su nombre indica, su especialidad es la perca, y no perderse su carpaccio!
Taverna Ousies para los que no queréis comida típica alemana sino griega, éste es vuestro restaurante en Berlin
Borchardt: historia viva de las gastronomía berlinesa, clásica cocina alemana desde 1.895
Prater Garten: si hace buen tiempo y queremos cocina informal alemana, ideal el "biergarten" en Prenzlauer Berg
Muret la Barba: con este curioso nombre nos ofrece otro deli con tienda, ordenadores y un ambiente hip con comida deliciosa
Edo: si queréis degustar buen sushi y dimsums, este es el lugar en Berlín.
Bar Raval sí como suena, un bar de tapas españolas, muy auténtico y especializado en gastronomía catalana. El actor germano-catalán Daniel Brühl ha querido compartir "su Barcelona" en el barrio de Kreuzberg, mélange de culturas como el barrio del Raval en la capital catalana. Además, aquí se pueden ver todos los partidos del Barça.