0 elementos

Innsbruck es la capital del Tirol Austríaco, un encanto de ciudad, la escapada perfecta, y como me encanta descubrir el souvenir ideal, y disfruto probando la gastronomía para poder compartir con mis lectores lo que he experimentado, para ayudarles en su viaje o inspirarles en la decisión de su próximo viaje. Sí, Innsbruck es uno de los destinos más románticos, perfecto para tres días y empaparse de ese ambiente tirolés elegante e histórico.En este link podéis ver mis sugerencias de hoteles en Innsbruck
Os cuento todas las visitas que no os podéis perder en Innsbruck en este artículo
En este link podéis ver mis fotos de Innsbruck
Este es el link oficial de Turismo Innsbruck
Podéis mirar #GraupixInnsbruck en todas mis redes sociales para ver mis comentarios, fotos y vídeos
Todo lo que os propongo está en el casco antiguo de Innsbruck ni llega ni a cinco minutos de distancia prácticamente:
Restaurantes:
Ottoburg: ubicado en una atalaya del 1180 enfrente del río, rezuma historia por cada una de sus cuatro plantas. La decoración es muy tradicional tirolesa, os encantará.Podéis probar platos tradicionales como el Tafelspitz, una especialidad austriaca de carne hervida servida con verduras y rábano picante, o como yo que opté por Rösti con patatas y espinacas y trufa. Espectacular.
Disponen de una amplia bodega, pedid vino austríaco, os sorprenderá.Rössl: restaurante en el corazón de la ciudad, en un edificio histórico que también es hotel con 19 habitaciones totalmente nuevas, este bonito restaurante ofrece comida tradicional tirolesa.El restaurante está en manos de la cuarta generación de la familia Plank y sigue destacando por su respecto a la tradición gastronómica local y sus originales creaciones culinarias.
Todo delicioso.Kröll Strudel-Café: si os gusta el famoso Apfelstrudel, Kröll es vuestro lugar: aquí no sólo tienen el strudel de manzana tradicional, sino que han reinventado los strudel y proponen de muchísimos ingredientes diferentes.Yo probé el de espinacas y feta y el de frambuesa y chocolate. Deliciosos.
La próxima vez probaré el de pollo con curry. ¡Super apetecibles todos!
Unos 4,50€ cada uno. Café Katzung: operando desde 1793, este encantador café ocupa un edificio histórico y su interior es de decoración contemporánea.Tenéis que probar sus diferentes pasteles, aunque también encontraréis una oferta gastronómica muy variada.Weitsicht en Hotel Adlers: la mejor terraza de la ciudad, las mejores vistas. En la planta 12 del edificio más alto de Innsbruck y también mi hotel. Veréis toda la ciudad y más allá si váis a tomar algo o a cenar.Tiendas para que compréis el souvenir perfecto de productos locales:
Acqua Alpes: jabones, velas aromáticas, perfumes y aromas para la casa, todo hecho con agua de los Alpes. De diferentes picos.
Olían fantásticamente y quería llevármelos todos pero no pudo ser.Los números de los frascos son la altitud de donde se saca el agua para elaborar ese perfume.
Me encanta la idea.Tiroler Edles: aquí encontraréis básicamente tres cosas: jabones tiroleses de la marca Walde, chocolate de Edle (con leche de las vacas tirolesas) y licores de la destilería Kössler. Además de libretas, ropa y vajillas entre otros.Tiroler Edles empezó en el año 2015, buscando proveedores locales de productos premium y atractivos, que reflejaran la gran calidad de los productos de la zona.
Aquí podéis comprar regalos o algo para llevaros a casa y disfrutar con tranquilidad.Speckeria: el lugar perfecto para los amantes del tocino, especialmente el tocino ahumado, producto típico del Tirol.
Además también encontraréis salchichas ahumadas, queso de montaña y los licores tradicionales, jamón de venado, jamón de jabalí, filete de cerdo ahumado, salami, tocino para untar el pan, mermeladas caseras…Todos los productos son kilómetros cero y el mejor recuerdo de la zona.
En la Speckeria también podéis degustar los productos y aprovechar para comer.Swarovski: la central de la marca está tan sólo a once kilómetros del centro, en Wattens, pero si no os da tiempo, podéis entrar también en la tienda bandera en el centro de Innsbruck.Sin miedo, que no todo es caro, yo me compré un brazalete por 79€. Hay de todo.Luis Trenker: desde 1997 diseñando ropa para hombre y mujer, de estilo tirolés pero sin ser tradicional. Elegante y refinado, me encantó.
Importante también es que son responsables con la elaboración de su moda y intentan reciclar y escoger tejidos reciclables.
Muchos de los productos los producen en Italia.En Innsbruck podéis encontrar de todo, y auténtico, como a mi me gusta. Productos locales y que me sirvan tanto para mi, como para regalar, y especialmente para llevarme un buen recuerdo de una ciudad que me tiene enamorada.