Mi experiencia en Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa, Penang (Malasia)

Todo empezó cuando buscaba algún destino de vacaciones y gracias a una oferta de San Valentín en la web de Turkish Airlines, me decidí por Malasia, pues es un destino que están promocionando. Todo muy last minute.
Tuve unos vuelos perfectos (sin turbulencias!), y pude también por fin conocer el nuevo aeropuerto de Estambul que es espectacular e inmenso.
Volando via Estambul, por favor, contad con tiempo suficiente por si las puertas de llegada y la de embarque están alejadas, puede que tengáis que caminar hasta 30 minutos.
En este link podéis ver mis fotos de la nueva sala VIP de Turkish Airlines en el nuevo aeropuerto de Estambul.
Por cierto, comeréis espectacularmente sea en clase turista, sea en primera clase


Mi llegada a la isla de Penang tuvo un #pickupinstyle por parte del hotel Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa, asi las cosas son mucho más fáciles.
Mis maletas Delsey llegaron perfectamente

Llegamos a Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa situado en el norte de la isla, en la maravillosa playa de Ferringhi, en unos 50 minutos. El tráfico en Penang ha cambiado mucho desde que visité la isla por primera vez en el año 2005. Muchísimos grandes edificios, todo mucho más evolucionado. 
El resort plasma lo que nos imaginamos como hotel para unas vacaciones perfectas: un resort con playa, césped, palmeras, restaurantes con comida deliciosa, actividades, piscinas -una para adultos y una para toda la família- y un spa fabuloso. Rasa Sayang significa un "sentimiento de amor" en malayo y el resort ciertamente lo inspira.
En el momento de su apertura en 1973, era el más grande y lujoso de la región. Totalmente reformado en 2016. ¡Me encantó mi experiencia!
En este link podéis ver mis fotos de Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa
En este link podéis ver mi vídeo de mi junior suite en Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa
En este link podéis ver mi vídeo del Chi Spa en Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa
Podéis mirar #GraupixShangriLa para ver ver mis fotos y comentarios en redes sociales con mi experiencia con los hoteles Shangri-La
Web oficial de Turismo Malasia en este link
Web oficial de Turismo Penang en este link

Dispone de 304 habitaciones divididas en dos zonas, Rasa Wing y Garden Wing.
Mi check in fue en el lobby del Rasa Wing. Ese ala es mejor, porque además dispone de un lounge para tomer el té, cócteles incluído:

Mi suite, la 2330 era preciosa: enorme cama, zona de trabajo, zona de sofás, vestidor y

un bonito baño con ducha y una bañera exterior en el balcón, perfecta para mínimo 4 personas!
Y además el mini bar es gratuito, sólo una vez, es decir, la reposición ya se cobra. 

Una vez establecida, me fui a explorar los jardines, todo césped precioso en frente de la playa. Dos piscinas, una para adultos y una para toda la família.

Y disfrutar de la puesta de sol. ¿Apetece verdad? Imaginadme en una tumbona en esa zona, escuchando los pajaritos y poco más. De verdad, que es el lugar para las vacaciones perfectas.

Mi primera cena tuvo lugar en el restaurante de alta gastronomía de inspiración francesa en Feringhi Grill, elegante, espacioso, discreto y con una gran elección de vinos
De postres me decidí por uno de los mejores crêpe suzette que he disfrutado en mi vida! Sí, en Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa elaboran enfrente del cliente, un crêpe suzette inolvidable.

El desayuno tiene lugar en Spice Market Café y ofrece una suculenta oferta de comida, desde una variadísima propuesta de zona dulce/panes, a propuesta india, frutas y jugos tropicales. Y Nutella!

En el mismo lugar encontramos cada noche una propuesta diferente de buffet. Yo probé el buffet de marisco, que fue realmente espectacular. 

Se intenta reducir el consumo de plásticos, es por esto, que en el resort encontramos propuestas para ser más ecológicos, como el consumo de las pajas para los refrescos:

Y el agua en botellas de cristal en las habitaciones:

Las actividades que podemos hacer en el hotel son múltiples: desde las organizadas gratuitamente a diario (yoga, caminatas, etc). A todas las imaginables que tienen relación con el mar.
Mis dos opciones preferidas son el gimnasio y su zona de bienestar (separada para hombres y mujeres):

Y mi parte preferida del resort es el Chi Spa, un lugar de arquitectura mágica que invita a la relajación sólo pisar su lobby:

Las 11 spa villas, están equipadas con vestuario privado, la propia sala de tratamientos, un jardín privado, bañera y ducha exterior. Todo rodeado de los maravillos jardines del resort.

Disfruté de uno de sus tratamientos estrella, el Signature Herbal Asmaradana Massage de 90 minutos, es un masaje malayo que utiliza los efectos curadores del aceite de jengibre mezclado con hierbas locales, limoncillo y hojas de pandán para reducir la tensión y reblandecer los músculos e incrementar la circulación. Realmente alucinante ¡Uno cada día desearía!
Otra buena opción es caminar hacia el night market, y comer en el Long Beach Food Court, un lugar sencillo, muy auténtico y con múltiples y baratísimas propuestas para comer.
Y preparáos para pasar calor.

En Shangri-La Rasa Sayang Resort & Spa también disponen de un autobús para llevar a los huéspedes al centro de George Town, sale 3 veces al día y también regresa desde el mismo punto de llegada, el Hotel Jen Penang by Shangri-La
La ciudad es patrimonio de la UNESCO por sus bienes culturales, allí veréis las casas peranakan restauradas, y adaptadas a la arquitectura tradicional.
Podéis tomar parte del itinerario guiado gratuito organizado por Turismo Penang, sólo los martes, jueves y sábado de 10.30h a 12h, o podéis tomar el bus gratuito conocido como Free CAT Bus que tiene 19 paradas por todo George Town, más información en este link
Podéis ver mis fotos de George Town en este link

En definitiva que es un lugar perfecto para vacaciones.
En Penang hay muchísimo que ver, más allá de sólo George Town o Ferringhi Beach. Más información en este link