0 elementos

Las plazas públicas tienen algo en común, son zonas abiertas donde el techo es el cielo, a medida que avanzamos en el tiempo hasta nuestros días, vemos que la mayoría fueron diseñadas o remodeladas para servir como espacios para concentraciones públicas, desde los desfiles militares de la Plaza Roja a las bendiciones papales de la Plaza de San Pedro. Algunas de las plazas sobre las que hablaré, han sido testigo de desgraciados eventos o de manifestaciones y protestas importantes. Pero así es la vida.
Plaça Catalunya en Barcelona: sin duda es una de las plazas protagonistas de mi vida. Al mismo tiempo es una plaza que no me gusta nada. Ocupa una superficie de 5 hectáreas y es el punto del kilómetro cero en Catalunya. Es sin duda, un centro comercial y eje donde llegan todos los turistas y visitantes de la ciudad. 
Es una plaza con una gran superfície central donde la gente pasea, se sienta y observa pasar la vida. Mi sugerencia es subir a tomar algo al restaurante del Corte Inglés y disfrutar de las vistas:

Históricamente, el Plan Rovira de 1859, el preferido por el Ayuntamiento y la burguesía de la ciudad, sí que preveía una gran plaza en este punto. Parece ser que se preveyó edificar toda la plaza con cafés, y teatros y barracas para feriantes. El permiso oficial para ello, no llegó hasta el 1889 coincidiendo con la Exposición Universal de 1888, cuando se convocó un concurso que ganó Pere Falqués. Tres años más tarde empezó la expropiación de terrenos y asas que crecieron cuando se derribaron las murallas de Barcelona en 1858, y en ese momento ya se conoció como Plaça Catalunya.
Más información en este blog

Zócalo o Plaza de la Constitución en Ciudad de México: lo encontramos en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México, en el primer cuadro de la ciudad. Es una de mis plazas preferidas en una de mis ciudad preferidas del mundo. Es sencillamente impresionante.
Esta plaza fue el centro de Tenochtitlán antes de la llegada de los conquistadores, y se mantuvo como centro político y religioso siglos después. Durante la época virreinal, tuvo un mercado en su interior, en el cual se podía encontrar todo tipo de mercancías, hasta la primera mitad del siglo XX se encontraba cubierta de árboles. En el año 1952 adquiere su aspecto actual, el cual en su centro tiene el asta de la bandera mexicana.
Es el centro del poder político, económico y religioso de México y su capital, su tamaño es de 46.800 metros cuadrados, tratándose de una de las plazas más grandes del mundo y teniendo una capacidad de más de 161 mil personas. Fue nombrada así en la época virreinal, en honor a la Constitución de Cádiz, promulgada en 1812.
Hoy sigue siendo el punto neurálgico de miles de personas y lugar de eventos. El Zócalo está rodeado por la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el Palacio Nacional, el antiguo Palacio del Ayuntamiento y el Edificio de Gobierno. Aquí se conmemora la Independencia de México cada 15 de septiembre con el Grito.

El Centro Histórico es considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; por esta explanada caminan más de 10 millones de turistas al año, siendo uno de los sitios más visitados del planeta. Situado en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México, a sus alrededores se pueden encontrar todo tipo de sitios de interés histórico y cultural, gran oferta gastronómica y una extensa variedad de hoteles y otros sitios para alojarse.
Mi sugerencia es que toméis algo en la terraza del Gran Hotel Ciudad de México o en la terraza del Balcón del Zócalo, ambas con vistas sensacionales y desde donde podréis observar todo lo que pasa en el Zócalo.
En este link encontráis mis sugerencias de hoteles para todos los bolsillos en la capital mexicana.

Plaza de la Ciudad Vieja en Praga: oficialmente llamada Staromestské namesti, es una de mis preferidas del mundo y donde te puedes pasar horas observando los diferentes edificios barrocos, y especialmente esperando a que salgan los 12 apóstoles. Es una de las plazas históricas de Praga surgió en el siglo XII y ha sido testigo de numerosos y cruciales acontecimientos. Aparte del ayuntamiento de la Ciudad Vieja, y la iglesia de Nuestra Señora delante de Týn, dominan la plaza la iglesia barroca de San Nicolás, el palacio rococó de los Kinský, la Casa de la Campana de Piedra (ejemplo del gótico civil) y el grandioso monumento a Jan Hus. En el pavimento de la plaza se pueden ver la inscripción que conmemora la ejecución de 27 personalidades checas (1621) y el meridiano de Praga.

En la Plaza siempre hay algún mercado, sea de comida o productos artesanales, o el fabuloso de Navidad que convierte a Staromesteské Námestí en el marco perfecto para este tipo de mercadillos.
Para mi el més espectacular es el ayuntamiento fue levantado en el año 1338 como sede del gobierno autónomo de la Ciudad Vieja. La parte más antigua del complejo, de estilo gótico, está formada por la fantástica torre con su capilla abovedada y el impresionante reloj astronómico, en el que, cuando da las horas (entre las 9 de la mañana y las 11 de la noche), aparecen los 12 apóstoles. El ala este del ayuntamiento, de estilo neogótico, fue destruida con motivo del levantamiento praguense el 8 de mayo de 1945, y ya nunca volvió a reconstruirse. La visita comprende las salas históricas, la torre y los sótanos. Más información en este link.
Mi sugerencia es que toméis algo o cenéis en la terraza de U Prince para disfrutar de las mejores vistas de una de las plazas más románticas del mundo.

Times Square en Nueva York: La que es la plaza posiblemente la plaza más conocida del mundo, está en el corazón de Manhattan. Fue apodada el cruce de caminos del mundo, y casi medio millón de personas pasan a diario por ella en los días de más ajetreo
Recibió su nombre actual en 1904 y tiene una superficie aproximada de 1,5 hectáreas. Es un espacio en forma de pajarita delimitado por la intersección de la séptima avenida con Broadway entre las calles 42 y 47. En el siglo XIX esta zona era conocida como loneley square y la ocupaban comerciantes de caballos, establos y fábricas de coches de caballos, pero cuando se planeó una estación del primer sistema de metro de Nueva York, empezó a despertar interés. En 1902 el New York Times cambió su sede a la plaza, construyendo un nuevo rascacielos de 25 plantas, el edificio se llamaba Times Tower y por entonces era el segundo más alto de la ciudad. A principios del siglo XX se abrieron una serie de teatros en la zona, Times Square con Broadway pronto se conviertieron en el famoso distrito del ocio que sigue siendo hoy. El aspecto de Times Square ha cambiado varias veces a lo largo de los años. Hoy en día se parece más bien a las vegas con tanto anuncio luminoso.

Desde principios del siglo XX Times Square ha estado ligada a los anuncios gigantes. En la actualidad la característica pantalla curva del Nasdaq tiene una altura de más de 7 pisos, y toda la plaza es un gigantesco anuncio lleno de caracteres y pantallas. Otros edificios famosos de Times Square son el estudio de la ABC, es el edificio Paramount, y el One Astor Plaza de cristal negro con su techo blanco. En ocasiones al triángulo norte de Times Square se le considera independiente y se le llama a Duffy Square, en honor a Francis P. Duffy un capellán militar cuya estatua se puede ver aquí. La otra estatua de bronce de la plaza es la del compositor, dramaturgo y actor George M. Cohan, una leyenda del teatro musical
La plaza está en continúa remodelación, y se cuentan unos 50 millones de visitantes anuales. Con sus rascacielos y llamativos anuncios, es difícil no maravillarse con ella.


Plaza de la Concordia en París: La atractiva Place de la Concorde es la plaza más grande de París, ha formado parte integral de la historia de Francia desde 1763 cuando se la llamó plaza de Louis XV, luego se le rebautizó en señal de armonía. Su objetivo original era cubrir un abarismo y fue desarrollada por un arquitecto llamado Ange-Jacques Gabriel.
Tiene una extensión de 84.000m2, el lado sur está ubicado a orillas del río Sena, al este limita con el famoso jardín de la Tullerías con el Museo del Louvre y al oeste con los Campos Eliseos. Y otro punto de referencia de París, es fácilmente visible desde la Concordia. El principal reclamo de la plaza es un obelisco de más de 20 metros de alto con un pináculo de alto, esta joya de la antigüedad cubierta de jeroglíficos, procede originalmente de Luxor, Egipto y se remonta al siglo XIII antes de Cristo.

Substituyó a una estatua a caballo de luís XV que fue fundida durante la revolución francesa. Cerca del obelisco hay dos fuentes de estilo romano antiguo, la fuente norte está decorada con alegorías a la agricultura y la industria, y la sur presenta motivos sobre navegación y temática marítima. Ambas son extraordinarias, sobre todo cuando se iluminan de noche.
La plaza tiene forma octogonal y en cada uno de los ocho vértices hay una escultura q representa una importante ciudad francesa como Estrasburgo, Marsella, burdeos, etc.
En el lado norte del octógono, hay dos edificios diseñados por el mismo arquitecto, Gabriel: el Hotel del Crillon y el ministerio de la marina
El Hotel de Crillon se inauguró en 1909 y en él se alojan importantes visitas oficiales a la ciudad. En este link podéis leer cuáles son los hoteles más lujosos de Paris
Acostumbra a ser un lugar con mucho tráfico, pero en días festivos, hay desfiles, fiestas populares, etc

Plaza Roja en Moscú: Está ubicada justo detrás de la muralla del este del Kremlin, antiguo palacio real y actual residencia oficial del presidente de Rusia. Los orígenes de la Plaza Roja están ligados al Kremlin, el palacio amurallado en el corazón de Moscú. La plaza surgió de la decisión de Ivan El Grande de reconstruir el Kremlin. Así en  1493 se trasladaron todas las tiendas y puestos se trasladaron al exterior de la muralla y se creó un mercado junto al Kremlin. Un lugar tan imponente con unos orígenes tan humildes. Antes de la revolución de 1917 la Plaza Roja funcionaba a diario como mercado y así se la conocía.
A parte del Kremlin, el edificio más distintivo de la Plaza Roja es, sin duda, la catedral de San Basilio. Se construyó a mediados del siglo XVI por orden de  Iván el Terrible para conmemorar sus victorias decisivas sobre los invasores tártaros. Las cúpulas de esta catedral de ladrillo y piedra reconstruidas en varias ocasiones desde el siglo XVI se pintaron en colores vivos por primera vez en 1848 en los años 30 Stalin quería que se derribara la catedral, consideraba que entorpecía los desfiles celebrados en la Plaza Roja, pero por suerte, nunca se procedió a demolerla. Otros dos edificios de la plaza fueron derribados por Stalin pero fueron reconstruidos hacia finales del siglo XX. Una es la puerta de la Resurrección, un pasaje con dos arcos coronados por dos cubiertas carpadas similares a las torres del Kremlin, conecta el antiguo ayuntamiento de Moscú con el museo estatal de historia. El otro fue la Catedral de Kazán, construida originalmente en 1636

Stalin hizo otro cambio importante en la Plaza Roja, cuando en 1818 se levantó el monumento a Minin & Pozharski, una estatua de bronce dedicada a dos héroes rusos que se convirtió en el primer monumento escultural de Moscú. Pero Stalin mandó retirarlo de su ubicación original delante del actual centro comercial de lujo Gum.
El impresionante edificio de Gum fue un proyecto de lujo de la época, construido a finales del siglo XIX, combina de estilo neo ruso con un armazón de acero y un gran techo de cristal. La plaza era claramente una demostración de poder, una especie de mando para la realeza y el gobierno
La visita a la Plaza Roja no está completa hasta que no se visita el Mausoleo de Lenin, donde se expone el cadáver embalsamado de Vladimir Lenin. Aunque en su día fue conocida por los desfiles del ejército soviético, actualmente es sede de fiestas populares, conciertos, etc, e independientemente de la visita, no hay otro sitio igual en el mundo.

Grande Place en Bruselas: es una de mis preferidas por su espectacular belleza, y sin duda, es de las más pequeñas en este artículo -a parte de mis vivencias cuando hice unas prácticas allí-. En Agosto de los años pares, se llena la plaza con una alfombra de flores y es una de las postales más bonitas que os podéis imaginar. Inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, os impresionará por su belleza, y mi sugerencia es tomarse una cerveza en uno de sus múltiples restaurantes históricos, y visitar el museo de Museo del Manneken Pis y todo su vestuario. Así como el Museo de los Cerveceros.
En agosto de 1695, durante la Guerra de la Liga de Augsburgo, la mayor parte de las casas, la mayoría todavía construidas en madera, fueron destruidas durante el bombardeo de Bruselas por las tropas francesas dirigidas por el mariscal de Villeroy. Solo la fachada y la torre del ayuntamiento, que servía de diana para la artillería, y algunos muros de piedra resistieron las bolas incendiarias. Las casas que rodeaban la plaza fueron reconstruidas en piedra por los distintos gremios. Entre ellas, la casa de la corporación de los cerveceros acoge hoy en día el Museo de los Cerveceros.

A lo largo de los dos siglos siguientes, la plaza sufrió importantes degradaciones. Al final del siglo XVIII, los sans-culotte destruyeron una gran parte de los símbolos y estatuas del Antiguo Régimen. Más tarde, los edificios fueron objeto de transformaciones y renovaciones desgraciadas, fachadas estucadas y blanqueadas, decoraciones suprimidas, así como de los estragos de la contaminación. Bajo el impulso del alcalde Charles Buls, el conjunto fue progresivamente restaurado y reconstruido, gracias a planos y representaciones de época. En el centro de la plaza fue instalada en 1856 una fuente monumental en conmemoración del vigesimoquinto aniversario del reinado de Leopoldo I de Bélgica. Fue sustituida en 1860 delante de la Casa del Rey por otra, decorada con estatuas de los condes Lamoral y de Horns, decapitados en ese lugar. La fuente monumental se llevó a la plaza del Petit Sablon.
Es, sin duda, un lugar donde admirar cada uno de los edificios que la conforman.

 

Plaza de Mayo en Buenos Aires: En la ciudad más europea del hemisferio sur, encontramos la Plaza de Mayo, en el centro de la capital argentina. Fundada en 1580, y con el aspecto actual en 1884 Como sugiere su nombre, es famosa por ser el escenario de la Revolución de Mayo 1810 que desencadenó su independencia con respecto al gobierno de España.
Originalmente la Plaza de Mayo estaba formada por dos plazas unidas por una hilera de columnas bajo las cuales funcionaba un mercado, en 1884 se eliminó el mercado y se unieron las plazas.
Actualmente la plaza es el núcleo de la vida política del país. Está rodeada por amplias avenidas por tres lados, por palmeras altísimas que separan la carretera de la zona peatonal adornada por fuentes y jardines. Acoge muchas celebraciones y manifestaciones.En el cuarto lado de la plaza se encuentra la Casa Rosada sede del gobierno argentino. Desde sus balcones los sucesivos líderes se han dirigido a la multitud. También os puede sonar por haberla visto en la película Evita sobre la mujer del presidente Juan Perón.
E
nfrente está el denominado El Cabildo, el actual edificio encalado neocolonial data de 1940, fecha en que se restauraron sus elementos coloniales: la torre, el tejado rojo y las rejas de las ventanas, se asemejan en gran medida a los de la época colonial de principios del siglo XVII.

Entre los edificios importantes de la plaza, se encuentra la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, un impresionante edificio colonial con un pórtico austero neoclásico del siglo XIX pero sin torres.
El centro de la plaza está marcado por la Pirámide de Mayo, un obelisco construido para conmemorar el primer aniversario la revolución de 1810; más adelante se remodeló a mayor escala, por lo que el monumento original se encuentra oculto en el interior del actual. En lo alto del monumento hay una imagen bastante rebelde de la libertad: alrededor de la pirámide hay pintados en el suelo una serie de pañuelos blancos que representan a las Madres de Mayo cada semana entre 1977 y 2006 para exigir información sobre sus familiares desaparecidos durante la dictadura militar de las décadas de 1970-1980
Ocupa una superficie de 19.713 m2

Jemaa El-Fnaa en Marrakech: excepcionalmente esta plaza no es famosa por su arquitectura pero es una auténtica plaza de mercado sacada de los libros de historia. Yo estuve por primera vez un día de Navidad del año 2006. Antaño, las plazas de mercado eran cruces de caminos de rutas comerciales sin embargo Jemaa El-Fnaa, es un punto donde sigue habiendo puestos de comida, encantadores de serpientes, tatuadores de henna, músicas y fue proclamada patrimonio de la humanidad en el año 2001. La plaza se fundó en el siglo XI fue reformada en el siglo XVII y recibe unos dos millones y medio de turistas anuales
La mezquita Kutubíai del siglo XII con su minarete de 77 metros es visible desde todos los rincones de la enorme plaza.

El espacio es más o menos de forma triangular y rodeada de edificios rojos, bajos y de techos claros, típicos de la arquitectura magrebí del siglo XX. El banco y correos destacan por su estilo colonial francés.
Rebosa vida por todos los espectáculos que vemos allá, es un no parar de gente y es interesante verla cambiar durante el día. Recomiendo quedarse en restaurante o bar con terraza que de a la plaza a observar.
La plaza ocupa una superficie de unos 25.000m2, que al atardecer rebosan de puestos de comida y desaparecen los otros. Es prácticamente un enorme restaurante al aire libre, los cocineros preparan la comida enfrente los clientes. Perfecto para elegir y entretenerse.

Plaza de Tiananmen en Beijing: Estuve por primera y única vez en Septiembre del 2002, sencillamente impresionante. Ocupa 40 hectáreas, es una de las más grandes del mundo. Debe su nombre a la Puerta de Tiananmen o puerta de la paz celestial ubicada en el extremo norte, que custodiaba la ciudad imperial que incluía el complejo palaciego de los emperadores de la dinastía Ming Chin, la legendaria ciudad prohibida.
Ya con la dinastía Ming había un espacio abierto delante de la puerta, sin embargo en el siglo XVII cuando los emperadores de la dinastía Xing comenzaron su gobierno de 200 años, la puerta y la plaza se reconstruyeron, en el siglo XX la plaza fue testigo de una serie de sucesos históricos. La Plaza de Tiananmen era impresionante, pero también una fuente de presagios.
El enorme cuadro de Mao Zedong en el centro y las cámaras en las farolas, los policías, y la famosa imagen en la televisión que el gobierno chino evita y que todos tenemos in mente.
En 1919 las manifestaciones celebradas aquí allanaron el camino para el ascenso del comunismo en China. En 1949 Mao Zedong proclamó la republica popular china en la plaza. También acogió las protestas de 1989 que acabaron con una brutal represión.
En 1959 se rediseñó la plaza para acoger las celebraciones del décimo aniversario de la República Popular China. Por entonces su tamaño se cuadriplicó y se demolieron antiguos edificios imperiales incluyendo la puerta de china ceremonial.
En los años 50 se construyeron nuevos edificios y monumentos. En el centro de  de la plaza se levantó el monumento a los héroes del pueblo, está dedicado a los mártires de la revolución y guerras chinas y se construyó con mármol blanco y granito. Al sur del monumento se encuentra el mausoleo del presidente Mao, donde está expuesto el cadáver embalsamado del presidente mao tse tung. El eje central norte sur de la plaza culmina con la monumental Puerta de Zhengyangmen.
Al oeste se encuentra el gran salón del pueblo construido en 1959 acoge sesiones del parlamento chino y otros actos importantes, la sala principal tiene capacidad para más de 10 mil personas.

Al este se ubica el imponente Museo Nacional de China. Tiene una altura de 10 metros y ocupa casi 70 mil m2, actualmente es uno de los museos más visitados del mundo con muchas reliquias fascinantes de la Ciudad Prohibida – más de un millón de objetos-
La plaza es impresionante no sólo por su tamaño sino también por sus edificios que combinan elementos del modernismo internacional, con realismo socialista y la arquitectura tradicional china.
Las medidas son: 800 metros de largo y 500 metros de ancho, unos 400.000m2

San Pietro en Ciudad del Vaticano: Situada en el estado más pequeño del mundo, 1200 millones de católicos en el interior de Roma. La plaza sirve de entrada al Vaticano y también es donde habla el Papa a sus fieles. Los alrededores son como la escenografía del punto principal. Recomiendo la serie The Young Pope para verla en todo su esplendor.
De ancho mida 240 metros y alrededor de los pórticos encontramos 284 columnas
La Basílica de San Pietro en la plaza es un lugar de peregrinación y desde su balcón el Papa da su bendición urbi et orbe.
La historia de la plaza diseñada por el arquitecto y escultor Gian Lorenzo Bernini entre 1656 y 1667 está estrechamente relacionada con la basílica. La primera piedra de la basílica se colocó en 1506, e hicieron falta 120 años de trabajo de muchos artistas extraordinarios incluído el gran Miguel Angel hasta que se completara en 1626.
El papa Alejandro VII le pidió a Bernini, que también había trabajado en la basílica transformara el espacio de delante para acomodar la multitud de peregrinos que se reunían para las bendiciones papales. Dentro de los límites de los edificios de alrededor diseñó una plaza compuesta por dos zonas: una explanada con unas escaleras que llevaban a la basílica y un enorme óvalo rodeado por cuatro hileras de columnas. Su diseño se compara con los brazos abiertos de la iglesia. Está algo inclinada, como un escenario
Los discípulos de Bernini decoraron las columnas con estatuas de unos 140 santos

En el centro del óvalo se encuentra el obelisco del Vaticano, traído hasta roma por el infame emperador Calígula y trasladado delante de la basílica en 1586 por orden del Papa Sixto V. Las dos fuentes a los lados del obelisco no son obra del mismo escultor. Bernini construyó la segunda en 1675 para complementar la primera q llevaba en la plaza desde 1614.
En el siglo XX se demolieron las antiguas calles estrechas y se abrió una amplia avenida hasta la Basílica del Vaticano.
El acceso a la plaza es impresionante. Importante subir a lo alto de la cúpula para ver la plaza desde esa perspectiva.

Trafalgar Square en Londres: Conmemora la victoria del comandante naval Horatio Nelson sobre Francia y España en las guerras napoleónicas en la batalla de Trafalgar en 1805. La altura de la columna de Nelson es 51,5 metros, la estatua mide 5 metros y su construcción fue en 1843.
La zona era antiguamente el patio de los establos reales fue rediseñada por el célebre arquitecto John Nash en 1812. La parte norte fue elegida para ubicar la National Galllery que se consideraba el epicentro de la ciudad, accesible para todos. Este museo de estilo neoclásico que recibe alrededor de 6 millones anuales, se construyó en la década de 1830, desde entonces se ha ampliado en numerosas ocasiones
Sí que da la sensaciónde ser un cruce de caminos mundial, hasta hace poco fue una rotonda enorme rodeada de carreteras. En el año 2003 se cerró el lado norte al tráfico conectándola directamente con la National Gallery. Aun así los otros tres lados, siguen teniendo mucho tráfico muy intenso. En sus alrededores encontramos los clásicos autobuses rojos y los taxis negros a cualquier hora del día.

Lo más destacado de la plaza es la columna de Nelson: construida en 1843 su altura es 51,5 metros, la estatua mide 5 metros y en su cúspide está la enorme monumento de granito de Nelson. Cuatro leones de bronce franquean las esquinas y cuatro paneles de bronce en la base  representan las batallas de Nelson, incluyendo la de Trafalgar en la que murió como un héroe. En la década 1840 se le añadieron fuentes en la plaza, las actuales fueron diseñadas el arquitecto Edwin Ludgens en los años 30. Recientemente se ha dotado de luces led a las fuentes para hacerlas más atractivas.
Hay otros cuatro pedestales, con diferentes tipos de estatuas e incluso con decoraciones peculiares.
Es escenario de diferentes eventos, manifestaciones, etc. También es desde hace unos 70 años el emplazamiento del árbol de navidad donado por el gobierno noruego en agradecimiento por el apoyo durante la segunda guerra mundial


Piazza del Campo en Siena: Es una ciudad medieval espectacular y muy bien conservada y debemos darle las gracias a la estricta normativa de construcción en el siglo XIII cuando Siena era un importante núcleo comercial y para la banca. El cumplimiento de las normas creó un conjunto de arquitectura gótica italiana sobresaliente. Siena es conocida por el palio, la carrera de caballos bianual que se celebra en ella, y es cuando no cabe ni un alfiler.
Ocupa una superficie aproximada de 10.000m2, construida en el siglo XII y remodelada en los siglos XIII y XIV.

Siena está construida sobre tres colinas desde las que tres grandes carreteras daban a la Piazza del Campo. En el siglo VI, Siena ya formaba parte de una importante ruta hasta Roma. En el siglo XII el mercado se dividió por una muralla creando una plaza pública delante del primer ayuntamiento. La plaza está inclinada hacia la torre, así que es como un anfiteatro. En los siglos XIII y XIV la plaza adquirió su forma semi circular y comenzó la construcción del Palazzo Pubbli, la Torre del Mangia, fuente Gaia y la capilla de la plaza. La Torre del Mangia mide 88metros. Sería la sede del consejo de los 9 que gobernaría la ciudad-estado de Siena por entonces.
El palacio con su torre central de 4 pantas de encuentra en el extremo inferior de la plaza inclinada. Los interiores los decoraron maestros de la escuela sienesa que tendrían gran influencia en el arte italiano.
No obstante la torre central del palacio queda eclipsada por otra torre de ladrillo rojo del siglo XIV Torre Mangia –la torre del glotón- que está coronada por un impresionante campanario de mármol
En el siglo XIV se pavimentó con su patrón característico, 9 franjas de ladrillo con diseño en espiga complementadas con unas rayas piedra gris
La plaza se adornó con una fuente, la fuente Gaia y se consagró con la capilla de la plaza
Además del ayuntamiento la plaza del capo está rodeada por otros palacios, como el palacio san sedonio frente al palacio público y el palaci chigi von von del siglo XVIII
La Piazza del Campo es el escenario de una tradicional carrera de caballos, el Palio de Siena, tiene su orígen en la edad media y lleva siglos celebrándose allí: Diez caballos y sus jinetes corren por la plaza con el objetivo de hacerse con el palio, un estandarte con una rica decoración para su distrito-contrada-