0 elementos

Cuando visito una ciudad por primera vez, hago unos rituales para conocerla «bien»: subir a su torre más alta y verla desde lo alto hasta sus confines, tomar el bus turístico y realizar el recorrido entero, y también visitar su museo más famoso. Es cuando regreso a esa ciudad con más tiempo, que voy visitando otros museos importantes o no importantes pero que me interesen a mi particularmente.En este link podéis leer mi artículo sobre la Ringstrasse de Viena
En este link podéis leer mi artículo sobre la Escuela Española de Equitación y la Fête Imperiale
En este link podéis leer mis sugerencias de hoteles de lujo en Viena
En este link encontráis mis sugerencias de hoteles boutique y asequibles en Viena
Aquí podéis leer mis propuestas de diseñadores, compras y terrazas con vistas en Viena
En este link podéis leer mis cafés históricos preferidos en Viena
Con el hashtag #GraupixWien encontraréis comentarios y fotos en todas mis redes sociales
Podéis ver mis fotos de Viena en este link
Link oficial de Turismo Viena
Recomiendo que os saquéis la Vienna City Card para entrar gratuitamente o con descuento en la mayoría de atracciones de la ciudad. No en todos los museos que os recomiendo, es válida la Vienna City Card. Yo lo hice todo online, facilísimo. Elegís si queréis un día, dos o tres.Os voy a hacer un recorrido por mis museos preferidos, y must-see para quien visite mi querida Viena:
Palacio de Schönbrunn: para que os sintáis como Sisí por un día donde acostumbraba a pasar los veranos. Schönbrunn entró en posesión de los Habsburgo en 1569 a través de Maximiliano II. Pasó a muchos sucesores, que no hicieron más que usarlo como coto de caza.
La propiedad del Palacio pasó a la República de Austria al final de la monarquía en 1918.Contad con tiempo suficiente para visitar también los jardines del palacio porque miden 1,2 km de largo, y recordad añadir el laberinto que es muy original de recorrer.
Es la visita obligada en Viena si queréis conocer bien la historia de la corte imperial.
Contad mínimo con 4 horas de tiempo para visitarlo. Los jardines acostumbran a abrir a las 6,30, si queréis fotos sin turistas, id pronto.
Una propuesta fabulosa es asistir a alguno de los conciertos de música clásica en la Orangerie. Más información en este link.
La entrada cuesta 36€. En este link tenéis los diferentes tipos de pases existentes, según lo que queráis incluir en vuestra visita.Museo Belvedere: planead mínimo 4 o 5 horas para visitar los palacios, jardines y exposiciones. El Belvedere no es tan solo un esplendoroso palacio barroco, sino que además alberga una de las colecciones artísticas de mayor valor de toda Austria, con las principales obras de Gustav Klimt, Egon Schiele y Oskar Kokoschka.El príncipe Eugenio de Saboya (1663-1736), un general de gran prestigio y amante del arte, se hizo construir por Johann Lukas von Hildebrandt el palacio Belvedere con jardín como residencia de verano – delante de lo que eran en aquel entonces las puertas de la ciudad-.
Esta obra de arte barroca consta de dos palacios (el Belvedere Superior y el Inferior) que albergan hoy arte austriaco desde la época medieval hasta el presente.
En el Belvedere Superior podéis ver el famosísimo cuadro de Klimt, El Beso.
La entrada cuesta 19.50€ si se visita todo. Y comprobad precios online que a veces salen más baratos.Museo Secession: con su maravillosa e inconfundible cúpula dorada y su fachada con el famoso Friso de Beethoven de Klimt es otro de mis museos preferidos, especialmente por su arquitectura única.
Un poco de historia: En 1897 Gustav Klimt salió, junto con otros artistas, de la conservadora Künstlerhaus y fundó una nueva unión de artistas que respondía al nombre de Secesión. En 1898 se terminó de construir el edificio con el mismo nombre.Dentro encontramos exposiciones cambiantes, por lo tanto, antes de visitarlo, mejor nos informamos. Pero sólo por su arquitectura, ya vale la pena entrar.
Por cierto, en su terraza superior, tienen colmenas de abejas.
La entrada cuesta 9,50€.La Vienna City Card no es válida para este museo.Albertina: es sin duda, mi edificio de museo preferido gracias a su techo voladizo creado en 2003 por Hans Hollein es en sí mismo una destacada obra arquitectónica. Alberga una de las colecciones gráficas más grandes e importantes del mundo, con más de 65.000 dibujos y alrededor de un millón de grabados maestros antiguos.
El museo se encuentra en el antiguo palacio de la duquesa María Cristina y su esposo el duque Alberto de Sajonia-Teschen, un ávido coleccionista de arte que lleva el nombre de la galería.El segundo piso está dedicado a las colecciones permanentes, y a lo largo de sus dieciséis salas, los visitantes pueden admirar algunas de las piezas de arte más importantes, desde el impresionismo francés hasta el expresionismo alemán, la vanguardia rusa, y más, con Monet, Renoir, Cezanne, Matisse, Miró y Picasso.
En el primer piso, se pueden visitar las 22 Salas de Estado ocupadas por varios miembros de la familia Habsburgo a lo largo de 100 años. Aquí podemos ver como eran sus lujosas viviendas, que todavía están parcialmente decoradas y amuebladas en su estilo original.
La entrada cuesta 16,90€. Con la Vienna City Card es gratuito.Museo del Globo Terráqueo: es uno de mis preferidos. Sito en el edificio de la biblioteca nacional, El Museo del Globo en el magnífico ambiente del Palais Mollard, único en el mundo.
La mayoría de los objetos datan de antes de 1850, y el más antiguo es el globo terrestre de Gemma Frisius de alrededor de 1536. Podemos aprender cómo se ha desarrollado nuestro conocimiento cartográfico y cosmográfico en los últimos 500 años
La entrada (combinada) cuesta 15€.Museo de Historia del Arte: el famoso Kunsthistorisches Museum se construyó en 1891 cerca del Palacio Imperial para para guardar las extensas colecciones de la casa imperial. Con su colección de obras importantes y la colección de Bruegel más grande del mundo figura hoy entre las colecciones de arte más destacadas del mundo.La pinacoteca alberga numerosas obras principales de la historia del arte occidental, entre ellas, la “Madona en el campo“, el “Arte pictórico“ de Vermeer, los cuadros de las infantas de Velázquez y obras maestras de Rubens, Rembrandt, Durero, Tiziano y Tintoretto. La colección de antigüedades y de arte oriental y egipcio fascina con tesoros de culturas enigmáticas de épocas pasadas.
Curiosamente en su azotea tienen panales de abejas, y producen una excelente miel que venden. Más información en este link.
Si podéis, planead desayunar o cenar en el museo, una experiencia única. Los jueves ofrecen una cena gourmet, más información en este link.
La entrada cuesta 16€.Barrio de los Museos: El MuseumsQuartier pertenece a uno de los complejos culturales más grandes del mundo. Situado donde acaba el casco antiguo, en lo que fueron antiguamente las caballerizas imperiales, reúne en una superficie de 60.000 m2 instalaciones con los géneros artísticos más diversos, restaurantes, cafés y tiendas en edificio barrocos mezclados con arquitectura moderna.Me ha faltado tiempo para visitar las nuevas instalaciones del Leopold Museum y el MumokMuseo de arte moderno fundación Ludwig Viena. Y toda esa zona, está llena de lugares pensados para sentarse al aire libre, asientos curiosos para tumbarse, y también encontraréis foodtrucks y cafés chulísimos.
Precio: cuatro museos por 22,90€, tenéis un descuento con la Vienna City Card.Wien Museum: *(actualmente cerrado por reformas). De espectacular arquitectura, el edificio, diseñado por Oswald Haerdtl e inaugurado en 1959 está siendo expandido.
La historia de Viena está documentada aquí, desde los primeros asentamientos, hasta el presente. Además, aquí se exhiben algunas de las estimadas pinturas de Gustav Klimt.– Y os propongo una visita extra que no es un museo pero como si lo fuera por su importancia: subir a la Torre Norte de la Catedral de San Esteban para tener las mejores vistas de Viena y también del colorido techo de la catedral. La altura de la torre son 68,3 metros.
También podéis subir a la torre Sur, la diferencia es que tendréis que subir los 343 escalones a pie y que arriba no hay terraza exterior. En la Norte hay ascensor y terraza exterior, opté por lo más fácil.
Para visitas guiadas de la Catedral o de las catacumbas, podéis informaros en este link.
Subir cuesta 6€, el tiquet combinado para visitar todo en la Catedral de San Esteban son 16€. No entra la Vienna City Card.La capital de Austria cuenta con una espectacular vida cultural, y a parte de muchísimos museos, hay exposiciones temporales, podéis mirar siempre la web de Turismo Viena para las actualizaciones.