Mi selección de hoteles en Tulum

La oferta de alojamiento en Tulum es muy distinta de los otros grandes destinos de la Riviera Maya con sus grandes hoteles todo incluído, sea en Cancún o en Playa del Carmen. Pequeños hoteles, hoteles boutique con cincuenta habitaciones como máximo es lo que encontramos si seguimos hacia el sur, pasada la popular y conocidísima zona arqueológica, encontraremos de un lado la jungla en su versión más literal: parques nacionales de sólo árboles autóctonos, fauna y cenotes. Nada más y todo por explorar

Del otro lado iremos encontrando pequeños hoteles - incluso de poquísimas habitaciones-, mayoritariamente en formato cabaña y todos a primera línea del mar Caribe con sus mil colores turquesas y verdes y playas de arena blanca. Es la postal perfecta que esperamos del Caribe Mexicano. Es aquí donde seguro podremos desconectar de nuestra rutina. Todo un paraíso natural que parece diseñado para que los hedonistas urbanitas podamos relajarnos y llegar a tener experiencias espirituales como los mayas. 

En este link podéis encontrar mis sugerencias de tiendas chic, diseñadores y restaurantes en Tulum.
Podéis buscar #GraupixTulum en todas mis redes sociales para ver y leer más detalles de mi viaje.

Después de haber visitado varios hoteles, aquí os presento mi selección para que podáis elegir entre diferentes tipos de hoteles y presupuestos:
- Azulik Tulum: literalmente es el hotel que más me ha impresionado en los últimos años, completamente construido de madera local y totalmente integrado en el paisaje. Los huéspedes son bendecidos por un chamán a la llegada, y conducidos por un “ángel” (o guía) a la habitación a través de caminos exóticos de madera. Las suites y cabañas también son de madera y son de un diseño muy cuidado y muy bonito, en su mayoría disponen de bañera dentro de la suite y en la terraza.
A excepción de los lugares públicos, el hotel no dispone de electricidad ni aire acondicionado ni teléfono ni wifi en las habitaciones, la intención es desconectar de la tecnología y del mundo moderno y llegar a conectar con la naturaleza y con nosotros mismos. Es una perspectiva distinta del lujo, una auténtica y de aprendizaje.
El lujo es también disfrutar de los platos del chef Jorge Ildefonso en el restaurante Kin-toh y su cocina de vanguardia Maya, donde todos los sentidos intervienen, y donde el chef ofrece sólo productos autóctonos con técnicas mexicanas y combinados con elementos internacionales.
El spa y su diseño está enfocado en hacer énfasis en los rituales mayas ancestrales. Se intenta llevar al cliente a un profundo estado de meditación y reflejarse en la verdadera experiencia maya.
Para ver mis fotos de Azulik Tulum linkar aquí
En este link podéis ver mi vídeo de mi suite en Azulik Tulum
En este link podéis ver mi vídeo del Maya Spa en Azulik Tulum
Para ver mi vídeo de Ikal en Azulik Tulum linkad aquí

- Coral Tulum: El Hotel Coral Tulum me encantó, por su tamaño, simpatía y servicio de todos los empleados, por el diseño de sus habitaciones, y sin duda, está en mi top de hoteles de la zona. El hotel es pequeño, dispone de veinte habitaciones, todas ellas con vistas al mar (con más vista o con menos vista), y todas con piscina privada y una bonita terraza. En conjunto muy de instagram. Todas son iguales, la única diferencia es si son planta baja o primera planta y sus vistas. Mi habitación está en una primera planta y es preciosa: bajo la palapa con un techo inmenso. Cama con dosel y mosquitera, preciosa. 
Ninguna habitación dispone de bañera, todas tienen una ducha enorme doble. Las amenidades del baño son de miel hechas por la comunidad en Macario Gómez. Me encanta que los hoteles utilicen productos artesanos y de proximidad. 
Cilantro's es el restaurante donde disfruté de diferentes platillos, todos creados por el chef Leonel Cupul, entre otros de unos inolvidables tacos de langosta. Auténtica cocina mexicana y mucha inspiración e innovación del chef Leonel quien sólo utiliza ingredientes locales y de altísima calidad para darle protagonismo al sabor del producto. Además la decoración es simple pero muy auténtica con fabulosas mesas de azulejos multicolores del lugar: "mi mesa" fue la que estaba al lado del pequeño acuario.
Para ver mis fotos de Coral Tulum linkar aquí
Para ver mi vídeo de mi suite Estrella en Coral Tulum linkar aquí

 - María del Mar: Es uno de los hoteles que más me gustó: dispone de sólo 18 habitaciones repartidas en varios pabellones de dos plantas. De estilo sencillo pero muy chic, todas las habitaciones están decoradas con elementos locales, desde la madera al cubrecama a las cortinas de yute, todo hecho por artesanos. Una preciosa piscina con sus palmeras para fotos perfectas de Instagram en la parte pública, y una zona de spa al aire libre con vistas al mar.
El restaurante es argentino y tiene fama de ofrecer muy buenas carnes (como tiene que ser en un restaurante argentino)
El hotel es sólo para adultos, cosa que me gusta especialmente.

- Tulum Hotel El Pez: Hotelito encantador de tan solo 18 habitaciones y abierto en el año 2010. Desde la entrada al hotel hasta la parte de la playa, os encantará.
Podéis escoger alguna de las habitaciones reformadas o la casa grande -con su cocina- si sois más de dos personas. Todo decorado con un estilo marinero chic, donde predominan los colores cálidos y los azules. 
Dispone de una piscina en la parte trasera del hotel.
Me comentan que su brunch es de los mejores de Tulum
El hotel pertenece a Colibrí Hotels y forma parte de Small Luxury Hotels
En este link podéis ver mis fotos de Tulum Hotel El Pez

- Mi Amor: Este precioso nombre refleja lo que nos encontramos en su interior: un encantador hotelito de tan sólo 18 habitaciones, sólo para adultos. Al entrar ya vemos la piscina infinita que vertebra la zona de habitaciones con la zona de restaurante. En las partes públicas su decoración es de tonos blancos, y en las habitaciones se transforman en un ambiente rústico contemporáneo. Algunas de las habitaciones disponen de mini piscina privada.
No dispone de playa de arena, pero las rocas que dan directamente al mar, están decoradas con hamacas o fabulosas camas balinesas donde poder relajarnos. Todo el hotel presenta un diseño muy sofisticado, me encantó.
Dispone de un pequeño spa con dos salas de tratamientos.
El hotel pertenece a Colibrí Hotels y forma parte de Small Luxury Hotels
Para ver mis fotos de Mi Amor Hotel Tulum linkar aquí

- La Zebra: Otro bonito hotel de Colibirí Boutique Hotels; La Zebra fue abierto en el año 2006 y dispone de 29 habitaciones todas muy amplias y con un sofá que puede servir de camas. 
La gran playa del hotel está repleta de hamacas, camas balinesas, palmeras, etc, es fantástico.
Dispone de una gran piscina en la zona superior del restaurante y que cuenta con un bar que sirve deliciosos jugos y cócteles.
La Zebra también forma parte de Small Luxury Hotels
Haced click aquí para ver mis fotos de La Zebra

Mezzanine: en este coqueto hotel de tan sólo nueve habitaciones me alojé una noche. Mi habitación constaba de una parte baja donde estaba la cama y el baño y un altillo donde había una zona de relax con una silla colgada del techo. Todo el hotel es en conjunto encantador pues su gran piscina y las palmeras dibujan la postal perfecta del Caribe. 
Su gran terraza, camas balinesas y hamacas esparcidas a lo largo del acantilado que da a la playa, son perfectas para el relax total. Y es un hotel sólo para adultos. 
Curiosamente tiene un restaurante tailandés que es famoso en toda la Riviera Maya porque el chef Chef Garn Surasak cocina auténticamente platos clásicos tailandeses y cené espectacularmente.
El hotel pertenece a Colibrí Hotels y forma parte de Small Luxury Hotels
Para ver mis fotos de Mezzanine linkar aquí
Para ver mi vídeo de Mezzanine linkar aquí

- Hip Hotel Tulum: abierto en el año 2009, cuenta con 33 habitaciones de las cuales 10 son cabañas con vistas al mar; dos grandes suites familiares tienen vistas al jardín. Todas las habitaciones disponen de una hamaca cosa que es perfecta para disfrutar de las vacaciones caribeñas. 
En el hotel cuentan con un pequeño huerto ecológico e intentan cocinar sólo con productos locales.
Cuando lo visité, la playa tenía bastantes tortugueros, es decir, de lugares donde las tortugas ponen sus huevos y el hotel lo vigilaba para que las tortuguitas nacieran bien. La playa es muy grande.
Dispone de una cabaña a modo de spa donde disfruté de un fantástico tratamiento con barro local y un masaje. 
Para ver mis fotos de Hip Hotel Tulum linkad aquí

- Amansala: En sánscrito Aman significa paz y sala significa agua, de hecho el hotel fue uno de los primeros que se abrieron en la zona. Está pensado como hotel para hacer yoga y ponerse en forma, y se promocionan como Bikini Bootcamp; su objetivo es la restauración de la mente, cuerpo y espíritu; cuenta con tres grandes salas para practicar yoga. Se puede reservar sólo lo habitación, pero mayoritariamente quien se aloja allí participa en un programa de actividad física. En el resort hay pizarras con el horario de las diferentes actividades diarias.
Es de los pocos hoteles que tiene una bonita piscina infinita encima la playa.
Los Amansala son tres hoteles, uno en el pueblo de Tulum -que no visité- y dos en la Tulum playa. Las 45 habitaciones de este Amansala, son realmente muy básicas; algunas tienen vistas a mar y otras a los jardines. Como toiletries utilizan productos de miel elaborados por los artesanos de la zona.
Para ver mis fotos de Amansala linkar aquí

Para ir a Tulum, se tiene que volar al aeropuerto de Cancún y conducir unos 120 kilómetros. 
Desde Ciudad de México hay 15 vuelos al día de Aeroméxico, por lo que la oferta es múltiple y en aviones como Boeing 787 o Embraer 190.
Es la única aerolínea mexicana que cuenta con Clase Premier y AM Plus para volar hasta allí, y además llega a la nueva terminal 4 del aeropuerto de Cancún
En una hora y media se llega cómodamente al aeropuerto más importante de Quintana Roo.