0 elementos

Desde hace muchísimos años que me cuido la piel comme il faut, he intentado aprender de las mejores marcas, de sus consejos y de sus sugerencias. He tomado parte en webinars y workshops para saber qué necesita cada piel. No soy una experta pero intento saber lo básico para sacar el máximo rendimiento de mi piel y que me dure tersa y suave, sin importar mi edad. En este link encontraréis mis rutinas habituales de belleza.
Y el tema no ha ido a mejor, pues durante estos meses de covid19, durante la pandemia, en España estamos obligados a llevar mascarilla siempre, el resultado es el maskné, el acné por culpa de la mascarilla. No es fácil dominarlo, y para ello he hablado con expertos, y aquí podréis leer sus sugerencias.
Podéis ver la etiqueta #GraupixSpa para más comentarios e inspiración sobre temas de belleza, cosmética, bienestar y spas. La rutina de las limpiezas de cutis profundas es habitual en mi, intento hacerme un par al mes. La piel necesita limpieza, igual que todo nuestro cuerpo: libera células muertas cada día, es por ello, que cada día hay unas rutinas de limpieza mínima (leche limpiadora y tónico). La realidad  es que todos derramamos millones de células de la piel de nuestros cuerpos diariamente, y es este mismo proceso lo que ayuda a mantener nuestra piel con un aspecto joven y saludable. Digo “ayuda” porque las malas noticias es que nadie se está volviendo más joven, y a medida que envejecemos ese proceso de desprendimiento natural comienza a desacelerarse, gracias a cosas como el daño solar (sí, confiesa que tomas el sol y que no siempre te acuerdas de la protección solar), la genética, el tipo de piel y los trastornos de la piel. Las buenas notícias son que con una correcta exfoliación regular de vuestra piel, podréis ayudar a mantenerla más joven. O al menos intentarlo.Voy  a compartir mis exfoliantes preferidos, y de menor a mayor precio:
Microexfoliante Urban Protection de Armonía: gel exfoliante suave que purifica intensamente las pieles con brillos e imperfecciones. Elimina el exceso de grasa, impurezas y agentes contaminantes. Perfectamente limpia y visiblemente mate, la piel recobra toda su pureza.
Lo podéis comprar por 8,90€Ocean Salt de Lush: con sal marina recogida a mano, y lima orgánica macerada en vodka, además de manteca de aguacate. La sal es rica en sodio, magnesio y otros minerales. La limpieza de la piel con productos llenos de sal marina es una excelente manera de beneficiarse de estos minerales y de las propiedades antisépticas y astringentes naturales de la sal, que también ayudan a iluminar la piel al aumentar la circulación.
Sirve tanto para el cuerpo como para la cara.
La encontráis por 12,95€ por 125 gramos.Peel & Polish de Pixi Beauty: yo lo tengo en la ducha y me lavo la cara 3-4 veces a la semana con él. Llevo 2 años usándolo. Sus partículas se notan pero no duelen. Su olor es muy mejorable, y su resultado es fantástico. Es un exfoliante enzimático de doble acción iluminadora restaura y afina la textura de la piel, dejándola más lisa y suave tras tan solo una aplicación. Las enzimas naturales desprenden las células epiteliales muertas, el ácido láctico exfolia con delicadeza, la celulosa exfolia en profundidad, y los extractos de azúcar afinan la textura, para acabar con la tez apagada y ofrecer un acabado luminoso, vivo y homogéneo. Lo encontráis en Sephora por unos 33€Naturally Pure Scrub de Alqvimia: este es sin duda el más potente que utilizo, y llevo como diez años utilizándolo. No más de una vez a la semana. Oficialmente está formulado para atenuar las arrugas y renovar la piel, difuminar las líneas de expresión y reducir y disimular las manchas cutáneas. De orígen 100% natural, en la composición encontramos polvo de semillas de Rosa Mosqueta y Cáscara de Nuez, exfoliantes naturales, por lo que su olor también es muy terruno.
Lo encontráis en las tiendas donde venden Alqvimia o en su tienda online por unos 34€
Brightening Peel Booster de mesoestetic: es un gel, sin partículas exfoliantes. Tiene ácido glicólico y ácido fítico y está especialmente indicado para las imperfecciones pigmentarias y el aspecto apagado.
Se aplica por las noches todos los días, renueva la piel y aporta luminosidad. Los poros se reducen, dejando la piel más clara y luminosa, con un tono uniforme. Olor neutro.
Lo encontráis por 47,80€Resurfacing Peel Mask de Anne Semonin: lo conozco porque me lo ponen en mis tratamientos faciales en Mayan Luxury Spa. Combinando tres exfoliaciones diferentes en una potente máscara de dos minutos, este tratamiento de acción rápida ilumina y suaviza para una tez refinada y brillante.
Lo encontráis a partir de 90€Diamond Glyco Extrem Peel de Natura Bissé: un sistema triple de exfoliación enzimática con 5 AHAs (ácido glicólico, málico, tartárico, cítrico y láctico), que renueva y rejuvenece la apariencia de forma espectacular. Un producto capaz de disolver las células muertas y las impurezas mientras actúa en las capas más profundas de la epidermis. Llevo tiempo sin utilizarlo pero era espectacular.
Lo encontráis por unos 160€A la pregunta de cada cuánto tenemos que exfoliarnos, la respuesta es que depende realmente de cada tipo de piel. Para las personas con piel normal, se recomienda 2-3 veces por semana. Para aquellos con piel sensible, se sugiere exfoliar sólo una vez a la semana para evitar irritaciones. Tengo que confesar que yo tengo la piel sensible pero que me gusta la sensación de los peelings y pensar que mi piel está limpia.
Y sobre el cómo: masajea sobre la piel seca utilizando movimientos circulares. Para una exfoliación más suave, úsalo sobre la piel húmeda en la ducha (yo algunos los utilizo en la ducha, otros no). Para acabar, enjuagar como de costumbre, se recomienda normalmente agua tibia. Y después hidratar bien profundamente.
Palabrita que notaréis una gran mejora.