0 elementos

En mis viajes alrededor del mundo, como recuerdo, compro productos de gastronomía para que cuando los consuma me recuerden ese viaje, los sabores de ese país, y también compro productos de belleza, sean cremas, sean champús y similares. Soy muy frikie y me encanta descubrir productos que representan los del país. Que utilizan ingredientes locales y que además me inspiran y me recuerdan momentos maravillosos. Y que funcionen ¡claro!.
Os comparto algunos de mis productos preferidos, dando una vuelta al mundo:
Alqvimia: todo elaborado en Tortellà (Girona). Llevo 11 años utilizando non stop algunos de sus productos. Soy adicta, funcionan muy bien en mi tipo de piel, y sus aceites son sencillamente maravillosos.
Utilizo la línea Eternal Youth y la Rejuvenate, dos buenísimas opciones para frenar el paso del tiempo en vuestro rostro. Probado, comprobado y certifico.
También utilizo toda la línea de colonia y aceites de Reina de Egipto. El aroma oriental y empoderador, me encanta.Nela Biosense: todo elaborado naturalmente en los bosques de Ourense. Me pirran sus productos para cuidar mis labios, también sus bálsamos: el calmante de hipérico (ideal para picores y escozores) y el regenerante de llantén ideal para pieles agrietadas, rozaduras, etc.
También utilizo sus jabones sólidos en mis viajes.
Y no dejéis de probar sus mermeladas artesanales, deliciosas.Morjana Cosmetics: todos los productos de Marruecos y Francia. Nació para comercializar los productos recolectados y producidos en una cooperativa de Comercio Justo de mujeres bereberes.
Sus aromas y texturas son estupendos, y encima hacemos un bien.Anne Semonin: elaborados en Francia y los conozco gracias a Mayan Spas en Barcelona (Mayan Secret Spa y Mayan Luxury Spa en los cuales soy cliente habitual). Sus productos penetran muy bien mi piel y tienen el efecto que deseo: hidratación, antiedad y equilibrante.
No dejéis de probar su facial con crioterapia, ¡la bomba!Irene Forte Skincare: la mayoría de sus ingredientes vienen de la granja orgánica de 230 hectáreas que tienen en Sicilia. Los conozco porque están en los hoteles Roccoforte, propiedad de la família.
Sólo conozco su línea hibiscus y me encanta.Chenot: elaborados en Suiza. Van mucho más allá que simplemente productos: son spas, son un método pensado para mejorar la salud, son tés de hierbas, son cosmecéuticos.
Pronto iré a Chenot Palace Weggis y os podré contar toda mi experiencia.Pixi Beauty: elaborados en Inglaterra, y su fundadora Petra Strand es sueca. Es la que ofrece mejor relación calidad precio. Me pirran sus tónicos (yo tengo piel muy sensible, y el de rosas y el de retinol son ideales) y sus exfoliantes y mascarillas.
Y también toda su línea de maquillaje es amor. Mi última adición es el bálsamo corporal de rosas.
Lo encontráis todo en Sephora.Kansa Organics: todo elaborado en la India. Son productos ayurvédicos, y desde que hice una estancia ayurvédica en Sri Lanka, soy muy fan de todo lo ayurvédico. Primero se establece qué tipo de dosha somos, y a partir de allí, podemos utilizar lo que más nos convenga. Y lo mejor, es que nos comparten cómo se tiene que utilizar para tener resultados óptimos.

Dii Divana: elaborados en Tailandia. Llevo muchos años viajando a Bangkok y siempre visito los mejores spas, Divana, y allí fue donde conocí sus productos, los Divana, especialmente sus olores son espectaculares, utilizo sus velas, sus aceites y cremas hidratantes. De Dii Divana utilizo sus antiedad.Boutijour: todo elaborado en Corea. Es mi último descubrimiento y fue gracias a un evento al que acudí en el magnífico centro de belleza de Esther Moreno Studio en Barcelona.En Esther Moreno Studio me explicaron cómo utilizar las mascarillas tensoras, espectaculares. Quiero conocer el resto de productos antiedad que tienen muy buena pinta. Seguiré informando.Haute Custom Beauty: elaborados en Austin, Estados Unidos. Gracias a sus investigaciones, han conseguido llegar a una personalización real para más de 800 tipos de piel a los que llamamos DermaProfiles™. En su Spa en Barcelona en el magnífico edificio de Casa Amatller, disponen de una máquina que mezcla el sérum ideal para cada cliente:Todo es tan personalizado, que crean una experiencia y unos tratamientos únicos para cada cliente, ¡lo más!