0 elementos

Una de las escapadas más románticas que os puedo proponer es visitar Innsbruck, la capital del Tirol austríaco. Realmente una ciudad de postal, encantadora, pequeña y que os enamorará.
El casco histórico está compuesto por pocas calles, colorido y lleno de encanto, y cerca del centro tenéis varias atracciones turísticas que no os podéis perder. Es una propuesta para toda la familia y siempre ganadora.
En este link podéis leer mis 13 sugerencias de visitas que no os podéis perder en Innsbruck
En este link podéis leer mis propuestas de compras autóctonas y restaurantes en Innsbruck
Aprovechad para hacer una estancia de bienestar en el Tirol, en este link podéis leer mi propuesta
En este link podéis ver mis fotos de Innsbruck
Este es el link oficial de Turismo Innsbruck
Podéis mirar #GraupixInnsbruck en todas mis redes sociales para ver mis comentarios, fotos y vídeos
Innsbruck no dispone de grandes cadenas internacionales, ni de hoteles de super lujo; mayoritariamente encontraréis hoteles boutique monísimos, de corte tradicional tirolés o alguno con sorpresa incluida -leedme más abajo-.
Me he recorrido ocho hoteles para compartir lo mejor de los alojamientos de la ciudad, en cualquiera de estos disfrutaréis de una fantástica estancia, todos #GraupixApproved, y normalmente entre 100€ y 200€.
Adlers Hotel: fue mi hotel durante dos noches. A cuatro minutos a pie de la estación de trenes, con mi maleta recorrí la corta distancia hasta la entrada del hotel. De hecho, el hotel se ve desde diferentes puntos de la ciudad pues es el edificio más alto, todo de vidrio y muy moderno.
A diez minutos a pie empieza el casco antiguo, podéis también tomar el tranvía o el autobús. Muy bien comunicado.
Dispone de 80 habitaciones con vistas espectaculares, muy prácticas, y con un baño amplio.En la planta 11 disponen de una zona de bienestar con saunas y tumbonas para disfrutar del paisaje mientras nos relajamos. Como cierran a las 10pm, pude disfrutar de una sauna antes de ir a dormir, perfecta para la relajación.
En la planta 12 es donde encontramos el restaurante y terraza al aire libre, así como dos salas privadas para eventos.
El desayuno es muy variado y generoso.
Staff simpático y servicial.
Me encantó quedarme en Adlers Hotel.
En este link podéis ver mis fotos de Adlers Hotel
En este link podéis ver mi vídeo de mi suite en Adlers Hotel
Nala Individuellhotel: esta es la sorpresa que os comentaba más arriba: hacía tiempo que un hotel no removía mis sentimientos como lo hizo Nala, una propuesta totalmente innovadora donde cada una de sus 57 habitaciones son diferentes.
Abierto en Septiembre de 2014, diseñado por los arquitectos Armin Kathan, Ferdinand Reiter, Bernd Ludin, y Martin Both quienes hicieron un gran trabajo.
Sólo entrar en la recepción ya se ve que el hotel es diferente.Los toiletries son Malin + Goetzl. Todas las duchas son también muy originales. no os dejará indiferentes.
Dispone de dos terrazas, una en la planta tercera y otra como jardín.
Rössl Hotel: en el corazón del casco viejo de Innsbruck encontramos este tradicional hotel y restaurante con sus 19 habitaciones totalmente reformadas y con un toque moderno.Todas sus habitaciones son diferentes.
Dispone de una terraza donde también sirven desayunos y comidas.
The Penz Hotel Innsbruck: también ubicado en el centro de Innsbruck, este edificio totalmente de vidrio y moderno, abrió en el año 2002, y todas sus 92 habitaciones son de estilo similar.
Me gustó mucho. Además en su quinta planta cuenta con una terraza espectacular con fantásticas vistas del centro de la ciudad.
Si no os alojáis en él, podéis ir a tomar una copa. Goldener Adler: es el hotel más antiguo de Innsbruck, ya funcionaba como Gasthaus en 1390. Todas sus 43 habitaciones están recientemente reformadas con buen gusto, y con un toque contemporáneo.Está situado en el corazón del casco antiguo.
Su popular restaurante sirve cocina tradicional tirolesa en una sala antigua y preciosa.Stage 12: ubicado en un pasaje que se entra por la céntrica Theresienstrasse, el Stage 12 es un moderno hotel, vibrante y totalmente urbano abierto en el año 2017.
La recepción y su popular bar son de diseño colorista y simpático.
Dispone de 120 habitaciones de decoración similar, cambia mucho la ventana y las vistas.Disponen de una sala de fitness bien equipada y un precioso spa iluminado por lámparas de estilo marroquí en la sexta planta, con un hammam, sauna y sala de vapor; ideal para un relax post-turístico con vistas a las montañas.
Perfecto para grupos de amigos o milenials.Hotel Schwarzer Adler: totalmente reformado en 2020 y a cinco minutos a piel del casco antiguo. Rezuma historia en todas sus paredes, el edificio data del 1500 cuando ya era una fonda y pasó también por ser monasterio.
Actualmente es un bonito hotel gestionado por la quinta generación de la misma familia.
Disponen de 50 habitaciones, de las cuales, algunas son suites decoradas con muebles de Versace, muy llamativas.
No tienen de restaurante como tal, pero sí zona de desayuno que está en el sótano con una arquitectura espectacular.Ibis Innsbruck Hotel: como todos los hoteles Ibis, ya sabemos lo que vamos a encontrar: todas las habitaciones iguales, de 18m2, un desayuno correcto y suficiente. Cuenta con 75 habitaciones.
El Ibis Innsbruck está justo enfrente la estación de tren de Innsbruck y sólo tenemos que cruzar la calle. Es un edificio todo de vidrio y futurista de Octubre 2005, y fue totalmente reformado en 2015.
También recomiendo el Hotel Faktorei, no lo pude visitar personalmente pero me dicen que es precioso, de inspiración nórdica-tirolesa.
Tenéis pues una amplia muestra de la diversa hotelería en Innsbruck, todos son hoteles super céntricos y que os gustarán mucho. Calculad mínimo tres noches para pasear por la ciudad y para poder conocer los alrededores.