0 elementos

El desayuno es mi comida favorita del día, y cuando estoy en un hotel supera todos mis sueños: puedo mezclar dulces, salados, uno de cada, en pequeñas porciones y llegar a mi orgasmo gustativo rápidamente. Está todo permitido. Y la combinación perfecta con un buen café, un buen té o un jugo saludable.
Barcelona está llena de lugares que han comprendido las necesidades del cliente, lo qué buscamos, y además casi siempre son lugares instagrameables para pedir un desayuno que acostumbra a ser todo menos típico, de croissants y bocadillos de queso, hemos pasado a los desayunos hípster:huevos poché, salmón, aguacate, bol de açaí. Todo vale, todo lo que nos inspire la vista: galletas de colores, boles con chia y semillas, tartas caseras, smoothies perfectos para instagram, surtidos de mermeladas hechas en casa y panes de masa madre recién horneados, zumos detox de colores o cafés con granos recién tostados.En este link podéis encontrar las mejores terrazas de hotel con vistas de Barcelona
Las terrazas «secretas» y más chulas de Barcelona las podéis leer en este link
Mis 10 chaflanes favoritos en Barcelona, una ruta chulísima en este link
Si os gustan los panetones, en este link os propongo los mejores de Barcelona
En este link podéis leer las mejores heladerías -de inspiración italiana- en Barcelona
Los mejores spas donde relajaros en Barcelona, sea para un masaje o un facial, en este link
Podéis mirar la etiqueta #GraupixBarcelona y #GraupixBreakfast en mis redes sociales para más detalles e inspiración.
He recopilado mis lugares favoritos:
Daniel Café Restaurant: junto a su hermano menor Petit Daniel Café, es uno de mis lugares de referencia porque el chef Daniel Brin, el francés -ya medio catalán- elabora croissants deliciosos (y auténticos de mantequilla), propuestas con huevos poché super ricos y una tortilla a la francesa o de patatas de huevos de Calaf, que os harán llorar. Uno de los mejores lugares para disfrutar de un buen desayuno sin estridencias y a precio contenido. Además de proponer a diario un menú delicioso -su sopa de cebolla es espectacular, como lo son también sus arroces de los jueves- a precio super competitivo, y encima todo el personal es simpatiquísimo y con un servicio excelente.Europa Café: este restaurante enorme y muy bien situado en la Avenida Diagonal, sirve desayunos y comidas. Mis favoritos los boles «con cosas» y los bagels que son su especilidad.
El local es precioso y el servicio atento y simpático.Secrets by Farga: otro sitio de mis habituales, donde el lugar ya me llama y me hace sentir super bien. A parte que permiten mezclar ingredientes para obtener el plato que más nos gusta.
Honest Greens: el nombre lo dice todo, se basan en un producto auténtico y donde el color verde domina en los platos y en el local. Bowls y tostadas. Mis preferidos.Caravelle: situado en el Raval -sinceramente no es mi ubicación preferida- pero es una de mis propuestas preferidas. Como punto a favor, también fabrican su propia cerveza artesanal, ¡deliciosa!. Y el diseño forma parte de su ADN y esto le añade otro punto positivo. Vale, lo sé, teoricamente no se desayuna con cerveza, pero ahí lo dejo.Giulietta Cafè: alucinaréis con esta elección. Simplemente me encanta. Es menos hípster, y por eso me tienen como clienta asídua. Dulces y salados, lo clavan todo y sin estridencias ni invenciones. Auténtico y deli.Picnic: en el corazón del Born y en un espacio acogedor donde cuidar cada detalle. Es el producto de la ilusión de un chileno y una norteamericana, de allí salen platos típicos y algunos más locales. Pero siempre buenísimos.La Esquina Kitchen & Coffee: otro lugar donde el producto predomina frente a las invenciones para instagram. Además está super céntrico y me viene de paso. Cocina de mercado basada estrictamente en ingredientes de temporada, pero siempre con un toque brit muy especial. Y con café auténtico del bueno.Cocohouse: la pista está clarísima, el coco y el exotismo protagoniza las propuestas deliciosas. De sus dos ubicaciones, prefiero la de Gràcia. Mango, tortitas, banana, porridge… todo «nuevo» y todo rico.Lukumás: aquí no nos podemos sentar, es sólo para comprar, pero os aseguro que vale la pena ir, sólo para comprar una lukuma que es la versión griega de una berlina, donut sin agujero. Siempre fresca, podéis elegir entre sus múltiples sabores, el mí el doble de chocolate, con esto lo digo todo.Con estas propuestas, tenéis para elegir y para saciaros, sea dulce o salado, pero siempre saludable y delicioso..