Mi selección chic en Condesa y Roma Norte (Ciudad de México): diseñadores, restaurantes y shopping

Que me encanta México y especialmente Ciudad de México es una obviedad, intento ir al menos una vez al año. La ciudad es enorme y para mi presenta una oferta tan variada que en realidad, me queda muchísimo por conocer. Además es una ciudad muy cambiante, con mucha vida y una pasión propia de los mexicanos que me encanta. De entre mis colonias -barrios- preferidos, os recomiendo: Polanco, Roma, Condesa, Xochimilco, Coyoacán, el San Ángel, etc.

La comunidad más vibrante y creativa tienen Condesa y Roma como colonias predilectas, y allí se encuentra de todo y más: desde tiendas de diseño, galerías de arte, a la última inspiración culinarias. En mi último viaje, me he alojado en el maravilloso hotel Four Seasons México City y partiendo desde el hotel he recorrido estas dos colonias para encontrar lo que más me gustase y poderlo compartir en mi blog.


he querido descubrir algunos diseñadores y lugares que mis amigas me recomendaban, y que he encontrado paseando entre Roma Norte y Condesa, de tiendas en las que he entrado – en algunas incluso, he comprado-, cafés que he degustado, desayunos y cenas. Creo que os encantarán.
Restaurantes y cafés:
- Corredor Salamanca: Es una especie de mercado al abierto con diversos restaurantes, cafés donde se puede comer y degustar platillos. También hay varias pantallas para ver partidos de fútbol, baloncesto, etc 
Dispone de terraza amenizada por un Dj que pone ambiente al lugar. No os perdáis las 42 diferentes cervezas artesanales que encontraréis en Corredor Salamanca.
 

- La vida en verde: es un restaurante totalmente desenfadado donde nos proponen la vida sostenible y comida saludable (no sólo vegetariana). Productos frescos de kilómetrocero, slow food, ensaladas, aderezos artesanales, todo respetando las cualidades de los ingredientes.
 

- Casa Awolly: Para encontrar este restaurante, tenéis que buscar bien: ningún cartel anuncia que ya hemos llegado (está al lado de Estado Natural). Al entrar os sorprenderá gratamente su decoración surrealista y sus colores vibrantes. Un gran patio con un mural alucinante, y tres salas privadas (la blanca, la azul y la verde), más un balcón con bar. Los muebles antiguos o vintage con un toque actual. Menú de cócteles y propuestas de gastronomía mexicana.

- Fonda Fina: un agradabilísimo restaurante donde cené con mis amigas, su decoración de tonos oscuros y rústica, conjuga muy bien con el menú de propuestas mexicanas con un toque moderno; el menú fue diseñado por Jorge Vallejo de Quintonil. Entradas con hermosos platos de aires nostálgicos -no os perdáis las croquetas ni los peneques rellenos de requesón- Toda la vajilla es preciosa.
Las carnes se cocinan en la cocina a la vista del restaurante. Estuvimos muy bien, y sin duda, es un lugar donde volveré.

- Freims: un bar con multipropuesta: desde vender vinilos, a libros de pequeñas editoriales independientes, a conciertos o espectáculos en su patio. Ese patio es único en la zona, y quieren ser lugar de encuentro de los vecinos, ofrecer un espacio de cultura y encuentro.
Además hacen cócteles con café (sí, tal cual has leído) y están especializados en café y todas sus variantes. Me encantó.

- La esquina del té: Es literalmente una esquina con cientos de propuestas de tés de todo el mundo , y fue una de las primeras tiendas/teterías que se abrieron en Ciudad de México especializada en este producto. Como su lema dice, "tómalo con calma, tómate un té", cuando entré en La esquina del té, ya respiré una buena onda y una tranquilidad especiales.
Y además el servicio es fantástico; si os gusta el té y estáis por la zona, no dejéis de ir.

- Pastelería Suiza: si sois unos golosos irremediables y queréis probar una pastelería histórica y deliciosa, este es vuestro sitio. Esta histórica tienda, fue abierta en 1942 por un catalán que había ido a Suiza de joven a trabajar y aprendió el oficio de pastelero. Más tarde llegó a México huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Y fue en México donde por fin abrió su propia pastelería. Conoció a su mujer quien era pintora, y es por eso que en la tienda se pueden ver reproducciones de Picassso y otros artistas.
Especializades suizas, catalanas y mexicanas, dulces y saladas. Una tentación.

- Nevería Roxy: es una heladería tradicional que nació en 1946 como un bar, y después se convertió en una heladería (nevería como se dice en mexicano). Los hijos de los fundadores, son los que siguen con las mismas recetas, ampliando el negocio y manteniendo una fiel clientela.

- Churrería el Moro: encontramos varias por todo México. La de Condesa está en Avenida Michoacán 27, un encantador local donde no dudéis pararos para disfrutar de sus buenísimos churros. 
La churrería fue fundada en 1935 por Francisco Iriarte, quien llegó a México desde un pueblo llamado Elizondo en el valle del Baztán, España. En 1933, el fundador, al ver que en México no se vendían churros, instaló un carrito en el Zócalo de la ciudad. Poco a poco fue ganando popularidad, y gracias a esto, fue posible adquirir su primer local en el año de 1935.
Ahora se encuentra en centros comerciales y en diferentes colonias. Realmente super famoso en la Ciudad de México.

- Estado Natural es una despensa a granel, es decir, todo tipo de productos pero sin estar embolsados, cada uno elige su cantidad. Si es algo a lo que estáis acostumbrados y que además os permite probar productos mexicanos, id aquí y podréis probar dulces mexicanos y otras cosas poco conocidas para los no mexicanos, y así degustáis.

Mis propuestas en tiendas de diseño y galerías de arte:

- Anythingelse:  aquí encontraréis todo lo que se os ocurra, sea para decorar, para utilizar o para el hogar, accesorios, decoración, de todo, especialmente hecho en México. Yo que soy muy frikie de los gadgets de diseño, me encantó.

- Toco madera: Pequeña y coqueta tienda de productos creados en México, desde ropa a accesorios y bisutería. Con un toque indígena en su diseño y mucho material natural, -de hecho sus productos provienen de comunidades que reflejan la realidad de los habitantes que la integran-.

- Mam Boutique de la emprendedora y diseñadora Michelle Aubert: sólo diseño mexicano, en una tiendo super mona de ropa y accesorios. Yo me compré un bolso precioso. 
Marcas como las joyas de Letícia Llera, lencería de Itrova Studio de la diseñadora Itzel Romero, Hemlock con sus bolsos y accesorios veganos, y un largo etcétera.

- Galería Karen Huber: Es una plataforma de arte contemporáneo comprometida con la producción de proyectos curatoriales y la promoción de artistas jóvenes con trayectoria ascendente en la esfera nacional e internacional.
Su enfoque es principalmente la producción pictórica y la exploración de estos procesos en otras disciplinas. La galería cuenta con un programa de residencias para artistas internacionales, con la intención de extender el panorama artístico del país y acercar al público mexicano a un mejor entendimiento de los paradigmas existentes en el extranjero.

- Galería G70: esta preciosa galería de arte abierta en Diciembre de 2017, presenta sólo a artistas mexicanos desde Leonora Carrington a José Luís Cuevas, pinturas, esculturas y forjados.

Y también quiero compartir dos tips de belleza, (en Polanco esta vez), uno en Palacio del Hierro -que ya por su arquitectura merece una visita- es un tratamiento facial con Diamonds Collection de Natura Bissé. Es un tratamiento que me hago cada pocas semanas, y en México mi lugar es en este prestigioso centro comercial. 

Y también en Polanco, si vuestro cuerpo os pide una pausa os sugiero un masaje o tratamiento en Hela Spa, situado en la décima planta del hotel Presidente Intercontinental. Yo disfruté de un masaje de piedras calientes que es uno de los signature del spa, y además disfruté de la zona de jacuzzis (con vistas fabulosas), saunas y unos deliciosos jugos.
En este link podés ver mi vídeo del precioso Hela Spa