Viajo muchísimo y repito constantemente ciudades que me encantan y que van evolucionando, y al final, me doy cuenta que me cuesta ir a nuevos destinos. Por fin, he podido visitar un nuevo destino para mi: Riga, la capital de Letonia. De hecho, la excusa perfecta, ha sido conocer el nuevo Grand Hotel Kempinski Riga. Desde Barcelona a los países Bálticos no hay muchas conexiones directas, así que...