0 elementos

Hay países donde los templos o las iglesias son parte protagonista de nuestra ruta como turistas y en Bucarest forman parte de la historia, de la tradición y espiritualidad locales.
En la ciudad había unas 250 iglesias, con el régimen comunista, pasaron a ser unas 200. Algunas fueron reubicadas directamente -con complicados sistemas de ingeniería- y muchas destruidas. Por ello, que en los claustros interiores de algunas de las que podemos visitar, todavía encontramos partes de esas iglesias y lo llaman lapidarios.
Las iglesias que os describo, son las que para mí destacan por su belleza y que tenéis que ver durante vuestra visita a Bucarest:
Catedral Ortodoxa Patriarcal: oficialmente también llamada Catedral Metropolitana, está ubicada en lo alto de la colina Mitropoly (fácil de subir, no os preocupéis), al lado de la Piata Unirii.
La estructura se inició en 1655 y se completó en 1659 bajo las órdenes del príncipe Constantin Șerban. La fachada es de estilo Brâncovenesc. Todos los frescos y esculturas originales fueron destruidos, excepto el icono de Constantino y Helena, que son los santos patronos de la catedral. Los frescos actuales fueron añadidos en 1923 por Dimitrie Belizarie.
La liturgia ortodoxa en la catedral es conocida por su coro a capela, una práctica común compartida por todas las iglesias ortodoxas, tanto en sus servicios de oración como en los ritos litúrgicos.
Monasterio Stavropoleos: ubicado en el corazón del casco antiguo, es un monasterio ortodoxo para monjas, que tienen el edificio donde viven alrededor del claustro. Su iglesia está construida en estilo Brâncovenesc. La iglesia está dedicada a los Santos Arcángeles Miguel y Gabriel.
El nombre Stavropoleos es el genitivo de Stavropolis (griego, «La ciudad de la Cruz»). Uno de los intereses constantes del monasterio es la música bizantina, expresada a través de su coro y la mayor colección de libros sobre este género en Rumania.

Monasterio Antim: está algo escondido, en una calle paralela cerca del Bulverd Unirii y se entra por un bonito túnel lleno de frescos religiosos. Fue construido entre 1713 y 1715 en el sitio donde hubo una antigua iglesia de madera dedicada a San Nicolás. El monasterio lleva el nombre de su fundador, Antim Ivireanul, un monje de origen georgiano que en su tiempo fue un notable autor, impresor de libros, arquitecto, teólogo y obispo.

El monasterio es una obra maestra del estilo Brâncovenesc, caracterizado por su combinación de los estilos ortodoxo y otomano con algunos elementos renacentistas. Las esculturas que decoran las puertas dobles de madera y algunas de las pinturas dentro de la iglesia fueron realizadas por el propio Antim.
Tras la «sistematización» rumana para renovar el centro histórico de Bucarest, la iglesia fue reubicada a veinticinco metros de su ubicación original.

Iglesia de la Princesa Bălaşa: otra iglesia algo escondida, en la calle Sfinții Apostoli 60.
Está dedicada a la Fiesta de la Ascensión, a San Dimitrie Basarabov, a Constantin Brâncoveanu y a sus cuatro hijos. La iglesia fue fundada por la Princesa Bălaşa, la sexta hija del Príncipe Constantin Brâncoveanu y construida entre 1750 y 1751.

Fue severamente dañada por el terremoto de 1838, la iglesia fue demolida y se construyó una nueva en su lugar de 1838 a 1842. Más detalles en este link.

Catedral de Salvación del Pueblo: también conocida como Catedral Nacional o en rumanés Catedrala Mântuirii Neamului– no estaba terminada en Agosto de 2022. Lleva 6 años en construcción y está llamada a ser la mayor iglesia Ortodoxa de Europa – o de las mayores-.
Se encuentra al ladito del Palacio del Parlamento y es curioso que se construye esta mega infraestructura religiosa al lado mismo del que pretendía ser el corazón ateo del comunismo.
Evidentemente al estar en construcción, todavía no es visitable.
Y desde las habitaciones del JW Marriott Grand Hotel Bucharest hay unas vistas impresionantes:

En este link podéis ver mis fotos de Bucarest
En este link podéis leer mi experiencia completa en Moxy Bucharest Old Town
Aquí podéis saber cómo visitar y todos los detalles del Palacio del Parlamento en Bucarest
En este link podéis conocer cuáles son las visitas más importantes en Bucarest
Aquí encontráis mis sugerencias de hoteles para todos los bolsillos en Bucarest
Podéis leer todos los detalles de mi experiencia en el Hotel Cismigiu en este link
Aquí podéis leer cómo es Therme Bucuresti, el mayor centro de bienestar de Europa
Podéis saber cuáles son las mejores iglesias en Bucarest en este link
Skytower es la torre más alta del Este de Europa, os comparto qué tenéis que hacer para disfrutar de sus vistas
Podéis leer aquí cuáles son las mejores heladerías en Bucarest
Yo realicé un tour con Local Hosts, los guías locales en Bucarest que me indicaron todo lo que quería saber.
Gracias a Travelwifi estoy conectada en todos mis viajes, yo utilizo un hotspot y así no voy pidiendo wifi en cada rincón.
Podéis mirar #GraupixBucureşti en todas mis redes sociales para ver más fotos y comentarios sobre Bucarest