0 elementos

Las ciudades evolucionan y mejoran, y aunque he estado doce veces en Valencia, no había paseado por ella ni jugado a la turista desde mi primera visita, años ha.
Por suerte, con la excusa de conocer el nuevo hotel Only You Valencia, la he recorrido y he entrado en museos y atractivos turísticos nuevos y algunos reformados o simplemente menos conocidos.
Recomiendo que compréis una València Tourist Card para viajar por todo el transporte público gratuitamente y para entrar en los museos municipales sin tener que pagar o con un descuento.Os resumo las visitas más novedosas y diferentes desde mi punto de vista, no es un ranking, sino que es mi selección que seguro os gustará.

Atractivos turísticos particulares:

–  Entrar en la oficina de correos de la Plaza del Ayuntamiento, para admirar el estuco del techo artesonado de la entrada y la cúpula del interior. Fue construido entre 1915 y 1922 e inaugurado en 1923, obra del arquitecto zaragozano Miguel Ángel Navarro, es de estilo ecléctico dominante en la arquitectura oficial, con algunos elementos de modernismo valenciano.
Como la gran mayoría de los edificios de Correos de la época, la monumentalidad de la construcción es un símbolo del progreso que significaron las comunicaciones postales y telegráficas en las primeras décadas del siglo XX.
Es una visita rápida y gratuita.Ruta Modernista del Cabanyal: el barrio marítimo por excelencia que ha sobrevivido a ideas estrambóticas, una degradación calculada y a amenazas de derribo, representa sin duda la autenticidad de Valencia, y es un placer pasear por el barrio. A modo de cuadrícula, es muy fácil recorrer todas las calles y terminar en algún restaurante o chiringuito cercano.Como dice el periodista Felip Bens, si existió un blasón del Cabanyal son las cases de taulellets, la expresión más extraordinaria de la adaptación, al gusto de las clases populares, del modernismo burgués que recorrió Europa en las últimas del siglo XIX.
Vale la pena que os acerquéis y busquéis las casas como yo hice.
No os perdáis este artículo de Felip Bens con toda la información.Plaça Redona o plaza redonda: a pesar de que mis amigos valencianos se quejan del resultado de los últimos cambios de la plaza -en 2012-, a mi me parece muy original y simpática. Originariamente es obra de Salvador Escrig Melchor del año 1840.Rodeada de comercios tradicionales de artesanía y bares de tapas en la planta baja, completan la oferta pequeños puestos que ofrecen tanto encajes, bordados, telas o recuerdos de Valencia.Mercado Central: antiguamente era el lugar donde se emplazaban los mercados ambulantes. En 1839, se inaugura, en esta ubicación, un mercado descubierto, el Mercado Nuevo, el germen del actual Mercado Central.  Su estructura, formada por columnas de hierro, azulejo y vidrieras, es realmente atractiva. Cuenta con una superficie de más de 8.000 m2 y unos 300 puestos:Mercado Colón: inaugurado en la nochebuena de 1916 y construido por el arquitecto municipal Francisco Mora influenciado por los catalanes Domènec i Montaner y Puig i Cadafalch, os encantará. Actualmente podéis ir a disfrutar de buena gastronomía local en un marco incomparable.Pasear por el cauce del río o Jardines del Turia: es la atracción principal para los locales, pasear, tomar algo o hacer deporte. El pulmón verde de la ciudad de más de 9kms transitables que atraviesa la ciudad con zonas lúdicas y deportivas y románticos rincones donde perderse.
Lo cruzan 18 puentes de diferentes épocas y estilos arquitectónicos.Para mi su punto fuerte y que no podéis perderos en una primera visita a Valencia, es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, no sólo por su impresionante arquitectura, sino también por su interés: el Hemisfèric, el Museo de les Ciències, el Oceanogràfic, el Palau de les Arts, el Umbracle o el Ágora. Realmente edificios únicos.

Iglesias:

Micalet o Miguelete: es la torre de la Catedral de Valencia. Tenéis que subir 207 escalones en una escalera de caracol -no hay ascensor-. Arriba es una zona redonda con vistas 360 a la ciudad, pero no es cómodo para hacer fotos pues hay una reja muy alta.
Tiene 50,85 metros de altura, fue realizada entre 1381 y 1424 por Andrés Juliá y otros.
Subir cuesta 2€ y no hay descuento. Entrar en la Catedral de Valencia cuesta 8€ y hay un 10% de descuento con la València Tourist Card.San Nicolás: la iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir ha sido recientemente restaurada, saliendo a la luz una muestra pictórica que los expertos han denominado como la ‘Capilla Sixtina’ valenciana.
Erigida como parroquia hacia 1242, fue reformada a iniciativa de la familia Borja en estilo gótico entre 1419 y 1455 contrayéndose la bóveda gótica de crucería en la nave central. Entre 1690 y 1693 se recubrió el interior con decoración barroca y pinturas al fresco de escenas de la vida de San Nicolás de Bari y de San Pedro Mártir, diseñadas por Antonio Palomino y pintadas por Dionís Vidal.
Entrada cuesta 7€ y 6€ con la València Tourist Card.

Museos:

Museo de la Seda: ocupa la que fue la sede del Colegio del Arte Mayor de la Seda desde el siglo XV, en un edificio que entremezcla los estilos gótico y barroco. En la parte superior, encontramos la Sala de la Fama, la estancia principal del colegio y donde se reunían los máximos dirigentes de la institución donde veremos el fresco del techo de José Vergara y el suelo de cerámica valenciana del siglo XVIII y donde ahora hay exposiciones temporales. En segundo lugar, la capilla, decorada con pavimento de azulejos blancos y verdes que crean un espectacular efecto óptico. Y por último, el archivo histórico, con innumerables documentos que guardan la historia del gremio.El museo permite conocer cómo la seda llegó a Valencia, la importancia de este comercio durante más de tres siglos y la herencia que todavía hoy en día puede verse en los trajes típicos de las fiestas valencianas. Telares antiguos en funcionamiento, la típica andana donde se criaban los gusanos de seda, me encantó.
Si buscáis un bar cómodo y agradable para descansar, en el patio tenéis el Espai Seda que es perfecto.
La entrada cuesta 7€ y 6€ con la València Tourist Card.Museo de la Porcelana: en honor a la industria de la cerámica Valenciana, el Museo Nacional de Cerámica-González Martí se ubica en el que es considerado el mejor ejemplo de Barroco en España, el Palacio del Marqués de Dos Aguas.
Maravilloso palacio de obligada visita.El museo alberga la mayor colección nacional de cerámica desde el siglo VIII hasta la época contemporánea con piezas de Picasso. De hecho, la parte de cerámica es pequeña, pero visitar el palacio es aprender cómo vivían.
La entrada cuesta 3€ y con la València Tourist Card 2€.MuVIM: es el Museo Valenciano de la Ilustración y de la Modernidad. Es un museo de ideas, consagrado a preservar y dar a conocer las ideas y valores que han hecho posible el mundo moderno. Su Exposición Permanente es una arriesgada apuesta museográfica y comunicativa. Yo no la pude ver porque se tiene que reservar con antelación, supongo que es tema de pandemia.
Obras feministas temporales dominan el hall y una gran maqueta de Valencia.
Impresionante edificio de cemento. Entrada gratuita.No dudéis en organizaros una visita a la capital valenciana para descubrir esto y mucho más.
Web oficial de Visit Valencia en este link
En este link podéis ver todas mis fotos de Valencia
Aquí podéis leer mi experiencia en el impresionante hotel Only You Valencia
Podéis mirar en todas mis redes sociales #GraupixValencia para ver más fotos, vídeos y comentarios