0 elementos

Cuando visito una ciudad por primera vez tengo dos rituales: tomar el autobús hop-on-hop-off y así me hago una idea rápida de lo grande que es la ciudad y de sus puntos importantes. También subo a su torre más alta para verla desde lo alto, observar sus dimensiones y el tipo de ciudad que es.
Visité Vilnius por primera vez y cumplí mi ritual: me subí a varias de sus torres, algunas en el centro y otras más apartadas y subí al autobús turístico. Y ¡me encantó!
Os listo los puntos más altos para que podáis disfrutar de vistas como esta, cómo yo lo hice:

Torre de televisión: está algo apartada del centro. Yo llegué en autobús público y luego caminé unos 15 minutos (¡qué haría yo sin google maps!). Es el edificio más alto de Lituania: 326,5 metros, el 8º más alto de Europa y el 26º del mundo. Se inauguró el 30 de Diciembre de 1980.

Se puede subir hasta el restaurante que tiene una plataforma de observación giratoria, en el que viene a ser el piso 19 según el ascensor de la torre pero que sería el 55 en un edificio de apartamentos -según me dijeron-. Con el Vilnius Pass se accede sólo al restaurante.

Para subir a la planta exterior de observación y teniendo el pase, tuve que añadir 5€.
Esta planta en Julio 2022 estaba en obras, no había absolutamente nada, sólo la terraza circular exterior con vistas espectaculares de la región, de hecho la ciudad de Vilnius se ve a lo lejos. Hay una red metálica para evitar disgustos. También, para los más atrevidos, proponen caminar por la plataforma externa.
Sin el Vilnius Pass subir hasta el punto más alto son 10€.
Torre del Castillo de los Gediminas: hay un funicular que sube hasta la cima, pero cuando yo la visité no funcionaba. Subí los 124 escalones y recorrí el camino angosto de piedras. No es de nivel difícil, se puede hacer. La entrada cuesta 6€ o nada con el Vilnius Pass.
Es la única torre que queda de las tres que una vez protegieron el Castillo Superior de Vilnius, y es el único ejemplo bien conservado de arquitectura de defensa gótica en Lituania.
Construida en los siglos XIV y XV, la torre era originalmente una estructura de cuatro pisos diseñada para la defensa contra armas de fuego. También estaba habitada.
Con los años quedó en desuso hasta que en el siglo XVIII los rusos ocuparon Lituania y la torre sirvió como ciudadela militar.
Importante dato para la historia más reciente: el movimiento lituano por la independencia de la Unión Soviética, inició el 23 de agosto de 1989 allí la cadena humana que conectaba Lituania, Letonia y Estonia y que fue famosa mundialmente.

Desde lo alto se ven vistas impresionantes del centro y especialmente de la zona del río, pues está justo enfrente:

Torre del Campanario del Reloj: no tiene pérdida, está ubicada justo enfrente de la catedral, cuesta 5€ subir o nada con el Vilnius Pass. Está cerrada los domingos y festivos.
Tenéis que subir 152 escalones para llegar a lo más alto, muy empinados, algunos de madera, otros de piedra, otros metálicos, llevad calzado adecuado.

El campanario tiene 52 metros de altura (57 metros incluyendo la cruz). En la parte más alta, se puede observar la ciudad en 360 grados, pero con unas mallas metálicas y unos cristales que os separan para acercaros a ellas. Su mecanismo fue montado en la torre en 1672 y necesitó reparaciones serias sólo una vez, en 1803, realmente curioso.

Skybar: en la planta 23 del hotel Radisson Blu Hotel Lietuva ubicado al otro lado del río Neris. Tomar un cóctel con estas vistas y con buena música. Una visita obligada durante nuestra estancia en Vilnius.
Torre de observación del Palacio de los Grandes Duques: no es un mirador obvio pues sólo se descubre si visitamos el palacio. La entrada cuesta 9,50€ o nada con el Vilnius Pass.
Es la parte más alta del palacio, y ofrece vistas preciosas del centro. Prácticamente iguales que las de la Torre del Campanario del Reloj, ubicada a unos metros, por lo que si tenéis que elegir sólo una visita en el centro, que lo sepáis.

Es un pequeño habitáculo con vistas 360 grados y nada más, pero ¡qué vistas!:
La capital lituana está en constante evolución y seguro que pronto habrán más lugares para ver Vilnius desde lo alto.
Aquí podéis leer mis cafeterías y pastelerías preferidas en Vilnius
Esta es la web oficial de Turismo Vilnius.
Aquí podéis ver todas mis fotos de Vilnius.
Podéis mirar #GraupixVilnius en todas mis redes sociales para ver más fotos y comentarios