0 elementos

Barcelona es una ciudad que marca tendencias, en diseño, en arquitectura, en moda y en gastronomía. A principios de Diciembre abrió en pleno Eixample Yu Bi, un restaurante con el subtítulo Asian Cuisine, French Gastronomy.Con esta, algo extraña mezcla, no he podido resistirme en ir a probarlo.Yubi en japonés significa dedo , y al mismo tiempo son las iniciales de la chef, Yoake, su marido y sus dos hijas. Yoake San es medio francesa, medio japonesa, y esta mezcla se traduce en una perfección en su técnica y en una elección meticulosa de productos de gran calidad, además de la influencia de la cuisine francesa de la que encontramos muchos toques en sus platos.Yoake participó en la primera edición de Top Chef Francia y gracias a ello, ha ido trabajando con diferentes chefs con estrella, marcas de lujo y ha tenido su propio programa de cocina en la televisión francesa.
Ama Barcelona y es por eso que aquí ha nacido Yu Bi en el corazón de la ciudad condal, con un guiño muy especial a la decoración -espectacular, entrad a ver los papeles pintados de las paredes- y a la calidad de los muebles que llegaron de Bali, todo elegido por la chef Yaoke San.La cocina es muy pequeña y está a la vista,junto a la barra es la espina de Yu Bi, que une Yu y BI, el local está dividido en dos partes con dos conceptos bien diferenciados:
– Experiencia YU: es una experiencia gastronómica franco-japonesa, todo ello en un entorno elegante y muy chic.– Experiencia BI: es la opción más casual donde los platillos japoneses y los cócteles son los protagonistas de la carta en un espacio más cool que permite disfrutar de las creaciones gastronómicas y además con una singular elección musical.
Perfecto para degustar cócteles donde los espirituosos japoneses son los protagonistas: ginebras y sakes protagonizan las mezclas:Disponen de un menú medio día a 19€ que incluye sopa miso, primero, segundo y postre o café. Super buena opción. Yo me decidí por el menú degustación porque quería probar diferentes platos.
La presentación de todos los platos, y la elección de las vajillas son top:Mi experiencia fue excelente, se empieza el menú siempre con una sopa casera de miso, un clásico japonés. Mi menú empezó con gyozas de gambas y cerdo  cuya pasta elaboran ellos mismos, la tempura de boquerones con semillas de amapola, mayonesa de yuzu fresco y salsa tentsuyu,los crujientes nem de bacalao con hoja kaffir y shizo; la sopa de setas de temporada con caldo dashi infusionado con ceps y tomillo fresco con crocante de cenizas.Espectaculares las gyozas estilo bourguignon rellenas de ternera con reducción de vino tinto, el claro ejemplo de la fusión japo-francesa.Festival de postres deliciosos: el francés fondant de chocolate con caramelo de miso, chantilly al kirsch y cremoso de Sichuan:y el japonés: matcha cake con chocolate blanco, ganache de yuzu y manzana reineta, para llorar.Sin duda una nueva opción muy recomendable en Barcelona y que conjuga perfectamente ambas cocinas y a mi, me paseó por mi querido Japón gastronómico.