0 elementos

Es sabido que las mejores manos para masajes son las manos de las terapistas asiáticas, especialmente tailandesas. Dejarse cuidar por profesionales que se han formado en Tailandia es garantía de un buen resultado. Como experta en belleza y bienestar, lo confirmo.
Banyan Tree es una de mis cadenas hoteleras preferidas, tengo la suerte de poder decir que he disfrutado de muchos de sus resorts, muy exclusivos, en lugares emblemáticos y siempre enfocados en el bienestar y la experiencia spa de los huéspedes. Sus terapistas aprenden el oficio en el Banyan Tree Academy, siguiendo los protocolos y procedimientos diseñados por expertos. Y en los Banyan Tree repartidos por el mundo encontramos terapistas tailandesas o indonesias formadas en Phuket o en Bintan, además de expertas terapistas locales que han sido entrenadas concienzudamente.
Banyan Tree Cabo Marqués ubicado en la cima del espectacular acantilado de Punta Diamante en Acapulco, brinda el marco más fabuloso para una experiencia única.
Y mi parte preferida de todos los hoteles es siempre su spa, y en Banyan Tree Cabo Marqués es un espacio sensacional pensado para el relax y el bienestar de los sentidos. La meca para los amantes del wellness. En su preciosa recepción es donde los huéspedes eligen su tratamiento y se chequea su condición de salud para poderles orientar.

Es un spa boutique, al contrario del enorme spa de su hermano Banyan Tree Mayakoba que dispone de todo un santuario de zona caliente y zona húmeda. En Cabo Marqués el spa dispone de 7 villas privadas con vistas al mar y a la frondosa vegetación y una sala de yoga y un completísimo gimnasio -no disponen de saunas ni de zona de aguas-.

Todas las spa villas disponen de una bañera espectacular con vistas y de dos camillas de tratamientos.
Os muestro mi villa Aquamarina:

Entre las propuestas de tratamientos quiero destacar el Local Senses que mezcla técnicas tailandesas con toques locales, o el Royal Banyan que sin duda debe ser espectacular pues incluye un peeling corporal y un baño con jengibre.
Todos los tratamientos en el spa del Banyan Tree Cabo Marqués empieza con el ritual de limpieza de los pies, baño de rosas y un peeling.

Mi terapista provenía de Bintan, la isla de Indonesia donde hay una Banyan Tree Spa Academy. Elegí un masaje balinés porque acababa de llegar a México y mi viaje en avión había sido muy largo y mi espalda reflejaba esa mala experiencia de viajar en clase turista muchas horas.
En este masaje se utiliza la presión del pulgar y la palma de la mano, con movimientos firmes para aplicar aceites con cualidades termales. Exactamente lo que mi cuerpo necesitaba.
Los productos que utilizan los Banyan Tree Spa son siempre certificados por ECOCERT, utilizan 95% de ingredientes naturales, no testados en animales, libres de parabenos y sulfatos, así como que sus plásticos provienen de plástico reciclado.

Al finalizar el tratamiento recomiendan relajarse un rato y me sirvieron té de jengibre, yogurt y papaya fresca deliciosa. Me quedé con tranquilidad disfrutando de las vistas.
El gimnasio de la zona de bienestar está equipado completamente con máquinas de última generación de Technogym y con un paisaje motivador:
Y disponen de una sala de yoga que se utiliza bajo petición de una sesión de yoga privada:
En este link podéis ver todas mis fotos de Banyan Tree Cabo Marqués
Aquí podéis ver mi vídeo del spa de Banyan Tree Cabo Marqués
Si miráis #GraupixAcapulco en mis redes sociales, veréis más fotos y comentarios sobre el destino.