0 elementos

A tres horas de Madrid encontramos el archipiélago de las Azores que pertenecen a Portugal, lo conforman nueve islas divididas en tres grupos y todas de origen volcánico. São Miguel es la más extensa y poblada. Lo de «densa» es relativo: unos 140.000 habitantes viven en la isla, de los cuales 35.000 en su capital, Ponta Delgada. Y gracias a que Iberia ha abierto ruta MadridPonta Delgada, he tenido la oportunidad de visitarla. El vuelo no llega a las 3 horas y tiene frecuencia de dos vuelos semanales, miércoles y sábados.
Podéis ver la etiqueta #AzoresConIberia en todas mis redes sociales para más comentarios y fotos.De entrada os recomiendo mínimo cinco días en São Miguel porque la isla da mucho de sí. Y las medidas son asequibles: 62kms de largo y casi 16 de ancho. Y se necesita alquilar coche. Sin él, estáis perdidos.
En este artículo podéis leer mis propuestas de visitas en São Miguel
Aquí podéis leer mis propuestas para foodies en la isla de São Miguel
Podéis mirar #GraupixAçores en todas mis redes sociales para más detalles y comentarios
He recorrido la isla y varios de sus mejores hoteles:
– Senhora da Rosa Hotel: este coqueto hotel fue abierto en Abril 2021, a pocos minutos del centro de Ponta Delgada. Ubicados en una antigua granja del siglo XVIII con tres hectáreas, y donde antes se cosechaban naranjas. En la entrada de la finca, encontramos una pequeña capilla dedicada a la Vírgen de Lourdes.
En la recuperación de la finca y transformación en hotel, se han desarrollado espacios para dar a conocer a los turistas la historia que guarda este maravilloso lugar. Dispone de 35 elegantes habitaciones, en el edificio principal, algunas dan al jardín y piscinas, y otras dan a otra piscina más pequeña y más privada. Además tienen dos casitas con hamacas y bañera exterior que nos recuerdan los resorts tropicales de Costa Rica.
También disponen de un precioso spa llamado Musgo, y una terraza en la planta superior del edificio principal donde podemos degustar una comida fusión con productos locales, deliciosa. Es sin duda, un lugar mágico para ir a tomar algo.
Y como curiosidad añado una cosa que no había visto en ningún hotel: un invernadero de piñas con un plunge pool dentro, espectacular.– Furnas Hotel Boutique: como su nombre indica, está ubicado en Furnas -y a 50 kms del aeropuerto-, un lugar de belleza única donde se encuentra la mayor concentración de aguas termales de Europa. El hotel es un remanso de paz y dedicado totalmente al bienestar, sus piscinas -interior y exterior- son preciosas e invitan a disfrutarlas. De hecho fue el primer centro natural construido en la isla allá por 1800.
El hotel organiza a diario varias actividades gratuitas para sus huéspedes.Fue abierto en 2015, y dispone de 55 habitaciones de 3 categorías (la menor mide 20m2 y la suite mide 57m2). En 2021 han inaugurado la mejor suite que es una maravilla.
Su spa cuenta con diez salas de tratamientos y utilizan los productos de Thalgo y otros propios con hierbas de los alrededores.
À Terra es su precioso restaurante ubicado en un espacio con techo transparente, a modo de invernadero, precioso. Combinan los productos del campo con los del mar y los cocinan en el horno de leña, horno de carbón Josper o en calderas. Las carnes son de proveedores locales, igual que la pesca del día y las verduras más frescas.
Forma parte de Design Hotels.Hotel do Colégio: como su nombre indica fue un antiguo colegio, y curiosamente su actual propietario hizo sus estudios elementarios en esta escuela. Ubicado en el corazón de Ponta Delgada, os encantará su arquitectura: domina la piedra basáltica, han conservado muchos de sus detalles antiguos, y las habitaciones son de estilo contemporáneo.En su interior encontramos una piscina de tamaño grande con su bar para tomar un cóctel. Me encantó.
Su restaurante A Colmeia es un espacio de cocina imaginativa y fusión con gastronomía asiática, encontramos gyozas, pad thai y el más afamado sushi de la ciudad.Azor Hotel: sin duda es de los mayores hotel de Ponta Delgada y el que tiene mejores vistas. Desde su planta séptima incluso podréis ver las ballenas que pasan enfrente.
Dispone de 123 coquetas habitaciones, todas con vistas al mar, de estilo moderno y sofisticado, que me encantaron. Dispone de un spa con tres salas de tratamientos y una zona de aguas fantástica. Los huéspedes tienen que pagar para disfrutar de esta zona.
En su terraza encontramos una pequeña piscina con vistas de infarto, y en el bar, disponen incluso de un Cigar Bar en forma de carrito.
Su restaurante À Terra es un homenaje a los productos frescos y locales, a las tradiciones gastronómicas azorianas y a sus sabores. Me encantó. Terra Nostra Garden Hotel: ubicado en Furnas, el hotel cuenta con unos jardines inmensos – veremos una de las mayores colecciones de camelias del mundo y un arboreto con miles de árboles de todo el planeta- y unas fuentes naturales el Parque Terra Nostra que cuenta con 12 hectáreas de jardines tropicales y lagunas de aguas calientes, espectacular.
Si os alojáis en el hotel, tenéis acceso exclusivo al parque una vez, éste cierra. El edificio que ocupa fue la residencia de verano del cónsul estadounidense en Azores a finales del siglo XVIII y ahora acoge 86 habitaciones, dos de ellas suites, que se asoman a la privilegiada naturaleza que lo rodea.Su spa cuenta con tres salas de tratamientos y una piscina interior enorme.
En su restaurante TN Restaurant podemos degustar los famoso cozidos -cocinados en el interior de la tierra- por encargo.Hotel Ponta Delgada: es un hotel de tres estrellas totalmente renovado, y que está bastante bien ubicado. El personal es super amable.
Mi habitación, la 602 era amplia y con vistas espectaculares de la ciudad y del aeropuerto. No sé si es por temas covid, pero la habitación no la limpian si no se indica expresamente.
No encontraréis suavizante ni body lotion. Ni zapatillas y albornoz sólo a petición. No hay mini bar en la habitación.
La piscina estaba cerrada por temas covid.
Desayuno completo pero no tienen Nutella.Su restaurante O Baco me encantó, comida creativa con productos locales.
Es un buen hotel para presupuestos ajustado y sin grandes aspiraciones. Otros en los que no he estado pero sin duda son recomendaciones top:
Belém Guest House: que no os engañe el nombre, es una casita para 4 personas en el centro de Ponta Delgada, totalmente reformada y os encantará. Los contactáis directamente por email o los buscáis por airbnb. Siempre mejor directamente.
Neat Hotel Avenida: en el centro de Ponta Delgada y abierto en 2018.
Santa Barbara: sin duda el más chic y californiano de todo São Miguel.