0 elementos

Si viajáis a las Islas Seychelles, en el Océano Índico, veréis absolutamente en todos los rincones carteles de Takamaka y veréis que ofrecen el ron elaborado en la isla de Mahé. Takamaka es también un distrito de la isla y una playa, de hecho es por eso que en el año 2.002 los fundadores de esta marca de ron, se decidieron por el nombre, porque era fácil de pronunciar en todo el mundo, fácil de recordar y además es muy de las islas, representa Seychelles. Como ellos mismos se definen «Somos el espíritu de las Seychelles. Llenamos cada botella con el carácter de nuestras 100 islas, nuestra artesanía y nuestra gente».
La finca donde ahora se encuentra la destilería existe desde 1.792, una casona magnífica, y ahora totalmente restaurada que sirve de museo, oficinas, y tienda para la destilería La Plaine St André.
Era una antigua plantación, donde actualmente se puede visitar el museo, hacer el tour para conocer cómo se produce el ron, realizar una cata, disfrutar de los jardines y del bar al aire libre precioso. De la plantación sólo quedan los restos de la cocina de la casona antigua y de poco más. La finca fue vendida al gobierno en los ochenta, cayó en desuso y se fue deteriorando.
En 2.002 la familia d’Offay que provenían de Mahé pero se habían instalado por unos años en Sudáfrica, decidieron regresar y empezaron en un garaje -literal- con una pequeña producción artesanal de ron, el primer año fueron 1.600 botellas. Fue en 2.008 que consiguieron alquilar la finca, reconstruirla literalmente y empezar a producir su ron. Los números hoy en día:
– Exportan a 27 países
– Tienen 29 premios internacionales
– Elaboran 200.000 litros anuales
– 8 tipos diferentes de ron
La visita al museo y jardines es libre, se paga por la cata de ron que cuesta 125 RSC (unos 10€).

La visita guiada en inglés tiene lugar de lunes a viernes tres veces al día, a las 11h, 13h y 15h de la tarde. El museo es un paseo por la historia de la finca, de la familia y por los instrumentos antiguos con los que empezaron a elaborar el destilado y por todo el proceso de elaboración.

En el recorrido nos enseñaron cómo destilan la caña de azúcar o melaza y los barriles donde se envejece:
El jardín acoge una sorpresa para todos los visitantes: dos tortugas jóvenes (15 y 19 años) llamadas Taka y Maka (¡cómo no!):

También se visita la zona con plantas medicinales, que antiguamente se usaban a diario en la isla:

Y finalmente la mejor parte: la cata de diferentes tipos de ron, en el porche de la casona
Yo lo disfruté muchísimo porque te comentan los matices de los diferentes tipos de ron, entre ellos tienen ron con piña o ron con coco:

Y por supuesto también encontramos una tienda enorme con las botellas de ron. Precios a partir de 155RSC -unos 15€- las botellas pequeñas y 285RSC -unos 23€- las grandes- y merchandising:
Para llegar a Mahé, tomé un vuelo de Turkish Airlines que me llevó via Estambul. Vuelo cómodo, comida rica y buenos horarios de conexión.

Aquí podéis ver mis fotos de mi experiencia en La Plaine St André-Takamaka.
Para más fotos y comentarios sobre mi experiencia en Seychelles podéis mirar #GraupixSeychelles en todas mis redes sociales.