El Thainess o “arte de vivir tailandés” hace referencia a la forma de ser y el sentir de los tailandeses, a la Cultura Thai, el estilo de vida Thai. Para mi, Thainess representa la increíble hospitalidad, deliciosa gastronomía, masajes y compras

Bangkok Soi 24: Lujo asiático y Thainess

En julio 2013 me entrevistaron en la contraportada del diario catalán Avui y el título de la entrevista fue “El lujo pueden ser muchas cosas, no sólo dinero”, y así es. No siempre todo es relativo al dinero, cierto que mayoritariamente asociamos dinero con productos de lujo. En el caso de los viajes, los hoteles de lujo pueden ser carísimos, y en algunos lugares de Asia, éstos hoteles son más asequibles, pero siguen siendo caros.
En Bangkok los precios de los hoteles oscilan entre los 60-75€ de algunos hoteles boutique, a los hoteles más caros de la ciudad que pueden costar unos 300€ en temporada baja (300€ para un hotel de lujo, no es nada caro). El precio de ese mismo hotel en según qué ciudades podría multiplicarse por 3 o 4 veces.
Por eso quiero compartir mi última experiencia en Bangkok: alojarme en Hyatt Place Bangkok Suhumvit, inaugurado en Octubre 2017 en Soi 24, una zona que me encanta, y todo lo que se puede hacer a pocos pasos de distancia y que representan la Tailandia más auténtica, el Thainess: gastronomía, masajes, compras y todo a un precio muy asequible, lujo asiático:
Esta calle me trae muchos recuerdos pues mis dos primeras veces en la ciudad me aloje en un hotel legendario que ya no existe, el Imperial Queen’s Park, ahora reconvertido en Marriott Marquis Queen's Park.
En este link encontraréis mi selección de hoteles de todos los precios, y todos #GraupixApproved y si miráis #GraupixBangkok podréis ver todos mis comentarios en redes sociales sobre mi experiencia en la ciudad.

El nuevo Hyatt Place cuenta con 222 habitaciones de decoración contemporánea y muy cálida donde predominan la madera de haya y los grises. Con pocas sofisticaciones y muchas practicidades (gracias por poner múltiples enchufes). Las habitaciones Specialty, como la mía, con grandes ventanales con vistas al Queen’s Park. Simpáticas amenidades, secador potente (como tiene que ser, y este comentario sólo lo entenderán las mujeres), una gran y cómoda cama, un gran sofá y un amplio escritorio para trabajar. Todo lo que necesito.
Linkar aquí para ver mis fotos de Hyatt Place Bangkok Sukhumvit 
Linkar aquí para ver mi vídeo de Hyatt Place Bangkok Sukhumvit 

En la planta 19 se encuentra una coqueta piscina no muy grande pero suficiente para apaivagar los calores tailandeses, y un gimnasio con diferentes salas.

El desayuno en la tercera planta ofrece platos fríos y calientes, que incluyen noodles, dimsum y huevos. Y además Nutella!

En la planta 28 encontramos lo que seguro será una de las terrazas de referencia de la ciudad: Aire Bar con vistas 360 grados de la ciudad, una parte abierta, otra cubierta y además dispone de unas salas para poder organizar eventos privados con vistas a Bangkok. Y sus cócteles deliciosos (probé dos: Suffering Bastard y Passion in the Aire, más información en este link)

Mi experiencia en Hyatt Place fue excelente, y os recomiendo que si váis a Bangkok por 3 o 4 días, elijáis la zona de Sukhumvit Soi 24 porque es perfecta para moverse y para tener todo lo que representa Tailandia al alcance la mano.
En la misma calle, el Soi 24, encuentro todo lo que necesito para ser feliz en Bangkok, y todo a pocos metros de distancia:
- BTS o skytrain para moverme con rapidez por la ciudad. Jamás elijáis un hotel en Bangkok que no tenga el BTS cerca, esto significaría añadir unos 30 minutos a cada desplazamiento. Mínimo
- Masajes y manicuras baratísimas: varios centros sencillos que ofrecen thai massage o foot massage por pocos bhat (entre 250 y 500BHT), no esperar ningún lujo del local ni ambiente, pero el efecto del masaje lo tendréis!. Justo el de enfrente del hotel fue el que elegí para hacerme un masaje de pies antes de subir para ir a dormir. La mejor manera de acabar el día.

- Masajes más sofisticados: en Asia Herb Association encontraremos un centro especializado en masajes con la compresas de hierbas tailandesas y todo en un ambiente muy cuidado, y además con precios contenidos. Pagué 1100BHT por un tratamiento signature de 90 minutos: masaje tailandés de una hora seguido de masaje con las compresas de hierbas de 30’. Salí literalmente flotando

- Hideaway Salon & Spa: peluquería y manicura en un entorno coqueto y a precios muy asequibles. Saliendo del Hyatt Place a mano derecha la primera callejuela.

- Narayaes la tienda perfecta para comprar recuerdos (especialmente nos gusta a las mujeres): ropa, bolsos, todo tipo de bolsas, sombreros, foulards, etc. Todo con telas de motivos tailandeses, y os aseguro que tendréis mucho éxito. Es la versión barata de mis souvenirs preferidos: Jim Thompson, que lo encontraréis en los centros comerciales adyacentes Emporium o EmQuartier.

- Dos centros comerciales con tiendas de lujo, centros de belleza, restaurantes (no os perdáis el food court en la planta superior del Emporium), etc EmQuartier y Emporium. Si vuestro objetivo es comprar marcas, estos dos centros comerciales están literalmente a cinco minutos caminando del Hyatt Place.
- Coffee break at Library: una cafetería-librería de inspiración coreana monísima, justo saliendo del hotel, la primera callejuela a la derecha. Y con un café delicioso y pasteles hechos por ellos mismos.

- Restaurante tailandés espectacular: Na Chalong está a dos minutos del hotel, saliendo hacia la derecha y cruzando la calle. Está algo escondido, porque está como construido en la parte posterior de un edificio, y ocupa lo que debió ser en su momento una casa señorial. De decoración chic en tonos blancos y negros, están especializados en platos del sur de Tailandia. También encontraréis todos los típicos tailandeses. Precios simpáticos.

- El Seafood Market está situado a tres minutos del Hyatt Place, es impresionante entrar ni que sea para verlo: acomoda a unas 1200 personas y fue abierto en 1973. Su lema ”if it sweems, we have it”, es decir, "Si nada, lo tenemos”. Es sólo pescado y marisco, están a la vista, uno elige, pesan, y se cocina como se desea. No es nada barato y llegan hordas de turistas chinos en autobús. Es toda una experiencia probarlo.

- Por toda la calle, y especialmente en la esquina del Sukhumvit Soi 24, donde se toma el BTS está lleno de puestecitos de Street food, o sea que podemos comer bien por poco dinero. 
El resumen de una experiencia tailandesa en pocos metros y como centro el Hyatt Place Bangkok Sukhumvit.

Para llegar a Bangkok elegí Qatar Airways por horarios y eficacia. El transfer en el fantástico Hamad International Airport es perfecto, incluso al regreso sólo disponía de 1 hora y todo bien calculado. Además, los aviones fueron los B787, el espectacular Dreamliner que en el caso de Qatar Airways la configuración es la mejor que conozco: con un amplio asiento totalmente abatible, múltiples cajones y recovecos para meter mis enseres y enchufes y puertos usb para ir cargando mis diversos aparatos. Me encanta.