Mi experiencia en The Capitol Kempinski, y mis sugerencias chic en Singapur

Lo bueno se hace esperar, y después de muchos años de incertidumbre, el histórico edificio The Stamford House y el The Capitol, ha abierto sus puertas a lo grande como The Capitol Kempinski. Por fin una de mis marcas de hoteles favoritas, ha abierto un hotel en uno de mis países favoritos, Singapur.
Situado en el corazón cultural de Singapur, y al lado de la avenida comercial más importante del país, Orchard Road, es el lugar perfecto para movernos por Singapur, donde nada está más lejos de 15 minutos en taxi ¿Lo sabiáis?
En este link podéis ver mis fotos The Capitol Kempinski Singapore
En este link podés ver mi vídeo de mi suite en The Capitol Kempinski Singapore
En este link podés ver mi vídeo del Spa en The Capitol Kempinski Singapore
Podés ver en mis redes sociales la etiqueta #GraupixSingapore y #GraupixKempinskiSingapore para más detalles
Ocupando una parte importante de inmuebles históricos: The Capitol, un icono arquitectónico atesorado de Singapur y The Stamford House, su vecino victoriano. El arquitecto ganador del Premio Pritzker, Richard Meier fue reclutado para rejuvenecer ambos edificios, creando un puente entre pasado y presente. Y lo logró a la perfección. El hotel, Eden Residences -torre residencial-, un centro comercial Capitol Piazza y el legendario Capitol Theatre, que fue una vez la gran dama de la escena cinematográfica en Singapur, y que ha revivido para la presentación mundial de "Crazy Rich Asians", forman un cojunto armónico y con respeto a su pasado.

Mi experiencia empezó con un #pickupinstyle por parte del hotel:

Una llegada señorial y de efecto wow. Y un interior majestuoso, moderno y confortable:

El pasado señorial de los edificios se subraya mires donde mires, gracias a columnas de piedra caliza de travertino, a sus suelos de madera de Chengal en perfecto estado de conservación. Y también abundan los detalles contemporáneos en el espacio, incluyendo mármol italiano, candelabros de cristal, paredes con papel de color y grandes ventanales con abundante luz natural. 
Las 157 lujosas habitaciones disponen de paletas de color neutral, camas decadente, tapetes personalizados, espacios nobles, sistemas audio Sonos y un super amplio cuarto de baño; completado con amenidades de Salvatore Ferragamo, y todas con bañera. Todo ello para un sentido de estilo moderno, vanguardista doblado en un ambiente fresco y suntuoso.

Una decoración sencilla y que debido a la estructura del edificio que se ha conservado, abarca, casi 50 configuraciones diferentes. Me encantan los grabados de las paredes de los baños.

Además el mini bar está incluído (sólo las bebidas no alcohólicas), es una tendencia de muchos hoteles boutique y que cada vez más cadenas de lujo se unen a ello.
El hotel tuvo unos detalles preciosos en mi habitación, fruta y productos locales, y un pastel y bombones de chocolate negro con un mensaje de buenas noches en catalán. Evidentemente lo devoré todo!

The Bar 15 Stamford es sin duda, el bar más chic de la ciudad, y perfecto para fotos de instagram. Maderas, azulejos, mármoles y techos artesanados, combinados con una muy buena iluminación.

El lugar perfecto para probar los cócteles imaginativos y deliciosos:

La gastronomía del hotel está a cargo del chef inglés de orígen chino Alvin Leung, mundialmente reconocido por tener tres estrellas en su restaurante en Hong Kong y por ser juez del programa Masterchef en Canadá. Además porque es simplemente un crack, y yo tuve el placer de charlar un rato con él. Encantador y un torbellino de ideas. 

Alvin Leung ha diseñado el menú en 15 Stamford by Alvin Leung y es su primera aventura en Singapur. Es un rompedor de las normas culinarias y su carácter es su marca personal, no por nada, se le llama el Picasso de la gastronomía. En 15 Stamford, se ha inspirado en sus viajes por toda Asia para pagar un tributo a la cocina asiática.

Y para desayunar quiero destacar la fabulosa selección de panes - Kempinski es alemana y hace honor a los panes alemanes- y a la cocina abierta con oferta variadísima, incluída mi Nutella:

El Capitol Kempinski dispone de una zona única y que pasa a ser mi favorita del hotel: la sala de rones provenientes de todo el mundo y de chocolate, especialmente marcas locales. Mi sitio preferido!

Y otra de mis zonas favoritas en los hoteles, es siempre el Spa: en Capitol Kempinski es pequeño y muy coqueto: un gimnasio perfectamente equipado con maquinaria de última tecnología, una piscina muy coqueta y la única de Singapur con agua salada. 

Y tres salas de tratamientos donde las manos mágicas de la terapista Chanel Ho, me realizó un masaje signature Singapore: inspirado en la diversidad del país, aplican diferentes técnicas como el masaje chino de espalda, el masaje abdominal malayo y el masaje de pies indio con el bol de Kansu. Espectacular para mejorar mi tensión muscular.

Me ha quedado mucho por conocer del Capitol Kempinski, pues al estar abierto sólo hace seis meses, había zonas que todavía no estaban funcionando al cien por cien. Estoy segura que volveré.
Gracias a las sugerencias del concièrge conocí unos rincones de Singapur que vienen a ser nuevos -nuevos para mi-:
- Fossa Chocolate: como amante del buen chocolate, y al ver que en la sala del chocolate y del ron, tenían una marca local, pregunté por ellos, y pude entrevistar a uno de los tres emprendedores, Yilina Leong, una auténtica crack con una visión muy clara de la calidad y de la ética para ayudar a los productores en sus lugares de orígen y obtener el mejor resultado posible.
Además han diseñado un packaging muy bien cuidado.
Tuve la suerte de probar varios de sus propuestas chocolatiles y eran todas deliciosas.  

- Design Orchard: un nuevo espacio conceptualizado por Woha Architects, en el corazón de Orchard Road. Es una incubadora creativa, espacio para eventos y el mejor escaparate para marcas de Singapur, y diseñadores locales y nuevos talentos.

Para mi es mi nuevo lugar favorito para comprar souvenirs diferentes; como accesorios con diseño Peranakan de Photophactory:

O las delicatessen nyonya de Old Seng Choong:

O Pera Skincare: cosméticos inspirados en productos locales, los primeros productos de belleza Peranakan:

Para los amantes del arte moderno y de la arquitectura histórica, sugiero en otro lado de Singapur, los Gillman Barracks. Llegué en taxi, quince minutos de trayecto.
Situados en unos antiguos cuarteles militares que se remontan a 1936, y totalmente rodeados por una exhuberante vegetación tropical, es un clúster de artes visuales; fue abierto en Septiembre del 2012. Desarrollado por diferentes agencias guvernamentales para apoyar el arte asiático.

Y para aquellos que busquen tiendas con descuentos, vuestro lugar es el IMM con cientos de tiendas outlet de conocidas marcas. Yo fui en metro cómodamente hasta la parada de East Jurong. Todo muy facil