Mi selección de cafés "chic y healthy" en Ubud (Bali)

En Bali se encuentra la Asia más tradicional y más auténtica. Y al mismo tiempo podemos encontrar una isla muy masificada en según qué zonas, es por eso, que antes de organizar el viaje a Bali, mejor preguntéis a expertos.
Ubud está en el corazón de la isla y es muy popular por sus arrozales, por el bosque de monos, y por sus centros de relajación y yoga -que atraen a miles de visitantes de todo el mundo-. Es una de mis zonas preferidas y siempre es un placer volver a esta zona. 
Decidí volver a Ubud para practicar yoga durante una semana, y comer vegano, por eso, elegí una opción económica pero que fuese correcta #GraupixApproved: Dormir en Ubud Aura que está situado al lado de The Yoga Barn, el centro de yoga que me recomendaron. Yo lo elegí inspirada por una amiga de Hong Kong que pasó allí un mes entero. The Yoga Barn es una buena opción para quien quiera elegir entre cientos de diferentes tipos de yoga, desde las 7 de la mañana a las 9 de la noche a un precio asequible. A mi no me gustó pues son clases masificadas, con más de cien personas, por lo que practicamente no hay espacio entre esterilla y esterilla, y los profesores no pueden corregir posturas, es #GraupixNotApproved

Referente a los restaurantes veganos en Ubud la oferta es enorme, entre buenos restaurantes y warungs (restaurantes locales) y yo en una semana apenas he llegado a la punta del iceberg de la oferta. Inspirada por una sugerencia via instagram, he decido explorar algunos de los cafés y restaurantes que más me han llamado la atención y compartirlos con mis lectores.
Está lleno de sitios encantadores, todos "eco" y "bio", es decir, en su mayoría se describen como veganos –pero en su mayoría encontramos oferta de carne también, pero la mínima- y algunos de ellos son muy chic. El rollo saludable, hípster y todavía el hippy están siempre de moda en Ubud.

He aquí mi selección de cafés que ofrecen comida saludable y mis propuestas de alojamientos lowcost (de máximo 50€) y al mismo tiempo #GraupixApproved

Cafés y restaurantes:
- Clear Café sin duda mi preferido, por su oferta, por su diseño: sólo entrar nos tenemos que descalzar para poder acceder. Dispone de diversas salas para acomodarse, algunos sentados en el suelo con cojines. Yo opté por la segunda planta. Es al aire libre. En un rincón de la segunda planta se encuentra un pequeño spa.

- Warung Semesta es un sencillo restaurante vegano donde comí un delicioso nasi goreng. Es al aire libre y elegí sentarme dentro. Me encantó y todos los empleados muy simpáticos, además de ser un sitio barato.

- Kafé Ubud es un bonito café al aire libre y que sirven bonitos platos de comida orgánica. Asientos incómodos​ y empleados simpáticos. 

- Sawobali es un pequeño restaurante vegano y sin gluten, de decoración poco gracil, donde ofrecen a diario un buffet libre all-you-can-eat por 50.000idr (3€), además de super apetecibles pasteles veganos caseros. Espectacular.

- Taksu es un restaurante, spa y retiro de yoga todo en uno. Su restaurante en el jardín es un remanso de paz y como en todos, se ofrece cocina básicamente vegetariana y muy cuidada. Al medio día disponen de un buffet de ensaladas. Deliciosos jugos.

- Earth Café & Market es una tienda de productos orgánicos y en su planta superior, un restaurante con terraza. Cené la bandeja india, falafel y una deliciosa cerveza de jengibre y azúcar de palma que producen ellos mismos. Sólo por degustar esa cerveza ya os vale la pena ir.

- Café Angsa es un restaurante todo de madera, que al fondo dispone de vistas espectaculares a los arrozales. Sin duda el mejor restaurante con vistas de Ubud. Cocina local e internacional

- Caramel Pâtisserie & Café ofrece pasteles hechos por ellos exquisitos. Sentarse en la terraza superior y ver el llenísimo centro.

- Petani: Es el restaurante del hotel Alaya Ubud (de cuatro estrellas) y por decoración es muy bonito y agradable, la comida correcta y los precios son de cinco estrellas.

En Ubud abundan los hotelitos en recintos donde viven diferentes generaciones de la misma familia y donde han habilitado algunas habitaciones para huéspedes, son los conocidos como homestay. Cuando se cruzan las puertas de estas casas, veremos diversas construcciones, jardín cuidado, muchas figuras esparcidas por el jardín, fuentes, estanques con peces, y por todas partes ofrendas a los dioses e incienso. He seleccionado algunas para que podáis disfrutar de Ubud a partir de 20€ por habitación. En su mayoría no disponen de web, y se les tiene que contactar vía email o vía booking.
- Ubud Aura: escondido en una callejuela no accesible en coche (contad que arrastraréis maletas), este pequeño hotelito, cuenta con una piscina en el centro y 7 habitaciones construidas a su alrededor. Yo escogí la suite más grande. El desayuno se ofrece en la pérgola de la piscina, y dispone de buffet de un par de frutas, de algunos dulces locales, café, té, un jugo diario y un plato principal a la carta. Precios a partir de 25 euros. La suite 56 euros.

- Rumah Kultur abierto en junio de 2017, disponen de 7 amplias habitaciones decoradas con buen gusto,  y ofrecen un pequeño buffet de desayuno todo cocinado por la propietaria. Me pareció encantador.
Reservad a rumahkulturubud@gmail.com o por booking

- Rembulan Inn & Spajusto ubicado en la esquina de la calle principal, esta casa dispone de 3 habitaciones, sencillas y no ofrecen desayuno. En cambio sí tienen un pequeño spa
Reservad por booking, en su tarjeta ni siquiera aparece el email.

- Three Ayu Family House es un sencillo alojamiento en familia. Una amiga mía de Hong Kong me lo recomendó pero no dispone de aire acondicionado y lo descarté. Todo sencillo y limpio. Pedid habitación en la planta superior, me gustaron más.
Reservad por email: threeayu.ubud@gmail.com o por booking

Para mis transfers desde el aeropuerto y para las excursiones mi referencia es Mario, por su eficacia, servicios y porque habla español perfectamente.
Para llegar a Bali elegí Qatar Airways por horarios y eficacia. El transfer en el fantástico Hamad International Airport es perfecto, incluso al regreso sólo disponía de 1 hora y todo bien calculado. Además, los aviones fueron los B787, el espectacular Dreamliner que en el caso de Qatar Airways la configuración es la mejor que conozco, con un amplio asiento totalmente abatible, múltiples cajones y recovecos para meter mis enseres y enchufes y puertos usb para ir cargando mis diversos aparatos. Me encanta.