Llevo visitando Andorra desde pequeñita, mis padres son grandes enamorados de este pequeño país. Como mi padre decía, es el lugar perfecto para unas vacaciones. Apenas a dos horas y media de Barcelona, múltiples opciones para famílias, y vale la pena ir re-visitándolo para descubrir otras propuestas más allá de las actividades en la nieve en invierno o de las caminatas por sus espectaculares recorridos de montaña en verano.
Andorra tiene muchas opciones para amantes de la gastronomía. Y este artículo es sólo una pequeña muestra que iré ampliando.
Con el objetivo de conocer las propuestas de dos restaurantes, he viajado hasta Soldeu, y me he alojado 3 noches en el Park Piolets Mountain Hotel & Spa, una gran experiencia que conjuga el wellness con la gastronomía y las actividades al aire libre enfrente del hotel.
Sin duda alguna, Soldeu es el destino ideal para salidas en família con opciones para todos.

En este link podéis ver mis fotos de Park Piolets Mountain Hotel & Spa 
En este link podéis ver mi vídeo de mi suite en Park Piolets Mountain Hotel & Spa 
En este link podéis ver mi vídeo del Park Spa Mountain Wellness Club
Podéis mirar el link #GraupixAndorra para ver todas mis fotos y comentarios de Andorra en mis redes sociales, también #GraupixParkPiolets para ver más imágenes del hotel

Mi selección para foodies, desde restaurantes tradicionales, a restaurantes innovadores, y a productos artesanos locales de gran calidad:

Restaurante 1817: recibe este nombre pues es la altitud donde se ubica, y lo encontramos en el hotel Park Piolets Mountain Hotel & Spa. Con una carta variada, con productos de gran calidad y respetando la proximidad y el kilómetro cero, y bajo la dirección gastronómica de Escuela de Hostelería Hofmann de Barcelona y, conjuntamente, han diseñado una propuesta gastronómica fresca, variada, con opciones saludables y sus postres marca de la casa. Y atención, os aseguro que allí he degustado el mejor fish and chips de mi vida. No acostumbro a pedirlo, pero allí es riquísimo, con un rebozado crujiente y nada grasiento, y unas patatas fritas top, ¡de-li-cio-so!

Además sus aguas Park Piolets km0 son de proximidad, de mineralización débil, totalmente filtrada antes de su consumo para obtener un agua pura y libre de cualquier olor o sustancias que puedan afectar a su sabor.
Entre los platillos de entrantes, su propuesta es variada y muy bien pensada. Su hummus también estaba buenísimo.

Kao Soldeu: siendo como soy una ultra fan de los dimsums, y a los que le he dedicado un artículo que podéis leer en este link, y siendo Mr Kao uno de mis sitios preferidos para disfrutar de dimsums en Barcelona, no podía dejar de probar Kao SoldeuJosep Ma Kao ha llevado a los Pirineos la mejor cocina tradicional china con una propuesta innovadora elaborada con técnicas de cocina handmade, producto local de calidad y una cuidada carta con propuestas delis.
Con un diseño impecable de Pilar Líbano, el restaurante es de tendencia minimalista y muy acogedor.

Escogí una selección de dimsums -no era capaz de decidirme por una sola opción- y como siempre que como en un asiático, pedí rollitos de primavera, super buenos

Y de postres tomé la manzana caramelizada que sólo para ver el espectáculo de cómo la sirven, ya vale la pena pedirla, en este link veréis mi vídeo
Si váis a Andorra, y os gusta la alta gastronomía china, tenéis que probar Kao Soldeu.

Mis propuestas de artesanos productores que elaboran unos productos auténticos, locales y únicos:
Cal Jordi: Un obrador totalmente artesanal donde siguen la tradición para elaborar embutidos como lo hacían sus abuelos. Productos variados del cerdo que van desde la longaniza hasta la secallona, pasando por los Bulls (morcones) de hígado, carnetes, lengua y riñón, butifarra blanca y negra, la donja -es la panceta de montaña, originariamente hecha con papada de cerdo, típica del país- y la bringuera -es un bull noble de gusto inteno que antiguamente se elaboraba en las casa de pueblo, también típica de Andorra-. Todos los productos que salen de su obrador están elaborados con materias primas de primera calidad, siguiendo procesos artesanales, sin conservantes ni colorantes químicos. Cero aditivos.

Los embutidos son una parte importante del patrimonio gastronómico de Andorra, y en Cal Jordi no quieren que se pierda el gusto por los productos tradicionales. Jordi es un auténtico crack y lleva su empresa prácticamente sólo. Utilizan materia prima de primera calidad y trabajan la carne totalmente artesanalmente.
Podéis contactarle en este email si queréis pasaros por el obrador y comprar directamente.
Y si sois un grupo, Jordi también os puede hacer un taller de cómo elaborar embutidos auténticos.

Autèntic, con este nombre que significa literalmente auténtico, encontramos a Mat, un francés establecido desde hace casi 20 años en Andorra, un andorrano de corazón, que en 2018, inició una aventura gastronómica casi por casualidad: tuvo que guardar reposo absoluto durante tres meses, y empezó a dilucidar qué negocio podría desarrollar en su país de acogida y que fuese artesano. Leyó, se formó y aprendió todo lo básico para hacer miel, compró colmenas y las dispuso en diferentes valles de Andorra, nueve ubicaciones, y así produce nueve tipos de miel.
Las colmenas y flores alrededor de los colmenares y la estación del año en la que los apicultores la envasan directamente hacen que la miel de Autèntic tenga un sabor y un color diferentes. Su elaboración es auténtica y 100 % natural.

De unas 400 colmenas existentes en Andorra, Autèntic tiene 150. Es el mayor productor, pero igualmente es un productor pequeño, al ser miel de alta montaña, sus colmenas producen unos 10-15 kilos anuales, no como las colmenas en otra altitud, que acostumbran a producir unos 25 o 30 kilos.
Además de miel deliciosa, también ha empezado a elaborar papel de cera, tan conveniente ahora para envolver diferentes cosas –especialmente bocadillos- material ecológico y que además, cuando está gastado, Mat nos propone volver a hacernos uno por la mitad de precio.
Y otro producto pronto comercializará es el própolis, es aquella mezcla resinosa que las abejas consiguen de las yemas de los árboles, las savias y otras fuentes vegetales. Lo utilizan para sellar las paredes de la colmena o barnizar el interior, y en Autèntic lo tienen 100% puro. El própolis es bueno para la salud, más información en este link.

Lo mejor: que podemos tener la experiencia de ser apicultor por un día como yo hice: me vestí con el traje protector (no fuera caso que a alguna abeja se le ocurriera picarme) y visité su colmenar en Santa Coloma, a cinco minutos del centro de Andorra La Vella. Es una actividad que con todas las explicaciones de Mat, dura entre 60 y 90 minutos y cuesta 10€ para adultos y 8€ para niños. Podéis reservar en este link

Boris Craft Beer: es una de las pocas cervezas artesanales de Andorra, se elabora en el corazón de La Cortinada, donde, gracias a la pureza del entorno, se crea un producto muy especial. La cerveza Boris Craft Beer se produce según los cánones que marca la tradición, pero con la pureza excepcional del agua de Andorra, que ofrece como resultado una cerveza de montaña auténtica.
En la fábrica podéis catar algunas de sus variedades de cerveza mientras observáis cómo trabaja el maestro cervecero. Se puede visitar en grupo y reservando, más información en este link.

Si os gusta la historia y las curiosidades, podéis googlear a “Boris Andorra” y veréis la extraña historia de un ruso que huyó de la Rusia de Stalin en los años 20 (del siglo pasado, claro), y unos años más tardes y con embustes varios, fue proclamado rey de Andorra entre el 8 y el 21 de julio de 1934. Más información en este link
Sus cervezas embotelladas son tres variedades: la White Ale, ligera y clara; la Golden Ale, refrescante y cítrica ; la Brown Ale, oscura y potente. En su fábrica, encontraremos alguna más con poca producción. Producen unos 20.000 litros anuales. Las encontráis en la mayoría de supermercados de Andorra por unos 2,70€

Otros productos interesantes y artesanos “made in Andorra” y que yo no he podido visitar esta vez, son las mermeladas de Can Gendret, o ratassia Carmeta o licores Naturalis, o chocolate Xocland, etc 
Y otras propuestas de restaurantes, auténticas y muy locales, que me recomiendan mis amigos andorranos:
– Tradicionales en una borda – borda es una edificación empleada generalmente para resguardar el ganado o para almacenar productos agrícolas, especialmente comida para los animales. ​Se trata de una construcción rural aislada de dos plantas y construida en piedra y madera, con tejado de pizarra. Muy típicos en Andorra-: Borda Raubert -no os perdáis sus albóndigas caseras-,  Borda Vella, Borda Xixerella, Molí dels Fanals, etc
– Caseros: Ca la Conxita, L’Arrosseria: no es dejéis asustar por su cutrez exterior, entrad; Restaurant Manacor con carnes de primerísima calidad. Otra muy buena opción es Taberna Ángel Belmonte: el precio asusta pero todo es riquísimo me dicen.
– Restaurantes gourmet: Marquet d’AndorraCeller d’en Toni: sus canelones son muy populares, pero no os perdáis ni el steak tartar ni los arroces que los bordan.