0 elementos

Visitar Vilnius representa una sorpresa más que agradable y os gustará mucho: desde el casco antiguo medieval hasta la «República» de Užupis, las diversas caras de la capital lituana hacen de esta ciudad europea un gran lugar para descubrir. A parte de recorrerme todos sus museos y atracciones principales, también visité varios hoteles para poder compartir mis preferidos y que tengáis opciones de todos los precios y estilos.
Esta es mi selección, no un ranking oficial:
Hotel Pacai: ubicado en el corazón del casco antiguo, al lado de la plaza del Ayuntamiento, este hotel es para mí el más bonito de Vilnius. Ocupa varios edificios antiguos del siglo XVII, fue debidamente restaurado y lo abrieron en el año 2018.
Su nombre es el mismo de la familia propietaria.

Encontramos 103 habitaciones, todas muy bonitas, algunas tienen la suerte de tener frescos originales que pudieron recuperar en la restauración.
Las suites tienen colchones Hastens que ya sabéis lo que significa, por mi experiencia, diría que ninguno o pocos hoteles en el mundo disponen de estos exclusivos colchones.
En un edificio adyacente, para llegar a él tenemos que cruzar el bonito patio que se aprovecha como terraza en época de buen tiempo, encontramos el spa con tres salas de tratamientos, en una de ellas, han aprovechado la antigua muralla para hacer una sala de descanso. Este spa me encantó: decorado muy oscuro, chic con varios tipos de saunas y todo muy bien cuidado.
También disponen de tres salas de conferencias.
En este link podéis ver mis fotos de Hotel Pacai
Neringa: Abierto en 1960 como hotel y reabierto totalmente reformado el 24 de Marzo de 2021 es un hotel precioso. Está ubicado en la avenida principal, la Gedimina, a pocos pasos del caso antiguo.
Es el único hotel con un rooftop con bar, abierto en Julio 2022. Sirven cócteles y snacks
Toda la decoración me encantó, sin duda es un hotel en el que me gustaría alojarme algún día. No disponen de sauna ni piscina pero sí gimnasio.
Sus 124 habitaciones son preciosas y prácticas pero tienen sus amenidades están sólo en las suites.
Su restaurante fue inaugurado en 1959 y ha sido totalmente reformado conservando toda su esencia pues es patrimonio de la ciudad.
En este link podéis ver todas mis fotos del hotel Neringa
Kempinski Grand Hotel Vilnius: la Grande Dame de Vilnius está en la mejor ubicación, justo enfrente de la Catedral y donde empieza el casco antiguo.
Fue inaugurado en el año 2012. Es el único hotel de la ciudad con piscina interior (y diría que también el único con piscina en general). También dispone de saunas y de spa.

Sus grandes salas de conferencias acogen todo tipo de actos y son muy clásicas con moquetas de flores y grandes lámparas de araña.
La zona del lobby y recepción es preciosa, con chimeneas y sofás, ideales para sentarse a tomar algo, especialmente su afternoon tea.
Su restaurante Telegrafas tiene muy buena fama y fue reformado en 2022. También encontramos el Atélier Wine Boutique & Tasting Bar un pequeño y acogedor bar de vinos de todas las procedencias liderado por Martynas Pravilonis uno de los mejores sumilleres del mundo.
Toda la decoración floral es preciosa y está diseñada por el conocido florista Mantas Petruskevicius.
En este link podéis ver todas mis fotos de Kempinski Grand Hotel Vilnius
Artagonist: ubicado en el casco antiguo, a pocos pasos de la plaza del Ayuntamiento, se encuentra este bonito hotel en un auténtico edificio del siglo XV.
La recepción se encuentra en un atrio pequeño pero de pared altísima con un precioso mural pintado.
Sus 34 habitaciones están decoradas con obras de arte hechas a mano por artistas lituanos.

Es el hotel boutique más genial y mejor diseñado de Vilnius. Todas sus habitaciones son diferentes y me encantaron. Fue inaugurado en Noviembre 2016
En este link podéis ver todas mis fotos de Artagonist
Radisson Blu Hotel Lietuva: abierto en 1983, fue el primer gran hotel de la ciudad. En Mayo del 2021 se reformó y pasó de ser de un Park Inn a un Radisson Blu. Fue el hotel que elegí para hospedarme 5 noches y estuve encantada.
Su ubicación es buena pues está justo al otro lado del río con vistas increíbles de toda la ciudad. Para ir al casco histórico tenéis que caminar unos 25 minutos en un agradable paseo.
No os perdáis su Skybar en la planta 23 que es el mejor lugar para cócteles con vistas.

A pesar de su aspecto de rascacielos insulso, sus interiores son muy bonitos, con maderas y tonos claros y decoración contemporánea.
Entrando en su lobby, enorme, abierto y con dos zonas diferenciadas de bar, ya veis las intenciones del hotel. 
Dispone de 456 habitaciones. Todas ellas muy prácticas y amplias. Yo estuve realmente muy a gusto.
Utilicé a diario la zona de sauna y enorme jacuzzi en la planta baja.
El mayor centro de convenciones de la ciudad está en la segunda planta, con 8 salas de conferencias.
En este link podéis ver todas mis fotos de Radisson Blu Hotel Lietuva.
Congress Avenue: este bonito business hotel con toques art-déco está ubicado en la avenida Gemenida, la principal. O sea, muy bien situado.
Su aspecto exterior no le hace justicia pues es poco atractivo, su interior es moderno y bonito, me gustaron especialmente sus habitaciones.

Abierto en 2015 y dispone de 71 habitaciones.

Hilton Garden Inn Vilnius City Centre: me gustó mucho este Hilton que fue abierto en 2019, está ubicado bastante céntrico y para llegar al casco histórico tenéis que caminar unos 20 minutos.
Su edificio es muy moderno y con toques extravagantes muy chulos.
La decoración de las paredes y del suelo está llena de detalles con inspiración que recuerdan las tribus bálticas antiguas, tendréis que prestar atención pues es muy curioso.

Encontramos 164 habitaciones, todas muy bonitas y prácticas. Como en todos los Hilton Garden Inn, disponen de lavandería a disposición de los huéspedes: lavadora y secadora. No disponen de sauna ni piscina pero sí de un bonito gimnasio.
Me gustaron mucho sus salas de conferencias para un  máximo de 160 personas.
Novotel Vilnius Centre: el impactante edificio está en la Avenida Gedimina, la arteria principal de Vilnius. En el centro y tocando al casco antiguo.
Dispone de 159 habitaciones, todas sencillas y con lo suficiente para disfrutar de una buena estancia. Todas llevan un cabecero con fotos antiguas de la ciudad.
El hotel fue abierto en 2017. Dispone de gimnasio y sauna en la planta superior.
El desayuno es correcto. Las vistas desde las habitaciones son chulísimas.
Si sois foodies, este artículo sobre los 3 restaurantes gastronómicos más importantes os interesa
Aquí podéis leer mis sugerencias de pastelerías y cafeterías en Vilnius
En este link podéis leer los puntos más altos desde donde ver Vilnius y obtener las mejores vistas.
Aquí os comparto cuáles son los museos más interesantes de Vilnius
Esta es la web oficial de Turismo Vilnius.
Aquí podéis ver todas mis fotos de Vilnius.
Podéis mirar #GraupixVilnius en todas mis redes sociales para ver más fotos y comentarios.
Y para visitar los hoteles y pasear por la ciudad yo viajo con mi hotspot de Travelwifi, así estoy siempre conectada y no tengo que depender de ir pidiendo el wifi.