Conocía Ronda por verla en la televisión, especialmente cada año por la corrida Goyesca organizada por los hermanos Rivera. De hecho, la tradición del toro en Ronda se remonta al siglo XVIII, cuando la dinastía taurina de los Romero vinculó el mundo del toro de lidia con la ciudad. La visita a su histórica plaza de toros es uno de los must-do en Ronda. La Plaza de Toros de Ronda se inauguró en 1785. Hoy es uno de los monumentos más representativos de la tauromaquia. Bajo los tendidos de la plaza se encuentran las salas de historia de la Real Maestranza, el Museo de la Tauromaquia y la Real Guarnicionería de la Casa de Orléans.Las corridas de toros no me han interesado nunca más allá de su impacto antropológico y su huella cultural, y estando en La Costa del Sol, no quise perderme la oportunidad de conocer con más profundidad la tauromaquia. Por esto, también visité Reservatauro que está tan sólo a 5kms de Ronda. ¿Qué es? Es el lugar perfecto para entender el arte y su realidad; es una ganadería de toros bravos y caballos andaluces en un espacio declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera, creada por el matador de toros Rafael Tejada. 200 hectáreas donde crían a toros y vacas bravas, caballos de raza española y muchos otros animales.
El objetivo del torero Rafael Tejada, es compartir su pasión por el toro y todo lo que conlleva la fiesta. Tuve la suerte de charlar con Rafael y aprender sobre todo lo que representa tener una ganadería.Reservatauro es ideal para una visita particular, o para un incentivo o para una experiencia corporativa (reuniones, team-building, etc). De hecho, y para que sea todavía más interesante, la finca a parte de ser una ganadería, dispone de una parte de museo –con trajes de luces que ha utilizado el maestro-,tienda, una pequeña capilla –también podéis optar por casaros allí si queréis, ¿por qué no?-,y un par de grandes zonas para presentaciones, reuniones o celebraciones. Reservatauro es perfecta para una presentación única y diferente:Además, es el lugar donde el torero entrena y hay una plaza de toros con todo lo que ello supone. También puede llegar a hacer alguna tienta, pero no está incluido en el tour. La visita comienza en la plaza de toros de Tientas, donde se selecciona a las vacas bravas que serán las madres de los toros bravos. Siempre escuchando las pertinentes explicaciones.Posteriormente hice un  recorrido en 4×4 donde me adentré en la dehesa donde se encuentran los animales. Aquí se puede observar a las vacas, los becerros, los novillos y los toros. En un principio se observan desde la barrera, pero, también me pude acercar y vivir la experiencia de estar junto a ellos, precisamente esta es la particularidad que caracteriza a Reservatauro.En los establos estuve con los caballos de pura raza española, pude acariciarlos y estar un rato con ellos:También cogí un capote que pesa más de lo que jamás me hubiese imaginado. ¿El motivo? Contrariamente a la creencia popular de que el color rojo anima a los toros, éstos en realidad embisten por el movimiento. El capote pesa entre 4 y 6 kilos para evitar que en la plaza el viento lo meuva.
Os aseguro que para sacar esta foto, hice un gran esfuerzo. Mi total admiración por los toreros.La visita guiada de 70 minutos cuesta 28€, requiere reserva. Si además queremos añadir una degustación de vinos y tapas, el precio es de 40€ -2 horas., y si queréis una visita privada son 90 € por persona e incluye la cata de vinos y tapas. Esa fue mi opción!
Es una visita obligada para quien quiera entender la importancia de la fiesta nacional en la Costa del Sol e ir más allá de playas y tópicos fáciles. Me encantó aprender sobre la crianza de los toros y el significado de la tauromaquia para un torero, para alguien que lleva toda su vida dedicada a esto.