0 elementos

Uno de los productos que podría comer a diario (y no lo hago por motivos obvios) es un buen croissant de chocolate. La masa del croissant me encanta, el buen chocolate negro me pirra, por lo tanto es la combinación perfecta.
Y no en todas partes saben hacerlo, ni en todas partes utilizan un buen chocolate o no ponen lo que yo considero una cantidad suficiente. Cierto es que el chocolate puede ser bueno pero a veces, la cantidad es ínfima, y hasta que mis tres premisas no se juntan, no considero que sea un croissant de chocolate top.
Además aquí entraría la lucha de los que prefieren el croissant con sabor a mantequilla o sin ella.
Con su hojaldre bien crujiente y con sus capas bien formadas y que huela a bollería de calidad.
La realidad es que la bollería industrial es cada vez mejor pero jamás igualará la artesanal y la auténtica.
Yo prefiero pagar más y disfrutar.
El croissant es el rey de la bollería -con el permiso de mis queridas ensaimadas-. Llevo años probando los croissants de chocolate de Barcelona. Y no siempre los premiados son mis preferidos, porque sí, porque existe el premio al mejor croissant, y los voy probando todos.
Prefiero el croissant con sus cuernos, pero eso parece que cuesta de encontrar.
Pero como siempre, esto no es un ranking sino mi selección:
– Daniel Café Restaurant: desde 2008 establecido en Barcelona ofrece para mi los mejores desayunos y sus croissants, franceses comme il faut son épicos. Según el mismo Daniel, el secreto está en utilizar una buena mantequilla.

Cada mañana hay colas para comprar los croissants, son ricos ricos y con muy buen chocolate y una muy buena cantidad.

Sacha: uno de mis favoritos, en mi top 3, pero para disfrutarlos tenéis que comprar dos, son de tamaño mini y de precio maxi. Fabulosos, épicos.También os digo que tiene los empleados más antipáticos de Barcelona -no lo digo sólo yo-, he sido clienta todos los fines de semana durante 5 años que fui vecina y siempre despachaban enfurruñados, sin saludar, sin sonreír. De verdad que no entiendo donde les dieron el diploma de vendedores a los empleados y a los propietarios. Una lástima. Pero sus (mini) croissants de chocolate son memorables, su antipatía y desdeño sirviendo es el precio a pagar.Villa Bakery: es una panadería y cafetería, pequeña y encantadora, donde todo está delicioso.
Sus pasteles y propuestas de bollería son excelentes. Sus croissants de chocolate son crujientes y en su punto perfecto.

Son uniformes, no tienen cuernos ni forma de pain au chocolat. Pesan porque dentro, le ponen una buena cantidad de chocolate anutellada. Deliciosos.

Escribà: la mítica pastelería de la Gran Vía de Barcelona, es uno de mis lugares favoritos para desayunar y para disfrutar de su delicioso repertorio de bolleria.
Antonio, el padre del chef pastelero Christian Escribà, se enamoró de una parisina cuando hizo sus estudios de pastelero en París allá por 1957. Y ella le puso como condición para venir a vivir con él en Barcelona que le hiciera los croissants auténticos franceses, con su mantequilla.
El croissant de Christian es un tradicional pain au chocolat, sin sus cuernos. Me sirve su pasta y su chocolate, la forma es lo de menos.Baluard: en sus diferentes tiendas en Barcelona podéis disfrutar de todas sus propuestas riquísimas, y entre mis favoritas están sus croissants de chocolate.El croissant es estupendo, con sus capas y un buen tamaño de chocolate del bueno.
Esta afición a glasear los croissants que tenemos en España (jamás en Francia u otros países), me sobra.Oriol Balaguer: uno de mis pasteleros favoritos en Barcelona, especialmente como trabaja el chocolate y los bombones. Encontramos sus tiendas en diferentes ubicaciones en la ciudad condal y en Madrid.
Su croissant de chocolate es en realidad de Gianduja, y si quisiéremos chocolate negro, tenemos que elegir la napolitana –pain au chocolat-.

Boulangerie Mayer: no, no estamos en Francia sino que encontramos las propuestas súper francesas en diferentes ubicaciones de Barcelona. Alucinaréis con todas sus deliciosas exquisiteces.Y en este caso también es versión pain au chocolat, es una opción. Sus capas crujientes os llevarán al cielo gastronómico.Y para terminar, aunque no esté en Barcelona, os aseguro que sólo para probar el croissant de chocolate de Pastisseria Uñó vale la pena acercaros a mi ciudad, Mataró:
Seguro que hay algunos más, ¿Cuál me sugerís?
De los que me habéis sugerido: Mervier Canal y Eric & Benjamin

Podéis mirar la etiqueta #GraupixBarcelona en mis redes sociales para más detalles e inspiración.
Os comparto más propuestas top en Barcelona:
Y os propongo los mejores desayunos de Barcelona en este link
Aquí podéis leer cuáles son las mejores cafeterías de Barcelona
En este link podéis encontrar las mejores terrazas de hotel con vistas de Barcelona
Las terrazas «secretas» y más chulas de Barcelona las podéis leer en este link
Mis 10 chaflanes favoritos en Barcelona, una ruta chulísima en este link
Si os gustan los panetones, en este link os propongo los mejores de Barcelona
En este link podéis leer las mejores heladerías -de inspiración italiana- en Barcelona
Aquí podéis leer mis 14 pizzerías favoritas en Barcelona
Los mejores spas donde relajaros en Barcelona, sea para un masaje o un facial, en este link
Y si os apasionan los xuixos tanto como a mi, os comparto los mejores xuixos de Girona aquí