Seleccionar página

Aproveché un viaje para conocer las Bodegas Valdubón en la parte de la Ribera del Duero más cercana a Madrid, la provincia de Burgos, para poder conocer Aranda de Duero. Para llegar primero desde el aeropuerto de Barajas, tomé un transfer privado y en una hora y poco llegué a las Bodegas. Hice la visita, cata de vinos de 4 denominaciones de origen de España con quesos de diferentes denominaciones de origen. Super rico e interesante.

De allí me trasladé hasta Aranda de Duero para conocerla Había oído mucho pero no había tenido oportunidad de visitarla. La ciudad es pequeña, tiene unos 33.000 habitantes y se llega todas partes a pie rápidamente.
Quiero compartir cuáles son los atractivos más importantes de la ciudad, es mi selección y no un ranking:

Museos

Museo de Juegos Tradicionales: es un museo muy completo para ir especialmente con niños o para recordar nuestra infancia. Está algo escondido, puerta a puerta con la oficina de turismo y una vez dentro se sube unas escaleras. Creado por la asociación cultural La Tanguilla que tiene como objetivo la recuperación de las tradiciones lúdicas y recreativas de carácter popular así como el fomento de las actividades relacionadas con la cultural popular.

En la exposición vemos un amplio fondo de materiales lúdicos procedentes de muchos rincones del mundo, desde los anales de la historia hasta nuestros días. Organizan actividades y talleres prácticos.
Entrada gratuita.

Museo Casa de las Bolas: con este nombre tan concreto, tuve que fijarme bien para encontrar las bolas en la fachada, son pocas y pequeñas. Es un edificio emblemático del siglo XV, que fue objeto de una importante restauración que ha conservado de la fachada originaria el arco de medio punto, la ventana gótica con alféizar de bolas y la doble cornisa: la inferior con bolas y la superior con canecillos de madera.
Cuenta con una colección que, donada por el ingeniero Félix Cañada al ayuntamiento, se compone de diferentes pinturas que abarcan desde los siglos XVII-XX, además de acoger durante todo el año diferentes exposiciones artísticas. En la actualidad, su planta 0 muestra la colección de cien grabados de Salvador Dalí que ilustran la Divina Comedia con el título “Trashumanar, 100 obras de Dalí”.
La entrada cuesta 2€.

Museo de Arte Sacro: alojado en el interior de la iglesia desacralizada de San Juan, esta antigua basílica guarda piezas que pertenecieron a la diócesis local y mediante las cuales podremos vislumbrar los diferentes aspectos religiosos que han acompañado a Aranda a lo largo de su historia.
Recomiendo ver el vídeo de 7 minutos al llegar, y luego pasearse y admirar el edificio de estilo gótico, su construcción comenzó en el siglo XIV y no terminaría hasta el siglo siguiente, tras la cual sucedió en 1473 la celebración del Concilio de Aranda, el evento histórico de mayor importancia que viviría este templo. Encima de la entrada al lugar, un altorrelieve de San Juan da la bienvenida a su interior, en el cual tres bóvedas se elevan, custodiando una de ellas un bonito retablo.
Museo de la Cerámica: no está situado en el centro histórico pero Aranda es pequeña y se llega fácilmente.
Un bonito edificio verde con jardín acoge varias salas de exposiciones.
Muestran la alfarería tradicional, la cerámica y todo su gran mundo de técnicas y métodos, de útiles y espacios y de personas y tradiciones. Muestra alfarería tradicional de Castilla y León, también de la tradicional de Aranda de Duero con piezas del campo, la casa, la cocina y elementos decorativos.
Entrada gratuita.

Otros atractivos

Iglesia de Santa María la Real: es un edificio impresionante. La iglesia actual está construida sobre una iglesia anterior, que era de estilo románico, de la que solo queda la torre. Se cree que el inicio de las obras se produjo en el año 1439 por los maestros de la diócesis de Osma. En 1503 se crea un plano de la villa en el que se ve claramente que está acabada, aunque no poseía la portada gótico isabelina del siglo XVI y algunos detalles.

Su puerta de entrada es impresionante. Posee una fachada gótico-isabelina construida por Simón de ColoniaJuan de GumasJuan de Nóveda y un familiar de este último, aunque se cree que el que la terminó fue un hijo de Simón de Colonia, Francisco de Colonia. Esta fachada de ha convertido en uno de los emblemas de Aranda de Duero. Fue iniciada antes del año 1500 y terminada por el 1515, siendo la mejor muestra del esplendor económico de la ciudad en esa época.

Ciavin: el Centro de Interpretación de la Arquitectura del Vino, tiene que ser vuestra primera parada en Aranda. Es la explicación gráfica de la ciudad. Nos abre sus puertas al conocimiento de las bodegas silenciosas y lagares con enormes prensas de madera que forman parte de la rica cultura del vino.
Pasad un rato y veréis la importancia de la cultura del vino a lo largo de la historia en Aranda.
Bodegas subterráneas: es uno de los Bienes de Interés Cultural más característico de Aranda. Habían llagado a haber 300, ahora quedan 135. De éstas sólo se pueden visitar 3. El resto pertenecen a grupos de amigos y son de uso privado.
Este impresionante entramado esta formado por 7 kilómetros de túneles y bodegas vinícolas excavados a una profundidad media de 12 metros en el subsuelo de la localidad, y cuya antigüedad varía entre los siglos XIV-XV.
Construidas para producir y almacenar el vino a partir de la Edad Media, estas bodegas disponen de unas temperaturas y humedades constantes perfectas para conservar el caldo arandino, además de contar con un gran sistema de ventilación mediante el uso de zarceras.
Yo visité la bodega de Ribiértete, que además organizan desde un casino, a un escape room, diferentes actividades para conocer la cultura del vino y divertirse al mismo tiempo.
Plaza Mayor: la típica plaza castellana del medievo donde tenía lugar toda la vida pública. Con el paso de los siglos, los soportales que rodeaban el lugar fueron sustituidos por aceras y comenzaron a surgir diferentes puestos y negocios en sus inmediaciones.
Rollo Jurisdiccional: no tiene mucho de especial, pero es importante para la historia de la ciudad. Antes estaba ubicado en la Plaza Mayor pero traspasado a la Plaza del Rollo.
Es una sencilla picota medieval de piedra que representa el símbolo jurisdiccional de la villa. Hasta 1813, era el lugar donde se exponían a los reos ajusticiados que se ordenó la demolición de los rollos. Hoy en día los rollos jurisdiccionales que quedan en pie son considerados como importantes monumentos históricos. Aún se vislumbra en su parte superior los escudos de la villa de Aranda de Duero.

Palacio de los Berdugo: una casa señorial castellana construida en el siglo XV por Martín de Durango y uno de los lugares donde permaneció Napoleón Bonaparte durante su estancia para ocupar España. Es de propiedad privada y no se puede visitar, sólo un par de veces al año.
Está ubicada justo enfrente del rollo Jurisdiccional.
Puente de las Tenerías: un puente construido en el medievo que cruza río Bañuelos y que ofrece unas esplendorosas vistas. Cuando yo me acerqué, diluviaba.

Dónde comer 

Sin duda El 51 del Sol es el restaurante de referencia en la ciudad. Compuesto por un bar de tapas tradicionales -cuando yo llegué estaba tan lleno que no podía ni pasar-, un restaurante gastronómico, dos salas comedor grandes y una preciosa terraza. David Izquierdo, el chef con tupé perenne, vive de su amor por el terruño, por la tierra donde su familia cultiva el vino y por la pasión de su cocina para hacer felices a los comensales.
Su credo es «Si el mercado dispone, el 51 propone» apoya los productos de la zona utilizando los productos de Km. 0.

Yo misma que soy complicada y muy tiquismiquis, quedé feliz con todas sus propuestas, empezando por su volandeira de tierra -una especie croqueta deliciosa, espárragos con allioli de ajo negro, etc.
Entre sus especialidades: La Dehesa(mejor torrezno innovación del mundo), lechazo I.G.P. asado en horno de leña, torrija caramelizada.
El menú degustación cuesta 65€ sin bebidas.

También recomiendo aunque yo no los haya probado y más tradicionales: el Lagar de Isilla o Mesón de la villa. Ambos también tienen bodegas subterráneas visitables.
Podéis ver en mis redes sociales #GraupixArandaDeDuero y #GraupixRiberaDelDuero para ver más comentarios y fotos.
En este link encontráis mis fotos de Aranda de Duero