Siempre digo que todos los hoteles de lujo, son hoteles maravillosos. Que la diferencia radica en el servicio y en el efecto wow. En algo que me impresione, sea en su arquitectura, en su diseño, en su gastronomía, o incluso en sus detalles conmigo, en algo que les diferencia frente a los demás. 
Y no siempre se trata de algo costoso, sino de personalizar, de buscar cómo llegar al alma del huésped y penetrar en sus recuerdos. De compartir productos locales y originales, que les distingan frente a otros. 
...

Mis imprescindibles en Phnom Penh (Camboya)

Mis imprescindibles en Phnom Penh (Camboya)

Me encantan las metrópolis asiáticas, tienen algo que me engancha, sea la el caos circulatorio de sus calles, el olor de los puestecitos de comida – street food-, o la simpatía de sus habitantes. Entre los destinos asiáticos hay must...