Mi experiencia en Origins Lodge, Costa Rica

Un plato de alta cocina suele ser muy elaborado, requiere horas de preparación, profundo conocimiento de diferentes técnicas y mucha pasión, eso es lo ofrece el chef Manuel Marroquín en el restaurante El Salto, sin duda, el mejor restaurante gastronómico de Costa Rica. El Salto se encuentra en el Origins Lodge, el hotel que más me ha sorprendido de los últimos tiempos. 
Manuel ha sido formado por restaurantes gourmet, y el restaurante está dirigido por el chef francés Jean-Luc L'Hourre, chef del Hotel Marinca en Córcega; premiado como Meilleur Ouvrier de France y poseedor de una estrella Michelin. 
Cada plato es una fiesta, una performance de arte y un sorpresa infinita. Al chef Marroquín, además le gusta el juego de sorprender. 
Os aseguro que no encontraréis ningún restaurante de este tipo en toda Centroamérica, y sin duda, es una excusa perfecta para los más foodies.

Mi curiosidad viene porque me habían hablado de este rincón de mundo con unos lodge de diseño único, y no pude resistirme, en seguida me organicé un viaje a Origins Lodge
Para ver mis fotos de Origins Lodge linkad aquí
Para ver mi vídeo de mi Mandarin Lodge en Origins Lodge linkad aquí
En este link podéis leer mi experiencia Wellness Signature en Origins Lodge
Podéis mirar el link #GraupixCR para ver todas mis fotos de Costa Rica y el link #GraupixOrigins para ver toda mi experiencia en Origins
Para llegar allí, vuelo con Iberia hasta San José, y de allá tomo otro vuelo hasta Liberia

Una horita de trayecto y por fin mi llegada al paraíso literal, donde me recibieron con un zumo fresco de piña y albahaca:

Aquí, solo hay siete alojamientos: cinco lodge y una villa sobre los árboles de tres habitaciones. Cada lodge cuenta con más de cien metros cuadrados, ducha interior, exterior.
Todos los lodge son prácticamente iguales, sólo cambia su orientación. 
Las habitaciones también tienen una apertura circular en el techo que el personal del hotel me explicó que fue construida para representar la energía que flota en la habitación por la mañana y sale de la habitación por la noche para un sueño tranquilo.

Un baño enorme con ducha de lluvia, tanto en el interior como en el exterior. Amenidades de baño de Cava

Una zona lounge también puede ser usada para un tercer huésped-, y otra para "trabajar" (si es que se puede en un entorno tan maravilloso)

Y lo que hace únicos a estos lodge son sus bañeras externas calentadas con la chimenea de leña y unas vistas que quitan el aliento.

Si vuestra opción és la espectacular villa de tres habitaciones, contaréis con una gran terraza y estas vistas:

Un comedor con cocina abierta:

Y tres habitaciones de decoración contemporánea y toques ticos:

El lodge tiene como parte principal el restaurante el Salto, con una zona de lounge, su billar y una piscina infinita con vistas a los volcanes y al lago Nicaragua. 

El lugar perfecto para sentarse y perderse, respirar y dejar pasar el tiempo. Intentar detenerlo y degustar un cóctel o un buen vino de la magnífica bodega de Origins.

Y desayunos gourmet à la française con canelés bordeleses, con crêpes, con financiers... cual delicada pâtisserie parisina elaborados por la talentosa chef pastelera, la jovencísima Kimberly Suárez.
Y siempre con vistas de ensueño:

Igual sus panes recién horneados de la boulangerie de la chef pastelera (os cuento un secreto: suspiro por regresar a Origins sólo para disfutar las especialidades dulces de Kim).

Origins es practicamente autosostenible: todas las verduras, frutas, hierbas, especies, huevos, queso y mantequilla son elaborados en la cocina del hotel
Es una suerte poder contar con un gran huerto de agricultura ecológica:

Las propuestas de actividades en Origins son múltiples, incluyendo un programa de wellness holistico, que incluye sesiones de yoga, meditación, boles tibetanos, todo diseñado por el gurú Jair Casillas. En este link podéis leer mi experiencia con el programa de wellness.

La propiedad cuenta con 45 hectáreas, 70% formada por bosque primario y secundario, y el resto 30% es la zona de las infraestructuras del hotel propiamente.Por lo que una de las actividades principales es sumergirse en la jungla tropical y adentrarse en la naturaleza pura, en una caminata a pie guiada, por un sendero del hotel hasta la cascada del oro. Y no, no hay oro en esa cascada, pero por algún motivo geológico, su suelo de granito y volcánico tiene unos pequeños granitos con destellos dorados. 

También es muy interesante las cabalgatas con uno de los siete caballos de la propiedad, que viven en unos establos como los Hobbit, preciosos:

Y no dejéis de tomar parte en las actividades del naturalista Pablo Potoy que ha sido el encargado también de diseñar dónde se plantaba cada especie, y él me iba contando los motivos. 
También cuentan con 25 panales de abejas mariolas (también llamadas meliponas), que son muy pequeñitas, y no tienen aguijón por lo que no pican, su miel es muy preciada.

Y la misma caminata de noche, está más orientada a ver animales, que de día están escondidos, un reconocimiento a mi guía Pablo, que en la oscuridad era capaz de reconocer a lo lejos los ojos de algún animal tropical!

Cerca del hotel tenemos dos haciendas de chocolate, de carácter muy diferente:
- Chocolate Tree Tours: la finca de 14 hectáreas en manos de la família Solorzano desde hace unos 40 años, alberga árboles tropicales, cocoteros, frutales, y de cacao. Llevan unos años producieno cacao y emprendiendo con estos interesentísimos tours de unas dos horas de duración ¡no os lo perdáis!

Este tour incluye además un paseo por el bosque hasta el río, y luego una degustación del cacao y del chocolate elaborado por ellos:

- Maleku chocolates: también muy cerca de Origins y también formada por 14 hectáreas. Esta finca pertenece a un danés enamorado de Costa Rica y de su cacao, y producte un cacao de alta calidad. Es el que venden en el hotel, y os aseguro que es delicioso.

Aquí hacen talleres de chocolate también

Y todo tiene su recompensa, ¿qué os parece regresar a vuestro pedazo de paraíso y relajaros aquí?