0 elementos

Como ya escribí en mi artículo sobre los mejores restaurantes de Ciutadella, en Menorca, la langosta es el producto estrella de la isla balear y también lo son las variaciones de arroces. Pero la isla va mucho más allá, encontramos pescados locales deliciosos, versiones de platos con sobrasada, quesos y vinos y una largo etcétera.
Os voy a proponer comer en restaurantes ubicados en Mahón, Fornells y sus cercanías. En este caso necesitamos coche para visitar estos templos gastronómicos. Y como siempre, es mi selección de restaurantes, no es un ranking.
¡Bon Appétit!
En estos restaurantes comeréis excelentemente (y en su mayoría no son baratos) y harán que vuestra experiencia en la isla, sea todavía mejor.
El Rais: es la propuesta más mediterránea del grupo de restaurantes de Ses Forquilles con su decoración blanca isleña y desenfadada. Y un diez por su ubicación en el puerto de Mahón.El arroz es el gran protagonista del restaurante, desde los más tradicionales hasta alguno con guiños a Asia.
Disponen también de interesantes propuestas raw food, sabrosos pescados y carnes a la brasa, además de una delicada selección de postres.Binifadet: bodega de vinos deliciosos con restaurante, un lugar realmente especial y con un jardín fabuloso.
También cuenta con un Además un Wine Bar, un espacio precioso, muy bien decorado y acogedor.Anotad también su gran momento gastronómico con el brunch de los domingos -y en verano a diario-
Un lugar para el gozar y disfrutar.Ses Forquilles: es la taberna que representa el orígen del grupo de restaurantes del mismo nombre.Como ellos mismos se definen, presentan una cocina arraigada a la tierra, con producto de calidad como base irrenunciable, fieles a la proximidad y la temporalidad, una cocina directa, fresca e inconformista.Es Cranc: viene a ser el restaurante más típico de la isla y donde todos los turistas comen al menos una vez.
El arroz de langosta cuesta 75€, pero os aconsejo que os declinéis por el arroz de marisco que cuesta una tercera parte y saldréis igual de encantados.
Tienen su propio vivero de crustáceos.Dejad espacio para los postres: la generosa porción del cheesecake casero os resultará inolvidable y de los mejores que habréis probado jamás.Sa Punta: ubicado en el puerto Cales Fonts de Es Castell y nació de la rehabilitación del Club Náutico Villacarlos. La carta es el reflejo de la recuperación de sabores, recetas y costumbres de siempre. Su propuesta culinaria respira la esencia de los productos locales más tradicionales.
Excelente servicio.Podéis elegir entre su terraza, el bar o la zona restaurante. Uno de mis preferidos, sin duda.Trèbol: ubicado en el puerto Cales Fonts de Es Castell, y abierto desde 1969, es uno de los clásicos, y además con vistas al puerto.El restaurante ofrece comida mediterránea clásica, con diferentes ensaladas con tomates de gran sabor, mejillones, queso de Mahón, lomos de sardinas y como no, los pescados que son protagonistas de su carta. Memorables sus almejas con alcachofas.
Os encantará.Xuroy: ubicado en Sant Lluís, abrieron como hotel en 1954 y fue considerado el primer hotel de playa de Menorca. Las vistas espectaculares están garantizadas.Buscan la mayor calidad por lo que gran parte de sus productos son de proveedores locales apostando al máximo por lo fresco y por el producto de proximidad.En Caragol: ubicado también en el encantador Sant Lluís. Es un espacio muy bien cuidado, con unas vistas inmejorables del Mediterráneo.En la carta predominan carnes y pescados a la brasa, verduras, frutas y hortalizas de la isla. Y sobre todo su especialidad: arroces. Todo producto local de km 0.¿Algún restaurante auténtico que os guste y no esté en esta lista? Agradeceré vuestras propuestas para mi próximo viaje a Menorca.