0 elementos

Hay quien no puede empezar un día sin su café, despertar degustando despacio y notar todos sus matices. Hay quien, como yo, sólo lo toma esporádicamente, en momentos de sueño acuciante, a modo de inyección de energía.
Por suerte en Barcelona, contamos con varias cafeterías donde sirven un buen café con un buen ambiente, la combinación perfecta.
Además, muchas de estas cafeterías disponen de un buen wifi, y por qué no, también es un buen lugar para trabajar, o para una cita y disfrutar de una buena compañía.
La ciudad condal cuenta con 7.400 bares y restaurantes, este sería el número oficial, y sin duda, que en muchos, encontraremos un excelente espresso o cortado. Pero no en todos, y es que el arte del café no es tan fácil como pueda parecer.
En este link podéis encontrar las mejores terrazas de hotel con vistas de Barcelona
Las terrazas «secretas» y más chulas de Barcelona las podéis leer en este link
Mis 10 chaflanes favoritos en Barcelona, una ruta chulísima en este link
Si os gustan los panetones, en este link os propongo los mejores de Barcelona
En este link podéis leer las mejores heladerías -de inspiración italiana- en Barcelona
Aquí podéis leer mis 14 pizzerías favoritas en Barcelona
Y os propongo los mejores desayunos de Barcelona en este link
Los mejores spas donde relajaros en Barcelona, sea para un masaje o un facial, en este link
Podéis mirar la etiqueta #GraupixBarcelona en mis redes sociales para más detalles e inspiración.
En estas cafeterías que os recomiendo, el aroma a café os envolverá sólo entrar, tomar el café será un placer, además tendréis otras propuestas para complementar ese café. He recopilado junto a mi amiga experta en cafés Núria Arissa, nuestras cafeterías favoritas en Barcelona, y recordad que esto es una selección subjetiva y no un ranking:
Espai Joliu:  es un concept-store donde encontramos venta de plantas, ilustraciones, galería de arte, pasteles ricos y evidentemente café. Como ellos mismos se describen «where plants meet coffee«.
Ojo que no tienen café descafeinado, y sólo se puede pagar con tarjeta.Lugar un poco hípster y muy lleno de cosas, a parte de mucho cemento. Lo contrario del minimalismo.
Buen ambiente y buen café que es lo importante.
¿Dónde? En carrer Badajoz 95.Roast Club Café: disponen de un local pequeñito y terracita en la calle. Es un tostador de excelentes cafés de orígen de diferentes países del mundo nacido como culminación a varios años de dedicación a una pasión por el buen café.
Tuestan el café especialidad de lotes seleccionados y lo sirven muy bien, comme il faut.
También los podéis comprar online.
¿Dónde? En carrer València 190.– Skye Coffee: a parte de cafetería, también es un lugar para eventos -me comentan venta de plantas o festivales- cafés. A pesar de ser algo frío, me encanta su local, enorme y con una furgoneta en el centro.Cambian la variedad del día un par de veces a la semana. Suena una música de piano tranquila.
Café extraordinario. Tenéis que ir.
¿Dónde? En carrer Pamplona 88.Nomad Coffee: el fundador, Jordi Mestre estuvo dos años trabajando en las mejores cafeterías de Londres, y allí se decidió por montar su carrito de café e ir a mercadillos; una especie de barista nómada. Más tarde quedó ganador en el campeonato nacional de Baristas en Madrid, y en 2014, Jordi fundó Nomad en Barcelona con la apertura de Nomad Coffee Lab, un espacio donde el café es el único protagonista, empujando así la ola de café de especialidad en la ciudad.En su sede de Fruites Selectes, el local es minimalista y puedo confirmar que su café es excelente, seguramente los mejores y con diferentes tipos de preparaciones.
Podéis comprar los granos pues ellos los tuestan y os informarán de todo.
Sólo se puede pagar con tarjeta.
¿Dónde? En varias ubicaciones, consultad aquíBaldomero: como ellos mismos se definen, son como una casa de campo en el centro de la ciudad, y es que el local es muy cuqui.
Es restaurante con un buen café.Casi tan buen café como me gusta su local.
¿Dónde? En Passatge Mercader 16.Robot House Barcelona: otra cafetería que me encanta. Sus granos están tostados en Slow Mov en Gràcia donde también trabajan para tener negocios sostenibles, empresas lideradas por mujeres, y una filosofía que me gusta.La primera vez que fui la atención podría haber mejorado: pedí que me calentaran el café y me respondieron que era imposible que de la cafetera sale siempre a 93 grados, y no me creían hasta que por suerte, me hicieron uno de nuevo. La segunda vez todo bien como tiene que ser de una cafetería tan chula.
Por cierto, podéis trabajar allí, pero como indican unos cartelitos en la mesa, si se necesita el espacio, os pedirán que abandonéis. Y con toda la razón.
¿Dónde? En carrer Provença 316Onna Coffee: son unos apasionados del café y tuestan y venden sus propios granos. Los podéis encontrar en su tienda online.
Su cafetería es muy agradable y no muy grande.Como tienen una oferta variada, es mejor dejarse aconsejar por el barista. Por cierto, el servicio es top y después de tres visitas, ya me reconocen e incluso de acordaban del café que había pedido.
También encontraréis ricos pasteles y un par de bocadillos.
¿Dónde? En carrer Santa Teresa 1Satan’s Coffee: bonita cafetería, agradable, de hecho me encanta la del Gótico.
No os dejarán trabajar, no os dejan instalar con el laptop.No es muy grande y tiene mesas fijas, cosas que no me gusta, pero sí que es bonito el local.
Y el café, que es lo importante, también delicioso.
¿Dónde? En L’Arc de Sant Ramon del Call 11 y Gran Via 700.Eroica Caffè: si miráis sus redes sociales, pensaréis que os habéis equivocado pues casi sólo salen fotos de bicicletas, pero no, estáis en el lugar correcto. Su local está lleno de referencias para ciclistas, con bicicletas, posters, etc. Su café es excelente, como buenos italianos que son y además tienen muy buena propuesta de comida y pastas.
El espacio es muy grande, y en su sótano podéis celebrar eventos. Su terraza -en la planta baja- me gusta mucho.
Pedid un cold brew, son fantásticos.
¿Dónde? En carrer Consell de Cent 350.
Seguro que hay muchas más cafeterías, ¿Cuál me sugerís?