Mi experiencia en el Balneario de Caldaria Arnoia, Ourense

Soy asidua lectora de la revista Tribuna Termal, dedicada a salud y bienestar y muy enfocada a balnearios, es decir los lugares ideales para liberar la mente del estrés del día a día, y además no sólo para centrarnos en nosotros mismos y escapar de la rutina, sino también el lugar perfecto para disfrutar de tratamientos dedicados a la medicina, basados en las aguas termales.
Uno de sus últimos números, fue dedicado al termalismo en la provincia de Ourense desde una perspectiva multidisciplinar, esta monografía tan interesante, me llevó a buscar fecha para poder probar alguno de los mejores balnearios de Galicia. Mi excusa perfecta fue asistir a la feria Termatalia en su primer congreso Congreso Internacional sobre Agua y Salud.
Podéis leer mi experiencia en Termatalia en este artículo.

Como señalan en Tribuna Termal “Expertos en geología analizan los recursos en aguas minerales y termales de la provincia de Ourense. Aguas muy antiguas y profundas cuya naturaleza está condicionada por los procesos físicos y químicos que experimentan en su dilatada trayectoria por el interior de la tierra y que las dotan de sus singulares propiedades para uso terapéutico. El subsuelo es tan generoso que las zonas cercanas a los yacimientos geotérmicos propician el aprovechamiento de la energía como sistema de climatización, un método eficiente, no contaminante y exento de mantenimiento.” Inspirada por estas líneas, quise conocer algún balneario en Ourense y elegí los Caldaria. Y mi destino exacto fue Caldaria Arnoia para conocer las bondades de sus aguas.
En este link podéis ver mis fotos de Caldaria Arnoia
En este link podéis ver mi vídeo de mi habitación en Caldaria Arnoia
En este link podéis ver mi vídeo del Balneario de Caldaria Arnoia
Para más detalles podéis mirar #GraupixOurense en mis diferentes redes sociales.

Fue el primer balneario de la compañía, inaugurado en 1995. Situado a 4kms de la villa histórica de Ribadavia y rodeada de bosques. Salir a pasear por sus alrededores, es simplemente espectacular (si no llueve, claro).
Es un hotel grande y agradable. Y en tiempos de covid, siempre todo controlado. Dispone de 89 habitaciones, todas ellas muy grandes. Yo tuve la suerte de tener una deluxe que incluye una salita.

Baño también amplio, y como toca en tiempos de covid, las amenidades enbolsadas.
Un amplísimo bar que no utilicé para nada y un restaurante sencillo y también y enorme

Sirven buffet y a la carta; y ahora en tiempos de covid, el buffet es asistido. Lo mejor en su buffet de desayuno es el grandioso pote de Nutella. Curioso.

Mi parte favorita su balneario. Las aguas que brotan en Arnoia son hipotermales, de mineralización débil, sulfuradas – bicarbonatadas, fluoradas, PH cerca de la neutralidad. Y son indicadas para reumatismos, afecciones dermatológicas, respiratorias, estrés, tratamientos de belleza, procesos postquirúrgicos y postraumáticos. Su caudal aporta 300 litros por minuto a una temperatura de 22ºC

Con tres piscinas a diferentes temperaturas:

Y varias salas de tratamientos que utilizan las aguas termales de Arnoia:

Un equipo médico altamente cualificado se encarga de establecer y supervisar los programas y tratamientos de salud y bienestar, siempre personalizados atendiendo las necesidades de cada cliente. De esta forma, se consigue aprovechar al máximo la acción terapéutica de los elementos químicos presentes en el Agua de sus manantiales. 
Yo no sólo estuve disfrutando de las piscinas y de los chorros a presión y de los circuitos a disposición, sino también probé varios tratamientos: un baño de hidromasaje personalizado, seguido de un masaje vitalizante de espalda y una ducha circular. También probé una envoltura de chocolate. Todo con las aguas termales espectaculares.
Incluso en Caldaria, han desarrollado una serie de productos que utilizan sus aguas termales, De Balneis:

En Caldaria Arnoia han construido un camino espectacular muy bien señalizado de 2 kms a lo largo del río Miño:

Y que también pasa por viñedos:

Tuve la suerte de visitar también el Balneario Caldaria Laias, a pocos kilómetros. Cuenta con 96 habitaciones y a parte de como balneario con un tipo de aguas hipertermales, predominantemente bicabonatadas sódicas y alcalinas; está también muy enfocado a deportistas piragüistas de alto rendimiento de varias federaciones internacionales. El embalse de Castrelo de Miño reúne unas condiciones excepcionales para el entrenamiento de remo y piragüismo de competición dado que permiten remar 25 kms en aguas paradas realizando tan solo 1 giro, es decir con un recorrido de ida y vuelta. Más información en este link.
En este link podéis ver mis fotos de Caldaria Laias

Y allí realicé un paseo en barca sin motor, que también ofrecen en Arnoia. Espectacular, este paseo cuesta 15€ por persona (para un máximo de 6). Pequeños placeres a precios asequibles.

Y visité en Arnoia Abadía Caldaria que con sus 16 habitaciones y sus 300 años de historia es sin duda, el lugar más exclusivo para eventos o celebraciones especiales. Se alquila entera. Fabulosa
En este link podéis ver mis fotos de Abadía Caldaria