Mis sugerencias chic en Central y Wanchai (Hong Kong): diseñadores, restaurantes y shopping

En la mayoría de mis viajes me muevo por mi curiosidad de conocer nuevos hoteles. En mi última visita a Hong Kong pude conocer, por fin, The Murray, un hotel del cual llevaba tiempo oyendo hablar pues era el protagonista de una intervención arquitectónica y de preservación del patrimonio única. El edificio ya existía como oficinas del Gobierno desde 1969. Y ahora forma parte de los iconos de la ciudad y además es uno de los mejores hoteles de Hong Kong

He disfrutado de una estancia fantástica en The Murray, todo el hotel está diseñado con unas líneas claras y simples, y con el protagonismo del blanco, negro, algunos toques sofisticados de oro, y madera. Sinceramente me encanta. 


Además cuenta con una cosa que lo hace único: la terraza Popinjays, en Hong Kong no abundan las azoteas con vistas, y sin duda, eso lo hace especial

Para ver ver todos los detalles del hotel The Murray Hong Kong linkar aquí
Para ver el vídeo de mi habitación en The Murray Hong Kong linkar aquí
Para ver el vídeo de Wellness at The Murray linkar aquí

He estado en Hong Kong muchas veces, y me encantan sus diferentes distritos, y descubrir “zonas” nuevas, es decir, donde no me haya alojado anteriormente, y buscar lo que más me apetece: galerías de arte, tiendas de diseño local o cafeterías o bares bonitos. Siempre que sean a corta distancia caminando. Mis sugerencias cerca de The Murray:
The Foreign Correspondent Club fue fundado en el año 1943 en Chongqing durante la ocupación japonesa de China. Tuvo diversas sedes hasta que en 1982 se instaló definitivamente en su actual sitio. Cuando se inició la guerra de Vietnam en 1963, Hong Kong era el sitio elegido por la mayoría de periodistas cubriendo conflictos en Asia, y es por eso que en la ciudad tuvo diferentes sedes.
Su restaurante a parte de ofrecer comida internacional, con especialidad en la de origen chino o indio, se come super bien.

Tai Kwun: Centro de patrimonio y artes, quiere servir como fuente de inspiración, estimulación y diversión para los Hongkongneses. Situado en la antigua Estación Central de Policía, es uno de los proyectos de revitalización más importantes de los últimos tiempos y está compuesto por tres edificios declarados monumentos: la estación central de policía en sí misma, la magistratura central y la cárcel Victoria.

Dentro del complejo encontramos tiendas, restaurantes, galerías de arte y una parte de museo y tienda.

Os propongo una serie de tiendas y restaurantes que me gustaron durante mi visita:
Phoenix sweets: pequeñísima tienda con preciosos cupcakes, galletas personalizadas, pasteles y similares, totalmente artesanos.

Van Gogh Senses: pastelería y tienda de tés y regalos, todo inspirado en dibujos y cuadros del célebre pintor holandés Van Gogh

Touch Ceramics: tienen cerámica de diferentes artistas locales cambiando cada mes. Organizan también workshops para promocionar la cultura de la cerámica.

Harrison Wong: moda masculina y accesorios diseñados y hechos en Hong Kong. Me encantó

Madame Fú: tiene dos emplazamientos en el complejo: uno es bar y el otro es restaurante, ambos monísimos, que sólo por su diseño de interiores, ya vale la pena ir. Y su terraza para tomar algo en muebles aterciopelados es fabulosa

A poca distancia a pie de Tai Kwun os sugiero:
Shanghai Tang: es la tienda principal de la ciudad. Soy ultra fan de esta marca que ofrece moda, accesorios y también complementos del hogar con el característico toque elegante chino. Sólo por oler el perfume característico de la Shanghai Tang, ya vale la pena visitar la tienda.

Si váis allí, no os perdáis una visita a la terraza de Duddells que tiene un restaurante con estrella Michelin, pero también una cafetería donde se dice que el brunch es magnífico. Si aguantáis el calor, y queréis una zona tranquila, buscad esa terraza.

En la zona de Wanchai donde fui de la mano de mi amiga bloguera especializada en gastronomía Dorothy Ma
Bakehouse: pertenece a mi amigo el pastelero suizo Gregoire Michaud a quien conocí cuando era el jefe pastelero en el hotel Four Seasons Hong Kong, tiene esta panadería artesanal donde siempre hay colas para comprar sean los mejores croissants de la ciudad, sea cualquier tipo de pan. Y zona de cafetería. Todo delicioso.

Goodies es la tienda perfecta si sois unos foodies y buscáis productos chinos de calidad y delicatessen locales

Noc: esta mini cafetería es la preferida en esa zona de mi amiga Dorothy Ma, especialmente por su café perfectamente tostado y delicioso:

Templo Hung Shing: primero fue tan sólo una altar construido en una roca que estaba en la orilla, pues Hung Shing es la Deidad que proporciona protección en el mar, adorada por los pescadores y comerciantes del mar. Con los años, recuperación de tierra ha "presionado" el templo hacie el interior. Se estima que fue construido ente 1847 y 1852.

Para llegar a Hong Kong, escogí volar directamente con Singapore Airlines desde Barcelona a Singapur y pasar un par de noches en la ciudad-estado para adaptarme al horario asiático. Después en menos de cuatro horas llegué a Hong Kong