Mi selección de terrazas y miradores en Lisboa

Cuando llego a una ciudad siempre procuro llevarme una impresión desde algún punto elevado, que puede ser una torre de televisión, una colina en la ciudad o alguna terraza donde pueda relajarme especialmente al caer el sol. Los tejados de las ciudades hablan de ellas, sus tejas y sus terrazas privadas evocan un cierto misterio y nos invitan a imaginarnos sus vidas.
Lisboa es una ciudad de moda, y parece que el mundo la haya descubierto en los últimos años, y es polo de atracción de muchísimos turistas. Yo la conocí por primera vez hace veinte años y regreso siempre que puedo.

Es una ciudad con cuestas y colinas, por lo que contad en coger algún tranvía, en visitarla por zonas, o recorrerla en tuktuk -como yo hice con Four Seasons Hotel Ritz-.

En las terrazas y miradores de Lisboa se divisa siempre al horizonte el río Tajo, las azoteas de Alfama y el centro histórico con el puente 25 de Abril a lo lejos.
He querido seleccionar mis lugares favoritos en Lisboa para disfrutar del paisaje; y como todas las urbes, la capital lusa se suma a la moda de las terrazas urbanas con vistas. En su mayoría abiertas todo el año gracias al buen tiempo portugués. Mis preferidas:
- Sky Bar en el hotel Tivoli Avenida Liberdade: la fabulosa configuración de la terraza nos ofrece diferentes lugares para sentarnos y disfrutar. Tiene una capacidad de hasta 350 personas.
El artista portugués Luio Zau ha diseñado el espectacular mural que rompe el monocromático color blanco de la terraza, con una explosión de colores. Cuenta con una carta de cócteles y otra de comida ligera, ideal para tomar algo o cenar.
En este link podéis ver mi vídeo de la terraza Sky Bar
En este link podéis ver mis fotos del Tivoli Avenida Liberdade
En este link podéis leer mi experiencia en Tivoli Avenida Liberdade

- Varanda Restaurant en Four Seasons Hotel Ritz: este maravilloso y elegante restaurante dispone de una zona exterior con mesas para degustar sus platos, y otra de más grande donde tomar algo o también comer. Vistas desde lo alto de la Avenida Liberdade. Es una terraza discreta y sofisticada. 
En este link podéis ver mis fotos de Four Seasons Hotel Ritz

Su terraza en la azotea es sólo para los huéspedes y está habilitada para hacer deporte -uno de los mejores gimnasios con vistas en los que he estado-, sólo los que se alojen en Four Seasons Hotel Ritz podrán disfrutar de las vistas desde esta terraza.

- Bar Terraza Limão en H10 Duque de Loulé: está situada en la décima planta del precioso hotel diseñado por Lázaro Rosa Violán, cuenta con dos zonas diferenciadas, una cubierta y otra al aire libre con impresionantes vistas sobre Lisboa y el estuario del Tajo. Es el lugar perfecto para terminar el día tomando un cóctel o para picar algo disfrutando del  atardecer de la capital lusa.
Linkar aquí para ver mis fotos del hotel H10 Duque de Loulé

- Memmo Terraza en Memmo Alfama Hotel: esta preciosa e inmaculada terraza donde los colores blanco y el rojo son los protagonistas, dispone de una pequeña piscina infinita roja (es la segunda que conozco, la primera está en The Library Hotel en Koh Samui) y un coqueto bar con vistas espectaculares a Alfama. Entrad y consumid algo en esta fabulosa terraza.

Lisboa es una ciudad con siete colinas, por lo tanto cuenta con muchos rincones con vistas, algunos convertidos en miradores muy populares. Mis preferidos:

 - Elevador de Santa Justa: uno de los clásicos e icono de la ciudad. Obra de Raúl Mesnier du Ponsard –discípulo de Gustav Eiffel- es de estilo neogótico y fue inaugurado en Julio de 1902. Está a 45 metros de altura y ofrece vistas de Baixa Lisboa, del Castillo y del río Tajo. En el piso superior tiene un café que ofrece una vista de 360 grados sobre la ciudad.
El elevador forma parte de la empresa de transporte público de Lisboa

- Mirador de San Jorge: es otro de los must-see de la ciudad, es el mirador más icónico de Lisboa. Dentro del Castillo de San Jorge, con unas vistas impresionantes sobre la ciudad y el río Tajo, domina todo el paisaje alrededor. Fue construido a finales del siglo XVIII, pero las murallas que lo soportan datan del siglo XIV. Gran parte fue totalmente reconstruida en 1940 y es así como lo podemos visitar hoy en día. El mirador queda dentro de la zona del Castillo de San Jorge, y allí encontraremos los cañones que antaño protegían la fortaleza: son muestra de su historia y le da un aire de exotismo para las fotografías de los turistas.
Para más información sobre el Castillo de San Jorge leed este artículo en Hanway

- Mirador de San Pedro de Alcântara: Uno de mis preferidos pues están entre Bairro Alto y Principe Real, es de hecho un parque con vistas. Se vislumbra toda la Avenida Liberdade, Restauradores y Aixa así como en el lado opuesto el Castillo de San Jorge y sus murallas. Hay un bar para tomar algo.

Otros miradores espectaculares:
- Mirador de Santa Luzia: sin duda es el lugar más bonito de Alfama y probablemente de Lisboa. Los azulejos que la decoran contribuyen a su belleza, éstos muestran como era antes la Praça do Comércio antes del terremoto y de la toma del Castillo en manos de los moros. Llegar al mirador de Santa Luzia cuesta pero bien merece el esfuerzo (o tomad el Tranvía 28 hasta la parada Miradouro Sta. Luzia)
- Mirador portas do sol: otro mirador fantástico en Alfama, es como una gran terraza con vistas. Se divisa toda Alfama, y el Tajo, una preciosidad. Se llega caminando las cuestas de Alfama o con el tranvía 28