0 elementos

Mataró es mi ciudad, donde he nacido, crecido y donde vivo. Y no es por que sea “mía” pero yo le veo muchas cualidades: es una ciudad de tamaño mediano, unos 128 mil habitantes, cerca de una gran metrópolis, tan sólo a 35 kms de Barcelona y con muchísimas conexiones en tren o bus, estamos en la playa, una magnífica playa, y tenemos unas montañitas cerca por si tenemos aspiraciones de respirar aire puro, caminatas etc. y una buena oferta cultural.
Claro, como todas las ciudades, tiene algunas cosas que son más que mejorables, pero a mi me encanta vivir aquí. De hecho, viví 20 años en Mataró, 9 en Alemania, 11 en Barcelona y ya llevo 10 de regreso a la capital del Maresme.En Mataró hay una oferta variada de restaurantes y bares, algunos ultra clásicos -me encontraréis básicamente en ellos- y otros que han surgido hace pocos años y que también valen la pena. Os voy a compartir mis preferidos. Sí, míos, es decir, no los encontraréis en las guías gastronómicas. Los que recomiendan las guías, ofrecen comida deliciosa, no los incluyo entre mis preferidos porque el local donde están no me gusta, o las mesas están demasiado cerca, o las porciones son mínimas por el precio que se paga.
Para mi, es el conjunto lo que cuenta; es importante comer bien, y también lo es sentirse cómodo donde tiene lugar el ágape.
Empecemos por los dulces, mi parte preferida, claro. Me encontraréis en:
Casa Graupera: a pesar de llevar el mismo apellido, no somos família (los que llevamos ese apellido, procedemos del mismo tronco, eso sí). Desde 1895 endulzando el centro de Mataró, aquí podéis leer su historia. Son muy conocidos por sus neules -barquillos- artesanas únicas, no sólo las clásicas, sino que también innovan con propuestas saladas y gustos diferentes.De hecho, no es un bar ni una cafetería, pero es el lugar donde compro la mayoría de mis desayunos, de productos de celebraciones (roscón de reyes, buñuelos, coca de Sant Joan, palmera de Les Santes, etc). Os moriréis con las cocas de Sant Joan, hacen una de chocolate negro con un buen grosor, perfecto para los locos por el chocolate como yo, o una de Nutella, igual que también la tienen en el roscón de reyes. Para morirse de placer.También es donde compro detalles dulces para llevarme en mis viajes. Podéis comprar online, y os gustará todo.Granja Caralt: literalmente la locura, me gusta TODO. Cuando empezaron en 1931, era una vaquería, donde en la parte trasera tenían vacas y con su leche, elaboraban algunos dulces. Sus desayunos y meriendas son épicos.
Es el lugar donde quedo con mis amigas. Siempre allí.Su chocolate a la taza (sin leche, elaborado sólo con agua) es ESPECTACULAR. Sus bocadillos de croquetas son una cosa fuera de lo normal. Y sus globets de crema, que es como llamamos en Mataró al clásico xuixo son deliciosos.
Vale la pena venir a Mataró, sólo para degustar varios productos de la Granja.Pastisseria Uñó: desde 1967, son los expertos en pastelería en Mataró. Primero Claudi padre, y ahora Claudi hijo, el maestro pastelero y especialista en chocolate, quien elabora deliciosos pasteles y chocolates. Para mi, tienen el que puede ser el mejor croissant de chocolate del mundo, por textura de la masa, por la abundancia del chocolate y por la calidad de éste.Cada mes de noviembre, Claudi nos sorprende con su Turrón de Autor, donde en colaboración de algún artista local, crea una obra de arte dulce, donde el chocolate es el protagonista y adapta diferentes formas según las propuestas del artista y de las tendencias gastronómicas.Claudi ha elaborado muchos de mis pasteles de cumpleaños:Hasta aquí mis propuestas dulce top. Sí, hay más, pero mis top son estas.
Bares de tapas, donde me veréis siempre:
Bar Europa: otro clásico de la ciudad, desde 1957. Es donde llevo a todos mis amigos de fuera de Mataró a cenar. Destacan por la calidad en cuanto a la selección de marisco y pescado fresco. A mi me pirran sus patatas bravas y sus boquerones fritos.El aire vintage del local y el trato personal y familiar de todos los empleados, les convierte en el bar perfecto donde comer con muy buen ambiente.Restaurante Mundial: otro clásico, desde 1923 es el lugar perfecto para encuentros con amigos, celebraciones, y comer estupendamente basado en productos frescos y cocina tradicional.Su tortilla de patatas es sencillamente épica:Bar Restaurant Iluro: un bar de toda la vida, desde 1924, donde la mestressa sigue cocinando y sus hijos han tomando las riendas del local -ya en cuarta generación-. En la primera planta encontramos la parte del restaurante “El balcó de l’Iluro“, y en la parte de la planta baja el bar. Su terraza es un clásico en Mataró.
No os perdáis sus propuestas de menú de mediodía, y sus postres caseros, todo delicioso.Me pirra su sepia guisada con guisantes del Maresme y sus canelones de espinacas. Cocina de xupxup.
Deliciosos los postres caseros también.Caliu Restaurant: Desde abril del 2017, la família chino-catalana Ying-Liu elabora cocina catalana con un toque oriental; sus hijos ya nacidos aquí y con estudios de hostelería, aportan las recetas locales. Su menú de mediodía es excelente, tapas y muy populares son sus cargols a la llauna y su cassoleta de arroz de la Costa del Maresme.Sangiovese: a pesar de su nombre italiano, es un restaurante de cocina tradicional catalana con un twist moderno. Abiertos en el año 1999, sus propuestas aúnan tradición y modernidad.
Ocupan un edificio de mediados del sigo XX, y con propuestas de diseño estilo Art-Decó, con espacios espacios únicos con salones privados donde realizar diferentes eventos.Su menú diario es perfecto para elevar la experiencia de un almuerzo, y su menú festival es uno de mis regalos preferidos.Comidas del mundo en Mataró: como buena viajera, cuando no viajo, me gusta disfrutar de la gastronomía de otros países:
El Fortín Cafetería: el sabor popular de Argentina en Mataró, un lugar pequeño y simpático donde probaréis empanadas y pan de queso deliciosos:Leksthai: es el único tailandés del Maresme, y es auténtico, sabores y olores. Currys, pad thai, tom yam… todo delicioso.Roti Mataró: es un local mini por lo que prefiero pedírmelo en casa. Todas sus propuestas son super auténticas y deliciosas.Chipotlin: el mexicano de referencia en Mataró. Amo México y gracias a Chipotlin puedo disfrutar de su gastronomía cada vez que me apetece:Tengo dos restaurantes japoneses a los que voy regularmente:
Su Cocina Japonesa: un pequeño local en el centro donde sirven deliciosa gastronomía japonesa. La palabra “su” se refiere al vinagre que sazona el arroz del sushi. El concepto del restaurante es minimalismo, simplicidad y detalles.Sèsam negre:  funde lo mejor de la cocina mediterránea con lo mejor de la cocina japonesa. Os gustará mucho.Y os propongo una visita a cualquier chiringuito de la playa de Mataró. Os aseguro que será una experiencia gastronómica más bien justa, pero disfrutaréis de una puesta de sol o de un rato espectacular: